Cine y más Cine y más

29 oct Joan Manuel Serrat, 50 años después

Doce años tenía Joan Manuel Serrat de no visitar Panamá. El reencuentro con el público istmeño será este 30 de octubre en el teatro Anayansi.

Entrevista con el cantautor español Joan Manuel Serrat, quien se presenta el 30 de octubre en el Teatro Anayansi de Atlapa. Entrevista con el cantautor español Joan Manuel Serrat, quien se presenta el 30 de octubre en el Teatro Anayansi de Atlapa.
Entrevista con el cantautor español Joan Manuel Serrat, quien se presenta el 30 de octubre en el Teatro Anayansi de Atlapa. Cortesía

Tener 50 años de carrera musical los compara Joan Manuel Serrat con el recorrer un camino muy largo que le ha permitido ser feliz escribiendo, expresándose y cantando por medio mundo.

Todavía hoy confiesa que siente felicidad por ejercer el oficio de cantautor, un trabajo que le ha llevado a conocer tantos seres humanos y tantas ciudades, donde ha encontrado cariño y complicidad con un público de distintas generaciones como el que se encontrará este 30 de octubre en el centro de convenciones Atlapa, cuando se presente en el teatro Anayansi como parte de su gira “ Antología desordenada”.

“Lo mejor que me ha pasado -comenta este creador español a La Prensa- es hacer lo que más me ha gustado, que es cantar, y cuando a uno le ocurre algo así, no hay espacio para la tristeza”, dice.

De padre catalán y madre aragonesa, Serrat plantea que no tenía grandes objetivos cuando decidió dedicarse a imaginar canciones, ni cuando el 18 de febrero de 1965 estrenó sus temas en la Radio Barcelona.

“Tenía la ilusión de hacer música. No podía presumir de ninguna forma que 50 años después yo estaría todavía en los escenarios”, indica el autor de Mediterráneo y Penélope.

Se siente satisfecho con su andar artístico. Estas cinco décadas “me han permitido aprender mucho, informarme y conocer mucho. A lo largo de todo este tiempo he tomado cosas que el camino me ha ofrecido y he ido dejando algunas otras que no me interesaban”, acotó.

Aunque opina que el aprendizaje puede ser complicado en cualquier aspecto de la vida, lo importante es que ha tenido maestros que le han guiado por los senderos indicados.

La fama de la que hoy disfruta es el “resultado de la carrera. Lo único que he buscado es hacer lo que he querido y he tenido la suerte de lograrlo. No tiene sentido buscar la gloria por la gloria en sí”, señala el trovador que cumplirá 72 años este 27 de diciembre.

Se trata de estar de acuerdo consigo mismo y llevarlo a cabo con honestidad día tras día y “poder compartirlo con la gente es algo grandioso. Si eso te permite poder seguir, adelante, es algo fantástico”.

“Al escenario hay que subir tranquilo. Es un lugar para compartir y disfrutar”, manifiesta Joan Manuel Serrat.

EL ÉXITO DE HACER BIEN EL TRABAJO

Sobre su anterior presentación en el istmo, hace 12 años, Joan Manuel Serrat tiene “gratos recuerdos”.

Comparado con el resto de América Latina, “he estado pocas veces en Panamá, un país que lamentablemente, por razones que desconozco, pero que deben existir, he visitado con poca frecuencia, exceptuando pasar por su aeropuerto”.

“Aunque las veces que he estado la he pasado muy bien. No sabe con cuánta ilusión espero disfrutar con la gente de su país”, anota.

En esta ocasión, la representación nacional estará a cargo de los cantautoresHoracio Valdés , Javier Medina , Joaquín Rodríguez , Karla Lamboglia y Grettel Garibaldi, miembros de Tocando Madera, fundación panameña que será beneficiada con esta actividad cultural.

PURO ESFUERZO

Resalta que nunca nada le ha sido fácil en la vida. “Todo ha sido el resultado del trabajo y eso le pasa a cualquiera. Lo logrado es el resultado del esfuerzo. El hecho de tener lo que podríamos llamar un éxito, no te asegura nada”, recuerda el artista que escribió la mayoría de los temas de su emblemático álbum Mediterráneo en una habitación del h otel Batlle.

¿INDUSTRIA O ARTE?

Alcanzar un hit en la lista de popularidad es algo genial, aunque no es el fin.

Por eso, está en contra de enmarcar  la música dentro de una industria. La música es y será un arte, considera. “Luego hay una industria que la comercializa”, agrega.

No cree que ser rentable y brindar un producto de calidad deban reñir entre sí. “Lo que ocurre es que hay gente que ni hace música ni son artistas. Que son, a veces, los que deciden lo que el resto de la humanidad debe escuchar. Organizan algo que se llama difusión de determinado tipo de obra musical que a lo mejor no tiene valor artístico”.

“No necesariamente aquello que ofrezca calidad” llega al gran público. “No es comercial porque a determinada gente no le gusta esa clase de música”, porque son “ellos quienes manejan la industria”.

CREAR

Sobre componer canciones, Joan Mnuel Serrat dice que no hay nada escrito en piedra en el proceso. “Ocurre en la medida en que lo trabajo”, admite.

Piensa que la inspiración está “en lo que miramos, lo que tocamos, dónde nos movemos, lo que nuestros sentidos nos informan, allí están los argumentos”.

Lo que sí es complicado es saber “cómo ordenar y comunicar esos argumentos de manera que te conmuevas con lo que haces y seas capaz de conmover a los demás”.

“Todo es producto del esfuerzo y eso siempre es más jodido. Aunque es grato dedicarle horas a lo que te gusta, y que te dé una satisfacción personal es magnífico. Es un quiebro a este castigo divino que es trabajar y convertirlo en un placer”, plantea.

Sobre si sale primero la música o la letra, dice que “vale todo. Es más lógico partir de un texto o una idea y sobre esto construir la música. Cuando se hace al revés, y lo he hecho, escribir a partir de una música que me ha parecido bella, es menos natural. El resultado se hace notar”.

Cada nuevo concierto es para Serrat la oportunidad de encontrarse consigo mismo. Después, dice, viene a crear y a disfrutar de la complicidad con el público.

LO QUE VALE LA PENA

Para aquel que visitó América Latina por primera vez en 1969 son esenciales en su existencia “la gente que quiero, tanto los que están de manera cercana como mi familia, o de una manera más lejana, como es el resto de la sociedad”.

Lo que es valioso para Joan Manuel Serrat, “es formar parte de toda una colectividad, de un pueblo, de un país, de un mundo”.

También le parece que debe ser una obligación de todos ponderar al otro. “De alguna manera, todo este mundo en el que estoy, con el que siento y con el que me comunico, debo respetarlo”.

Por encima de todo, lo más relevante para el que decidió exiliarse en México en 1975 “debido a unas declaraciones mías acerca de los fusilamientos de cinco militantes antifranquistas”, es estar vivo, “que es una extraordinaria experiencia, es un milagro diario”.

¿Cuál es tú canción favorita de Joan Manuel Serrat?

Siga a   Daniel Domínguez  en   Twitter: @DanielDomnguez1  y en   Instagram: Daniel.Dominguez2006

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.