Cine y más Cine y más

16 mar ‘El Padrino’, eternidad cinematográfica

Temas:

El Padrino, una de las mejores películas de todos los tiempos, cumplió este mes de marzo 40 años. Desde entonces, pocas producciones de Hollywood han superado este clásico dirigido por Francis Ford Coppola.

La Paramount compró los derechos de la novela de Mario Puzo que inspiró el filme, meses antes que la obra sobre la mafia estuviera en las estanterías de las librerías.

Igual, a lo interno de esta compañía productora y distribuidora, había miedo de los resultados porque todavía recordaban el último embarque en que se habían metido al explorar el tema de los gángster. The Brotherhood, protagonizado por Kirk Douglas, fue un fracaso de taquilla con mayúscula cerrada.

El Padrino eliminó cualquier preocupación. La audiencia y los críticos quedaron maravillados ante un drama familiar, que después pasa a ser una cinta de acción criminal, con algo de filme de amor, más melodrama convencional de los años de 1940, unas pinceladas de épica contemporánea y toques de neorrealismo italiano.

Tantos estilos y géneros no se notan impuestos, pues está tan bien cocido su guión (escrito por Ford Coppola y Puzo), que todo quedó armónico.

El Padrino manejó un estilo grandioso, cercano a lo hecho por el cineasta David Lean, que luego se vería poco en las grandes producciones de los años de 1970, una década en la que brillaron con más frecuencia los proyectos independientes pequeños.

Que sea una joya cinematográfica se debió a la unión entre un escritor de best-sellers (Puzo), autor de una novela que fue superada por su posterior adaptación fílmica; un joven director (Ford Coppola) que firmó el guión de Patton; una leyenda interpretativa supuestamente en decadencia que nadie quería lo suficiente (Marlon Brando); un actor con potencial que solo en su casa conocían (Al Pacino) y miembros del reparto que pronto harían historia (Robert Duvall, James Caan, Diane Keaton).

Otros ingredientes extraordinarios que han contribuido a la inmortalidad de El Padrino son la banda sonora de Nino Rota, la fotografía de Gordon Willis, la visión del crimen y la ambición de Ford Coppola y las actuaciones de casi todo el elenco, han hecho de El Padrino   un ejemplo de inmortalidad cinematográfica.

El Padrino fue un proyecto del clan Ford Coppola, pues además del director participaron su hermana, la actriz Talia Shire; su padre Carmine, compositor y pianista; su propia mamá tuvo un papel de extra y sus hijos Giancarlo y Roman tuvieron sus respectivos cameos (Sofía era una bebé y de adulta tendría más presencia en la tercera entrega de la saga).

Dos años después de su estreno, su recaudación mundial bruta era de 285 millones de dólares (en tiempos donde no existía la renta ni venta de vhs, dvd o blueray), incluyendo los 10 millones de dólares que pagó la National Broadcasting Company por transmitirla una sola vez en enero de 1974.

El Padrino I (1972) y II (1974) se convirtieron instantáneamente en las mejores películas sobre mafia hechas en la Unión Americana. Que no es poco, tomando en cuenta que los gánsters están presentes en Hollywood desde los años en que el cine era silente y en blanco y negro.

Detrás de ambos títulos hay otras bellezas que están cerca en cuanto a calidad como Uno de los nuestros (1990), Casino (1995) e Infiltrados (2006), un trío responsabilidad de Martin Scorsese; Érase una vez en América (1984) de Sergio Leone; El precio del poder (1983), Los intocables de Eliot Ness (1987) y Atrapado por su pasado (1993), las tres de Brian De Palma y Scarface, el terror del hampa (1932) de Howard Hawks; American Gangster (2007), de Ridley Scott y Camino a la perdición (2007) de Ridley Scott.

Desde la comedia también se han hecho estupendos abordajes al tema de los criminales como lo hizo George Roy Hill en El Golpe (1973) y el muy querido Billy Wilder en Con faldas y a lo loco (1959).

En la pantalla chica hay dos ejemplos que merecen aplausos de pie: Los Sopranos y Boardwalk Empire.

¿Viste El Padrino? ¿Qué te pareció este clásico? ¿Qué otras películas sobre la mafia te han gustado?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.