Cine y más Cine y más

22 sep DocTv Latinoamérica: a favor del documental de la región

Desde 2005, el programa DocTv Latinoamérica tiene como meta incentivar y promover el valor y el alcance del documental en el continente.

Los 17 documentales de su quinta edición se rodaron bajo el tema ‘Elegimos la felicidad’. Por Panamá está ‘La felicidad del sonido’, de Ana Endara.

Temas:

Los documentales de este año estudian el significado particular de la felicidad para los personajes que pueblan estas historias audiovisuales.  Los documentales de este año estudian el significado particular de la felicidad para los personajes que pueblan estas historias audiovisuales.
Los documentales de este año estudian el significado particular de la felicidad para los personajes que pueblan estas historias audiovisuales. Cortesía

La quinta versión de DocTv Latinoamérica, programa que busca promover y dar a conocer el documental en la región, este año tiene como tema central “Elegimos la felicidad”.

En esta iniciativa participan 21 canales públicos y 17 institutos de cine del continente. La idea es que los 17 documentales vencedores sean emitidos a lo largo de 2016 en todas las televisiones públicas de la región.

Panamá ha sido representada en esta iniciativa por los documentales Familia, de Enrique Castro;El último soldado, de Luis Romero; Caos en la ciudad, de Enrique Pérez Him; El Héroe transparente, de Orgun Wagua y más recientemente con La felicidad del sonido, de Ana Endara, que será proyectado el 8 y 9 de octubre.

Desde la primera cita, que se llevó a cabo entre 2005 y 2007, hasta esta edición se han producido 75 documentales, “lo que refleja la importancia del programa para la producción y difusión del documental en Latinoamérica”, opina Consuelo Castillo, coordinadora de la unidad técnica de DocTv.

Dice que la principal fortaleza de esta propuesta está en su composición de países y televisiones públicas que hacen parte de esta red.

Este programa de la Conferencia de Autoridades Cinematográficas de Iberoamérica, detalla Castillo, “se ha convertido en la iniciativa más importante de apoyo a la producción y la distribución del documental en la región. Hemos cumplido con las metas de la quinta edición, pero vienen grandes retos para la sexta edición como la incorporación de Chile y de nuevos canales de distribución que permitan el acercamiento del documental latinoamericano por múltiples latitudes”.

EL CAMINO DE LA FELICIDAD

Para la colombiana Consuelo Castillo, coordinadora de la unidad técnica de DocTv Latinoamérica, el documental “no tiene que tener una misión o meta. Lo que debe lograr es llegar a un público para introducirnos en una historia, para que nosotros como espectadores vivamos la vida a través de esos personajes,  sumergiéndonos en un mundo particular”.

“Lo que tiene el cine en general es la particularidad de sus historias, así que lo que tenemos en Latinoamérica son historias maravillosas de resistencia, de amor, de la vida, lo que nos hace únicos es la mirada de nuestros directores al mundo en el que vivimos”, dice.

En su opinión hay tres documentales recientes hechos en el continente que todo espectador debería ver.

La Once (2014), de la directora chilena Maite Alberdi, está a la cabeza de una nueva voz del documental latinoamericano”, al mostrar la amistad entre cinco damas que se reúnen, una vez por semana y desde hace seis décadas, para hablar de los diversos estadios de la existencia diaria.

También menciona Un tigre de papel (2007), del colombiano Luis Ospina, “que retrata un momento importante del arte en Colombia, narrada casi como una novela de aventura, que parece incompleta y contradictoria, pero que siempre está vinculada a las incertidumbres de la tradición oral. Además, reflexiona sobre la historia nacional de los últimos 40 años, similar al panorama político mundial”.

La última es Garapa (2009), del brasileñ o José Padilha, porque la audiencia “encuentra en lo duro de la vida lo hermoso que puede representar el estar vivo. Retrata la vida de tres familias en el estado de Ceará ( Brasil) a través de mujeres, que haciendo frente a condiciones muy adversas, luchan por alimentar a sus familias y encontrar estrategias para sobrevivir en un entorno en el que la falta de comida es constante. Con esta hermosa película logras entender lo que es el hambre desde una perspectiva emocional y personal, vista desde los ojos de dichas familias”.

PROCESO

-¿Qué busca el jurado de DocTv al seleccionar?

El proceso de selección da inicio con una convocatoria regional. Posterior a eso, los 17 institutos de cine, con la asesoría de un jurado nacional, eligieron cinco proyectos por país bajo la mirada del eje temático: la felicidad. 85 proyectos fueron evaluados por un comité internacional que eligió los que a su criterio eran los tres mejores proyectos por país. Por último, los 17 comités de selección nacional eligieron un ganador por país tras celebrar una jornada de presentación de proyectos.

-¿Por qué el título de “Elegimos la felicidad”?

Más que ser películas que hablan sobre la felicidad o ser documentales felices, son claras búsquedas del camino para llegar a ella, trazan reflexiones profundas de lo que fue o puede llegar a ser la felicidad. La mejor forma de enmarcar los 17 documentales bajo el eje temático era una región y un grupo de personajes que eligen su propio camino a la felicidad.

-¿Qué opinión le merece ‘La felicidad del sonido’, de Ana Endara?

Es una obra visual de corte experimental que nos lleva de la mano de varios personajes y una propuesta sensorial a través de sonidos. Además de reflexionar sobre la naturaleza, la soledad y la vida en comunidad. Sostiene una narrativa donde se construye a medida que el espectador asocia las ideas expuestas allí con los conceptos de felicidad y sonido. La finalización del documental en blanco y negro y en formato 4:3 hace que al restar información visual, eliminando el color, el espectador concentre su atención en los sonidos.

FORMACIÓN

-¿Cuál es la salud del documental en la región?

Estamos pasando por un momento importante en el documental latinoamericano, porque los jóvenes están pensando en el cine de lo real, donde no hay límites creativos, lo que es un reflejo de la situación actual de la región que quiere mostrar su sociedad a través de personajes y su diario vivir. En esa medida el documental va migrando y mudando a estas nuevas condiciones de vida latinoamericana y que cada día está apuntando a realizar el documental desde nuevas miradas y nuevas narrativas.

-¿Qué hacer para que el espectador se acerque al documental como se vincula con la ficción?

Debería existir un programa de formación de públicos, donde todas las personas pudieran acercarse al cine de lo real. Eso permitiría que cayeran varios mitos sobre el documental, ya que el espectador promedio se imagina una gran cantidad de entrevistas y  no es así.  El documental es acción, romance, drama, historias épicas y adrenalina. A este punto es al que debemos llegar. Además, debemos fortalecer los circuitos del documental, estar en salas de cine, salas independientes, plataformas web y televisión. Hay que hacer el esfuerzo para replantearse la circulación.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.