Cine y más Cine y más

10 ago Tom Hanks sigue con la actuación

Temas:

¿Puede una película protagonizada por Tom Hanks y Julia Roberts tener un resultado regular? Sí, Larry Crowne es una producción algo cansina, a pesar de que cuenta con actores de gran peso como estos ganadores del premio Oscar.

Esta producción es dirigida por Tom Hanks, sí, el ganador de la estatuilla dorada por Forrest Gump y Philadelphia (más otras tres nominaciones), quien se equivoca por segunda vez en su intento de ser un cineasta. Su debut detrás de las cámaras fue con la también irregular comedia musical That Thing You Do! (1996).

Admito que Larry Crowne y That Thing You Do! son propuestas sanas, correctas, agradables y bien intencionadas, pero son títulos que se quedan sin aliento bastante pronto. Entiendo que ambas, desde su actitud inofensiva, son más potables que tanto cine basado en efectos especiales y tercera edición que abundan con frecuencia en la cartelera nacional, pero nada les quita esa factura de producto artesanal.

Quizás el énfasis en Larry Crowne se hizo en el lado equivocado. En vez de una comedia romántica, Hanks debió optar por un cine cínico, divertido y social como las películas de Frank Capra y Preston Sturges, que podían hablar de la crisis económica desde la perspectiva de sus principales víctimas, el hombre y la mujer de la calle, y no los señores de Wall Street y estos dos maestros lo hicieron de forma tal que nos reíamos y luego pensábamos sobre el destino de los pequeños cuando los gigantes del mundo corporativo toman decisiones por ellos.

El personaje ancla de esta película, Larry Crowe (encarnado por un laborioso Hanks), es uno de los cientos de miles que pierden su empleos cuando los poderosos se equivocan en sus tesis financieras. Hubiera sido interesante analizar su devenir desde otra óptica, pues es admirable que este señor de mediana edad decida ir a la universidad a aprender y obtener un diploma después de quedarse sin trabajo, pero el Hanks director y guionista (escribió el libreto junto a Nia Vardalos, actriz a quien le produjo su éxito Mi gran boda griega) se fue por el camino fácil, reiterativo, obvio y predecible: concentrarse en su trato con sus compañeros de clases (que bien podrían ser sus hijos y como tal trata de orientarlos) y  en enamorarse de una de sus profesoras, la desilusionada Mercedes Tainot (responsabilidad de Roberts).

Como señaló el crítico Kirk Honeycutt de The Hollywood Reporter, Hanks se obsesiona tantopor las risas fáciles, que socava las oportunidades dramáticas de una historia sobre un hombre súbitamente desempleado”. Por esa misma línea va la opinión de su colega Helen O’Hara, de Empire, cuando destaca que este proyecto audiovisual se “hace llevadero por el inmenso encanto de Hanks, pero otro enfoque y un toque más ácido hubieran sido necesarios para que el filme tuviera más vida”.

En general, esta cinta no pudo conquistar a nadie en Estados Unidos. Mientras que recibió apenas el 35% (de un total de 100) de los aplausos de los críticos, consiguió solo el 43% del beneplácito de los espectadores.

Perdonen si les adelanté una parte de la trama. A esta altura es posible que más de uno de ustedes ya haya visto Larry Crowne cuando la transmitieron por los canales de cable o a lo mejor ya la alquilaron en los establecimientos dedicados a ese préstamo audiovisual o la vieron en Estados Unidos o en otras latitudes, puesto que su estreno en la mayoría de las salas fue en julio de 2011, es decir, hace más de un año. Increíble.

Por lo menos en términos financieros Larry Crowne sí dejó contestos a sus inversores, pues tuvo un presupuesto de 30 millones de dólares y a nivel mundial alcanzó los 72 millones de dólares.

Por otro lado, ¿ser un gran actor como Tom Hanks le da licencia para ser un extraordinario director? Sí y no.

Estar involucrado desde tu condición de intérprete te ayuda mucho a aprender el oficio de estar a cargo de toda la orquesta. Claro que hay casos en los que la transición ha sido más que óptima, pensemos en Charlie Chaplin, Orson Welles, Woody Allen y Clint Eastwood, cuatro actores sobresalientes de épocas diferentes de la historia del cine que han sido intérpretes de renombre y que además han hecho obras maestras cuando han decidido rodar largometrajes. Ejemplos más recientes de gente que lo ha hecho con notas altas ambos trabajos son Tommy Lee Jones, Sean Penn, George Clooney y Ben Affleck, etc.

En cambio, personalidades como Christopher Walken, Jeff Bridges, Gary Oldman, Daniel Day-Lewis, Johnny Depp, Mark Wahlberg, Edward Norton, Leonardo DiCaprio y Brad Pitt (para mencionar unos cuantos) se han aprovechado de su condición de intérpretes de importancia para encontrar los fondos necesarios para que otros realizadores hagan producciones relevantes, en las cuales, a veces, estos señores se quedan con algún papel.

¿Qué les pareció Larry Crowne? ¿Qué actor que luego pasa a la dirección les parece sobresaliente?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.