Cine y más Cine y más

04 feb Denzel Washington regresa con 'El Vuelo'

Temas:

Hay seres humanos autodestructivos por naturaleza. Ellos son la materia perfecta para los dramas fílmicos más angustiantes, pues ver cómo una persona es su propio enemigo, es algo que perturba a cualquier espectador.

Ese acto de hacerse daño a sí mismo da más dolor cuando el individuo en cuestión tiene algún don o habilidad que lo hace diferente. Es como si ese algo que lo hace especial en vez de colaborar en su cura o a que destaque sin problemas, forme parte de su condena o no le ayuda lo suficiente a seguir adelante. El cine ha encontrado lugar para contar los abismos que han recorrido esta clase de personas.

Desde la época muda con títulos como Les victimes de l'alcoolisme (Francia, 1904) y Charlot en el balneario (Estados Unidos, 1917) pasando a producciones cercanas en el tiempo como El Vuelo (Flight, 2012).

Este largometraje, firmado por el director Robert Zemeckis ( Náufrago y Forrest Gump), es protagonizado por Denzel Washington, quien por su papel de un alcohólico piloto de avión comercial está nominado al premio Oscar en la categoría de mejor actor principal, en una ceremonia que se llevará a cabo el 23 de febrero en Los Ángeles.

Si nos vamos más allá, el séptimo arte norteño le tiene estima a los que son dependientes del alcohol.

Quizás porque estrellas de Hollywood han vivido eso en carne propia como   antaño les pasó a Humphrey Bogart y Cary Grant o a figuras más recientes como Nick Nolte, Drew Barrymore, Robert Downey Jr., Lindsay Lohan y Britney Spears, entre tantos otros.

Por otro lado, porque es la oportunidad que tienen los intérpretes de hundirse en el lodo de la humillación, y contar historias sobre personajes que se pierden en el abandono absoluto o se salvan para contarla.

Incluso hay una especie de subgénero en Hollywood que se denomina alcoholismo, que desarrolla argumentos audiovisuales sobre hombres y mujeres que luchan contra las copas de más, una batalla que en ocasiones ganan y en otras pierden.

El Vuelo ha recibido dos nominaciones al premio Oscar: mejor actor (Washington) y guión original, y en ambas categorías estuvo en los Critics Choice Awards.  En los  Globos de Oro también fue nominado Washington y esta producción logró un Satellite Awards en el aparte de mejores efectos visuales.

Esta película es sobre un experto piloto que está divorciado, que se comunica poco con su hijo y que no tiene pareja estable. Sus únicos compañeros en su viaje al infierno en vida son la cocaína, las cervezas y el vodka.

En una ocasión tuvo una jornada severa: 10 vuelos en tres días. Encima, en uno de sus trayectos, de Atlanta a Orlando, se topó con una tormenta que, combinado con averías en la nave que piloteaba, lo llevaron a un aterrizaje forzoso, pero donde logró salvar a la mayoría de sus pasajeros y tripulantes.

¿Fue un héroe? Sí, pero horas antes había tomado como cosaco e inhalado cocaína como desesperado.

¿Hubiera llevado a cabo una maniobra aún mejor si hubiera estado sobrio? ¿Dónde comienza y termina la responsabilidad de su empresa por darle tanto trabajo y por no ofrecerle el mantenimiento adecuado al avión y qué nivel de responsabilidad tiene la empresa que construyó la nave?

Los más de 15 minutos que duran las escenas del avión sometido a la fuerza de la naturaleza son de lo más inquietantes que he visto últimamente.

Como señala Steven Rea, del Philadelphia Inquirer, “ Flight no es una simple historia de heroísmo, ni sobre un héroe caído. Las cosas son más complejas que eso - y son sus complejidades las que hacen que la película sea una experiencia más que satisfactoria”.

Mientras que la labor de Denzel Washington es más que meritoria, pues su antihéroe será todo lo malo del mundo, pero él le sabe brindar debilidad y fortaleza, que nos lleva a estar siempre a su lado, a no condenarlo por completo, ni tampoco le aplaudimos sus acciones. En ningún momento lo dejamos solo porque simpatizamos con ese hombre, tratamos de comprenderlo y deseamos que algún día pueda recobrar el buen juicio.

Bueno, Washington logra estremercenos porque es un artista consagrado. Estamos ante un hombre que ha obtenido dos premios Oscar. Uno como actor de reparto por Glory y el otro como intérprete principal por Training Day. Sin olvidar las nominaciones alcanzadas por sus dramas The Hurricane, Malcolm Cry Freedom.

Es como indica el maestro Roger Ebert, del  Chicago Sun-Times, “pocas veces el personaje de una película ha hecho un viaje tan angustiosamente personal como este, manteniéndote tu simpatía por él durante todo el trayecto

¿Qué les parece Denzel Washington como actor? ¿Qué les pareció El Vuelo?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.