Cine y más Cine y más

30 nov 'Amigos', emotiva película francesa

Temas:

Un hombre negro y otro blanco. El primero es pobre y ausente de educación formal y el otro es millonario y con una fría alcurnia académica. Uno es alegre, libre pensador y sabio, y el segundo, taciturno, pragmático y encadenado al desamor.

Hasta allí, parece que el drama Amigos (Intouchables, 2011) es una versión francesa y contemporánea de la película estadounidense Driving Miss Daisy (1989), de Bruce Beresford, en cuanto a que ambas producciones tienen como epicentro a dos personajes distintos que una situación equis los une y que su amistad les brindará más de una enseñanza.

Si se le añade a la trama que una de las personas es sana y extrovertida y la otra enferma y tímida, entonces rozaría los límites planteados en otro título de Hollywood sobre opuestos que se atraen: Rain Man (1988), de Barry Levinson.

En esta ocasión la novedad, si la palabra cabe en el cine y en la vida, es que se debe agregar que uno es inmigrante africano y en libertad condicional por robo, y el otro es un aburrido y honesto ciudadano francés, y lo que es aún más relevante, que se basa en un hecho que ocurrió realmente.

Sí, es verdadera la historia de Philippe (François Cluzet), un rico que está paralizado del cuello hacia abajo por un accidente de parapente y cómo llega a su mansión el bromista Driss (Omar Sy), que contra toda lógica termina cuidando al que pasa buena parte del día atrapado en una cama. Lo único hecho de ficción es que Driss era árabe y no negro.

La comicidad de Sy recuerda los mejores gags de Jerry Lewis y Eddie Murphy, mientras que Cluzet busca la manera de emular a Dustin Hoffman.

Más allá de la condición estereotipada de sus personajes y a pesar de manejar ciertos clichés que buscan reforzar su ternura y sentido de denuncia social, Amigos es una de esas cintas emotivas, encantadoras y de las que sales de la sala con una felicidad que ni los tranques vehiculares te quitarán.

Para el crítico Christophe Narbonne, de la revista Premiere, "el éxito de esta película reside en la evidente química entre los dos hombres, que no podrían adaptarse mejor a la historia y los personajes".

Rodríguez Marchante, del diario Diario ABC, la califica de "magnífica, hilarante, humanista, inteligente y fresca sin tener que apartarse un gran trecho del tópico".

DESEMPEÑO

Cuando Amigos hizo más de 12 millones de dólares en su primer fin de semana en Francia, fue la señal inequívoca de que se estaba ante un fenómeno de taquilla.

A este drama solo le tomó nueve semanas convertirse en la película francesa más vista por el público galo en la historia de su cine nacional, superando al entonces primer lugar, la comedia Bienvenue chez les Ch´tis (2008), de Dany Boon.

Su recaudación en su propio territorio superó los 33 millones de dólares y llegó a estar en 508 salas de cine de su país.

Esta cinta, escrita y dirigida por Olivier Nakache y Eric Toledano, se ha proyectado en Bélgica, Italia y Suecia, así como en los festivales de cine de Sarajevo, Tokio y Wisconsin, y su recaudación mundial supera los 350 millones de dólares.

Además, representa a Francia en la categoría de mejor filme extranjero en la ceremonia número 85 del Oscar, a celebrarse en 2013.

Deben ver Amigos, pues lo más seguro es que esta emotiva producción dure en la cartelera nacional una semana, o a lo sumo, 15 días.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.