Cine y más Cine y más

07 mar Los sí y los no de ‘Historias Cruzadas’

Temas:

Historias Cruzadas (The Help) no es una película por completo redonda, pero es a todas luces un motivo de superación para Tate Taylor, quien en   2008 debutó en la dirección con la irregular comedia Pretty Ugly People.

No es el más destacado drama enfocado en el racismo producido por Hollywood si lo comparas con clásicos como Conspiración de silencio (1955), de John Sturges; Matar a un ruiseñor (1962), de Robert Mulligan o American History X (1998) de Tony Kaye.

También incomoda ver otra película donde un blanco es quien debe rescatar a una minoría racial en apuros y que por ende tenga  tras de sí cierta aura de heroísmo, cuando las verdaderas heroínas son las empleadas negras que un día se rebelaron contra sus opresivas amas blancas.

Ahora vienen los sí, o los puntos, que tiene a su favor. Veamos.

Primero, dentro de la historia del cine que explora la discriminación racial en la Unión Americana es una de las primeras en concentrarse en la marginalidad a la que sometieron las mujeres a otras mujeres, lo que es irónico porque se trata de un mismo sector poblacional (no importa si eran blancas o negras) humillado  por hombres de todos los colores.

Segundo, The Help es una película relevante porque tiene un elenco compuesto casi por entero de mujeres, algo inusual en un Hollywood que sigue siendo machista a la hora de financiar proyectos cuyas figuras principales no sean caballeros. La prueba  es que Historias Cruzadas fue la única de las candidatas este año a la categoría de mejor película que tenía como protagonistas a damas.

Además, el desempeño interpretativo de Historias Cruzadas es más que excepcional. Viola Davis, Bryce Dallas Howard, Sissy Spacek, Octavia Spencer y Jessica Chastain conforman uno de los elencos más sobresalientes de 2011 en el séptimo arte de Estados Unidos. Más allá que algunos de los personajes que encarnan son más o menos lineales y estereotipados.

Me detengo en una de estas brillantes mujeres. Cuando Viola Davis perdió el Oscar en la categoría de mejor actriz principal ante ese genio que es Meryl Streep me dolió bastante.

¿Por qué? La veterana intérprete merecía su tercera estatuilla dorada por La dama de hierro, para qué voy a negarlo, pero en términos de probabilidades, es más fácil que Streep consiga grandes y variados papeles protagónicos en los años venideros que Davis, por más que ambas son soberbias en sus respectivos desempeños.

¿Por qué? A todas las mujeres, en especial después de los 40 años, les cuesta obtener personajes interesantes en la llamada Meca del Cine. Encima, todavía   los actores negros, más   las damas, son vistos con prejuicios por los directivos y productores de Hollywood.

Por lo general, solo les ofrecen pocos buenos papeles y cuando los consiguen muchas veces tienen que ver con labores que a un caucásico como Tom Hanks, Tom Cruise, Sandra Bullock o Helen Mirren no les ofrecerían: empleadas domésticas, choferes, jardineros, esclavos, etc.

Aunque uno podría pensar que no tiene sentido rodar otra producción sobre racismo en Estados Unidos, en estos tiempos en que se supone que hasta los racistas más recalcitrantes saben que es políticamente incorrecto ser racista públicamente, estas evidencias demuestran que todavía es necesario hablar sobre cómo hay seres humanos que los tratan como polizontes por su color de piel.

Hay algo que también me pareció relevante de Vidas Cruzadas y no tiene nada que ver con la raza. Es cómo hay padres de familia que dejan a las empleadas domésticas todas las responsabilidades de sus hijos.

Entiendo que por razones de trabajo los padres debemos dejarles en casa a nuestro tesoro más preciado, y que si fuéramos millonarios nos encargaríamos al 100% y las 24 horas del día a nuestros chicos, pero toca laborar y ni modo.

También entiendo que recibir ayuda es algo necesario, pero como plantea Vidas Cruzadas, en este mundo, en el pasado y  ahora en  el presente, hay padres de familia que casi nunca han cargado, alimentado, bañado, vestido o cuidado por varias horas seguidas a sus niños. Eso es triste y terrible porque es perderse una experiencia divertida, especial e inolvidable.

¿Qué opinan de Vidas Cruzadas? ¿Qué piensan de los padres que no ayudan a educar a sus hijos estando en casa?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.