Cine y más Cine y más

01 jul 'Madagascar 3': más o menos

Temas:

La saga animada Madagascar, como en su momento le ocurrió a la de Shrek, ha llegado al más bajo nivel argumental.

Su tercera parte, Madagascar 3: Most Wanted de Europa, lejos de ser interesante, es simplemente una amalgama de muchos temas, pero ninguno inteligentemente elaborado.

Nunca he esperado que Madagascar llegue a las alturas de solvencia en su libreto como Wall-E o Up, pero por lo menos la primera visita a la pantalla grande de Alex, Melman, Marty y Gloria me pareció simpática, y la segunda entrega, agradable, gracias a una mayor presencia de personajes como King Julien y Maurice; pero la colorida tercera parte me ha parecido simple, aunque en apariencia parezca creativa y frenética.

Seguro que depende de a quién le preguntes. A mi hijo Diego, de cinco años y medio, le encantó Madagascar 3 y la prueba es que la ha visto fascinado dos veces.

Para una audiencia infantil, Madagascar 3 funciona como entretenimiento sano, para el resto de los espectadores, en especial entre los adultos, no es tan fuera de este mundo como se pueda creer.

Incluso, un segmento de su historia me preocupa, pues glorifica al circo como negocio que siempre trata con respeto y cariño a los animales, una aseveración que me parece irresponsable por no pertenecer necesariamente a la realidad. Más de un caso se ha sabido de los maltratos que sufren los animales en estos sitios, por lo que no veo necesidad de que les inculquemos a los niños ese tipo de verdades a medias.

Por otro lado, en términos argumentales, fue absurda la forma en que se trasladó el cuarteto de animales desde África hacia la ciudad de Montecarlo. Si les fue tan sencillo semejante viaje a nado, ¿para qué requerir la ayuda de los pingüinos y los monos para llegar a Nueva York? ¿A caso quien navega miles de kilómetros no puede alcanzar mayores distancias?

Lo otro es la insistencia del cine comercial en insultar o minimizar a otras culturas que no sea la estadounidense. En Madagascar 3 las víctimas fueron los franceses, representados en la capitana Chantel DuBois, y los de Europa Oriental, en la figura del león cirquero.

Claro que me agradó que Madagascar 3 hiciera énfasis en la relevancia de la amistad, de que el verdadero hogar es donde eres feliz y donde están tus seres queridos, y que hiciera homenaje a películas como Matrix, pero no es suficiente para hacer de esta una producción grandiosa.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.