Cine y más Cine y más

23 jun Calle 13: verdades cantadas

Temas:

¿Un Carnaval fuera de fecha? ¿Un encuentro festivo en la playa?

Podría pensarse que sí, pero en el medio incluyes la presentación de dos bandas (una panameña y una puertorriqueña) que promueven en sus canciones y en sus intervenciones públicas los derechos civiles y critican a los gobiernos corruptos, que nunca faltan, más la presencia de la cacica general de la comarca Ngäbe-Buglé, Silvia Carrera, abogando por un país más libre y justo. Entonces, el asunto es otro.

Era el concierto del colectivo istmeño Raíces y Cultura y de los hijos de la Isla del Encanto, Calle 13, en el Figali Convention Center el jueves pasado.

Los integrantes de Raíces y Cultura, así como René Pérez Joglar (Residente) y Eduardo Cabra (Visitante) de Calle 13 ofrecieron un espectáculo lleno de vigor y energía a un público que estaba igual de entusiasmado y que, en líneas generales, se portó bastante bien.

Los artistas nacionales salieron a escena a las 8:54 p.m., entonando pegajosas piezas como Te marchas, Iluminada, Feel High y Little Brother.

“La tierra no se vende y el pueblo se está dando cuenta (...) ¿Por cuántos años nos van a mantener con sus engaños? Panamá es soberana”, fueron algunas de las proclamas de Jah Kayan, vocalista de Raíces y Cultura.

A las 10:00 p.m., los muchachos de Borinquen ingresaron a la tarima del Figali como un huracán.

Ideas con ritmo

A las 10:00 p.m., las luces bajan su intensidad en el Figali Convention Center. En pantallas gigantes se proyecta un video sobre cómo elaborar una bomba poco convencional y más adelante se muestra, también en imágenes, una cuenta regresiva que se detendrá en el cero.

De a poco aparecen los integrantes de la banda Calle 13 y los gritos, en especial de eufóricas damas, hacen que la música quede opacada cuando cierra el desfile de artistas puertorriqueños René Pérez Joglar (Residente) cantando el Baile de los pobres.

Aunque el sonido del Figali tuvo sus momentos lamentables, la calidad de la música en vivo de Calle 13 sobrevivió, y así escuchamos y bailamos con gozo temas como No hay nadie como tú, A portarnos mal, Ven y critícame, Un beso de desayuno, Me voy pal Norte, La bala y Cumbia de los aburridos, entre otros.

Mensajes

Residente, cuando no estaba saltando por todo el escenario mientras cantó hasta llegada la medianoche, ofreció su opinión sobre acontecimientos que le alcanzan a más de uno.

Por ejemplo, compartió su preocupación por los que critican sin fundamento a los demás, y se burló de aquellos que producen programas televisivos de espectáculo cuyo contenido es una basura.

Acto seguido, como ha pasado en otros conciertos de Calle 13 en el continente americano, en el de Panamá le dio la palabra a la cacica general de la comarca Ngäbe Buglé, Silvia Carrera.

La dirigente indígena, quien agradeció la invitación hecha por Residente, pidió a los espectadores que apoyen las causas de los hermanos originarios y que condenen los megaproyectos que son aprobados sin consultar a todos los istmeños.

Después, Residente manifestó su preocupación por la violencia que crece como plaga en América Latina, y que los chicos piensan que ser hombre es disparar un arma cuando la verdadera revolución, dijo, era estudiar “para que los gobiernos no te agarren de estúpido”.

Quizás la pieza más emotiva de todas fue cuando le tocó el turno a la canción La Perla, que Calle 13 interpreta junto al maestro istmeño Rubén Blades, pues tanto la banda como la audiencia estaba de un sentimiento y una algarabía especial.

Más adelante comentó que se debe "celebrar la vida, hay que brinbar por ella". Acto seguido interpretó la que dijo fue la primera canción que escribió para el premiado álbum Entren los que quieran La vuelta al mundo. "La compuse en el momento exacto que debía tomar una decisión drástica en la vida: cambiar y pararme en el escritorio. Se la  dedico a los barrios, a los maestros. Es para recordar la comida de la abuela o el primer beso que dimos".

A las 11:30 a.m. Residente dice: "si quieren más, me dicen. ¡Qué viva América Latina unida!  ¡Viva Pananá, los estudiantes y la unidad! ¡No a la mineria contaminante!" y fueron saliendo los de Calle 13 del escenario y las luces bajaron.

El público comenzó a pedir otra canción, cada vez más fuerte, hasta que la banda regresó de a poco para ofrecer el tema Por ti.  Después  Residente compartió con los presentes que un buen día decidió bajar por el continente americano, para conocerlo, para sentirlo más y fue cuando brindó Latinoamérica.

Subió la temperatura del ambiente con Fiesta de locos, toda la audiencia le siguió en la locura, que se volvió entonces por completo colectiva. Al final, Residente tiró su sombrero y ahora sí Calle 13 desapareció. Eran las 11:55 p.m.

¿Fueron al concierto?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.