Cine y más Cine y más

17 sep Homenaje a un investigador: Stanley Heckadon-Moreno

Temas:

Este jueves 20 de septiembre será una fecha de doble alegría para Stanley Heckadon-Moreno. A las 6:00 p.m. compartirá información sobre su producción investigativa. Luego, a las 7:00 p.m., recibirá un homenaje por parte de los miembros del colectivo Culturama y los de la Fundación Biblioteca de Boquete.

Ambas actividades, de entrada libre, se llevarán a cabo en la Biblioteca de Boquete, en Chiriquí.

El lugar que acogerá a Heckadon-Moreno es igualmente especial, pues este integrante del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales donará su biblioteca personal a esta institución educativa boqueteña.

El antropólogo y sociólogo chiricano se concentrará ese día en dos de sus libros más recientes: De Selvas a Potreros - La colonización santeña en Panamá: 1850-1980 (2009) y A Creole from Bocas del Toro - The Story of Carlos Reid (2011).

TEACHER REID

¿En qué circunstancias conoció a Carlos Reid?

Le conocí en el invierno de 1976. Iniciaba un estudio de campo, para el viejo Ministerio de Planificación, a fin de establecer un borrador de los linderos de una futura comarca ngäbe en Bocas del Toro. Mi primer paso era revisar los archivos de la Gobernación y las alcaldías. Para mi sorpresa, un gobernador había tirado todos los documentos del archivo en la terraza del Palacio Municipal, bajo unas hojas de zinc y sobre unos viejos cables eléctricos. Según él no eran necesarios, pues la historia del país comenzaba en 1968. Durante una tormenta, los cables eléctricos estallaron incendiando los documentos. Las mangueras de presión de los bomberos tornaron los legajos en una masa achocolatada. Así se perdieron buena parte de la historia documental provincial. En los municipios la desidia y el clima tropical dieron cuenta de los documentos. Quedaba, pues, la historia oral, entrevistar testigos históricos confiables. Suzy Grenald, gran cocinera criolla, me dijo que debía entrevistar a ´Teacher Reid´, un viejo patriarca criollo, quien había vivido y comerciado con los guaymíes del Cricamola y la península de Valiente a inicios del siglo XX. Mr. Reid y su esposa Miss Dora vivían en Bocas. Él había nacido en Bastimentos y ella en Limón, Costa Rica. Ambos estaban en sus 80 años.

¿Qué encontró en Reid?

Le explique el motivo de mi visita. Se me quedó viendo y súbito dijo en inglés: “Hijo mío, yo sabía que ibas a venir”. Le dije que eso era imposible, pues yo estaba aquí por una enorme casualidad. Él me reiteró que no, que él sabía. Que Dios le había dicho que alguien iba a venir a rescatar su historia y la de su pueblo, los criollos. Ante semejante misión del Todopoderoso y afirmación no tuve más que aceptar. De regreso a Panamá y terminado mi informe, regresé con mi esposa Sonia a casa de los Reid. Pasamos días realizando una entrevista estructurada a fondo. Como los libros de historia nacionales poco hablan de Bocas y menos de los criollos, la historia de vida de Mr. Reid era una ventana al pasado de un grupo humano poco conocido entre los panameños.

¿Por dónde comenzó?

Comenzamos  con la infancia de Mr Reid, hijo de un pobre pescador de Old Bank o Bastimentos, en la década de 1890. Yo quería grabarlo más él no quizo. Pensaba que de caer su voz en manos perversas alguien podría hacerle daño.

¿Cuánto ha cambiado el Bocas del Toro de Reid con el Bocas del presente?

El Bocas de hoy, comparado con el siglo XIX y el XX, es como Panamá antes y después de la construcción del Canal.

¿El istmeño siente que el Caribe es parte de su identidad?

En absoluto. El Caribe y sus habitantes no aparecen en el radar de los istmeños del Pacífico. Se cuentan en una mano aquellos que pueden nombrar tres gobernadores de Bocas del Toro, ni cuáles son los grupos humanos de la provincia, ni dónde ni cómo viven,  ni los nombres de los principales ríos, ni el papel de la United Fruit Company.

LOS OLVIDADOS

Por otro lado, ¿el campesino hoy está más consciente de los efectos de la agricultura de roza y la ganadería?

El campesino está más consciente de los efectos qué, sobre la naturaleza tropical, tienen la agricultura de roza y quema y la ganadería extensiva con su quema anual de los potreros en verano. Nota que ríos y quebradas se secan cada vez más en verano. Que se taladran muchos pozos, pero no dan con agua, y que los cauces de los ríos se llenan de lodo agravando la frecuencia y violencia de las inundaciones.

¿Qué alternativas tecnológicas tienen?

Para cambiar la vieja tecnología campesina hay que dedicar recursos a la investigación tecnológica y científica. Luego diseminarla entre la gente del campo. Mas somos un país cuyos líderes, del sector público y privado, poca fe tienen en la ciencia y la tecnología.  Por ello, al no investigar pocas son las alternativas que podemos ofrecerle a la gente del campo y lo que se les ofrece se ha desarrollado mayormente en el extranjero.

¿El Estado panameño históricamente ha ayudado al campesino?

El campesinado ha sido históricamente el hombre olvidado por los gobiernos. Se les ha marginado, pero no tanto como a los indígenas. En nuestro país, con un estado centralista, donde todas las decisiones se toman en la capital y pensando a corto plazo para beneficio de pocos, el campesinado no es prioritario, salvo para tiempo de elecciones.

¿Qué lo llevó a donar sus libros a la Biblioteca de Boquete?

Mi biblioteca de investigación la comencé a formar en las décadas de 1960 y 1970 durante mis estudios universitarios y trabajos de campo en Panamá, Centro América y el Caribe. Con el tiempo pensé que debía legarla a una institución cultual en el interior para contribuir con este granito de arena a la descentralización. Un día la profesora Milagros Sánchez, de Culturama en David, me llevó a la nueva Biblioteca de Boquete. Me impactó su bello edificio, con el volcán Barú de fondo, el orden, aseo, su fina atención y sus múltiples actividades culturales.

¿Cuántos libros serán y de qué temáticas?

Son varios miles de libros. Se concentran en Panamá, Centroamérica y Colombia. Tanto el siglo XIX como el XX, y tomos sobre Europa, África y Asia.

¿Para qué fecha será el traslado de las obras?

Se hará paulatinamente. Como soy un investigador activo, requiero con frecuencia tener a mano un abanico de obras históricas, antropológicas y sociológicas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.