Cine y más Cine y más

14 sep 'Resident Evil': de videojuegos a la pantalla grande

Temas:

Cuando el videojuego se generalizó en el mundo a finales de la década de 1970, el cine volvió a temer que estaba ante un nuevo enemigo que le arrebataría un sector del público que consume productos de entretenimiento.

Como pasó antaño con la televisión o el beta, o más recientemente, con el Blu-ray, con el paso de los años el séptimo arte ha convertido a sus competencias en aliados comerciales.

Ahora es usual que un videojuego pase a ser un largometraje y, en más de un caso, en toda una franquicia de varios capítulos, como ocurre con la versión fílmica de Resident Evil, que hoy estrena en Panamá su quinta entrega audiovisual de este juego de videos creado por Shinji Mikami.

Mientras que en la década de 1990 y a principios del siglo XXI esta unión de fuerzas era una manera de aprovecharse de la popularidad del aparato electrónico para vender entradas, en los últimos años con la caída de las ventas de los juegos de video debido a las crisis financieras y la piratería, el cine colabora a darle promoción a los juegos de video.

Aunque en los últimos dos lustros los cómics de la Marvel y de la D.C. Comics, así como los libros del género fantástico son los verdaderos reyes de la taquilla global, y si bien el paso del videojuego a la pantalla grande no entusiasma a los críticos, los juegos de video son rentables en términos cinematográficos.

Por un lado, porque sus presupuestos promedios no sobrepasan los 60 millones de dólares y porque, además, tienen una audiencia fiel que espera estos títulos.

Por ejemplo, hasta  2010 se habían vendido 45 millones de videojuegos de Resident Evil alrededor del planeta. La lógica de negocios indica que todo aquel que ha comprado algún episodio de esta saga, sobre un virus que transforma a los seres humanos en zombies, irá a las salas para ver cómo Alice (Milla Jovovich) trata de vencer a los creadores de esta arma biológica, la Corporación Umbrella.

ESTRENOS

Mientras sean más las ganancias que las pérdidas, el matrimonio entre el cine y los videojuegos seguirá a futuro.

La prueba más inmediata de que se trata de una relación bastante duradera es que este año se han proyectado 15 películas basadas en juegos de video, procedentes no solo de la unión americana sino también de Japón, Israel y Finlandia.

El siguiente estreno grande en esta materia para  2012 será el de Silent Hill: Revelation 3D, que comienza su viaje por las salas del mundo a partir del 26 de octubre venidero.

Son 14 largometrajes (12 estadounidenses, uno japonés y otro de Hong Kong) los que están en fila por salir al mercado global para  2013, entre ellos producciones como Drake’s Fortune, Dead Space, The Last Express, Kane & Lynch y World of Warcraft.

Por el momento, ocho películas están por salir en  2014, inspiradas en estos juguetes electrónicos: Castlevania, Need For Speed, Bioshock, Metal Gear Solid, God of War, Heavy Rain, Dead Island y Shadow of the

Colossus.

RESULTADOS

Los filmes adaptados de un videojuego más lucrativos en la taquilla estadounidense han sido Lara Croft: Tomb Raider (2001), con 131.1 millones de dólares; le sigue en el segundo puesto Prince of Persia: The Sands of Time (2010), con 90.7 millones de dólares; y  el tercero recae en Pokemon: The First Movie (1999), con 85.7 millones de dólares.

Mientras que en el ámbito planetario, la propuesta que más boletos vendió fue Prince of Persia, con 335.1 millones de dólares.

Si se hacen las sumas de todas, entre los años de 1989 y  2012 el renglón de pasar videojuegos a la pantalla grande ha logrado recaudar mil 47 millones de dólares mundialmente según cifras del sitio web boxofficemojo.com.

Se calcula que entre  1982 y  2014 se han hecho 351 largometrajes a partir del contenido de los videojuegos, de acuerdo con datos de la página imdb.com.

Este es un fenómeno que también ha llegado a la pantalla chica, ya que entre 1982 y  2012 se han producido 111 programas de televisión con este tema.

LOS CRÍTICOS

Donde no han podido lograr nada  es entre los críticos de cine, que acusan a estos productos de simples, lineales y ausentes de sustento dramático.

Los grandes taquillazos han recibido sus golpes por parte de los expertos, pues Prince of Persia recibió apenas el 35% del beneplácito de los expertos. En tanto, de todas las Lara Croft la mejorcita fue The Cradle of Life (2003), con solo 24%.

En el caso de Resident Evil, el nivel más bajo de la franquicia ha sido para Apocalypse (2004), con 21% de 100% de los aplausos de los conocedores, y la más alta calificación recibida fue la primera Resident Evil (2002), con apenas 34%.

CONTRA LOS ZOMBIS

En  2002 comienza una saga cinematográfica que ahora llega a su quinta entrega: Resident Evil.

En total, la recaudación mundial en conjunto de las cuatro partes de Resident Evil es de 673 millones de dólares de acuerdo con cifras de boxofficemojo.com.

La cantidad es gratificante si se resalta el hecho de que los presupuestos de cada una de estas producciones oscilan entre los 33 millones del capítulo uno y los 60 millones del número cuatro (del quinto no hay datos oficiales todavía, quizás en espera de ver cómo le va en su recorrido por el mundo).

Estos 673 millones de dólares  no incluyen lo obtenido por los tres largometrajes animados hechos en Japón sobre el mismo combate entre seres humanos y hambrientos zombis: Resident Evil: Executer (2000), de Oohata Kouichi; Resident Evil: Degeneration (2008), de Makoto Kamiya; y Damnation (2012), de Makoto Kamiya.

También es válido recordar que la franquicia fílmica, protagonizada por la bella actriz Milla Jovovich, no es 100% norteña, sino que tres de los cinco títulos se han producido con fondos principalmente de productoras del Reino Unido, uno de un consorcio canadiense, y es ahora en la quinta entrega que la financiación es mayoritariamente de 

Hollywood.

Se entiende que sean hechas en el Reino Unido, tomando en cuenta que es el país en Europa donde se venden más videojuegos.

Por ejemplo, en  2011 la venta de videojuegos en el Reino Unido fue de 3 mil 54 millones de dólares, según el diario The New York Times.

Tres de los cinco encuentros con los espectadores de Resident Evil han sido dirigidos por Paul W.S. Anderson, salvo Extinction (2007) que firmó Russell Mulcahy, y Apocalypse (2004), de Alexander Witt.

¿Cuál es tu videojuego preferido? ¿Qué adaptación fílmica de un videojuego te parece la mejor? ¿Te gustan los juegos o las películas de Resident Evil?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.