Cine y más Cine y más

23 abr Tontos de cine

Temas:

Los críticos de la revista Time Out hace poco se preguntaron cuáles eran los personajes más idiotas del cine moderno, en especial en el séptimo arte estadounidense. Les comparto algunos de los tipos más cabeza de chorlito que ha dado la pantalla grande de acuerdo a la opinión de estos señores.

La lista de los menos hábiles del celuloide, hombres y mujeres a los que el cerebro parece no funcionarles lo suficiente, han protagonizado películas estrenadas entre los años de 1933 y 2009.

Entre los casos más recientes están el desvergonzado Aldous Snow, interpretado por Russell Brand, en Forgetting Sarah Marshall (2008). Ocupa el puesto 39.

Otro ejemplo de estupidez de celuloide es el de Alan Garner (Zach Galifianakis) de la simpática The Hangover (2009), quien ostenta el lugar 38.

Yo hubiera ubicado en una mejor posición al cándido y buena gente de Forrest Gump (1994), pero los de Time Out decidieron que el hombre que le dio un premio Oscar a Tom Hanks merecía el sitio 33.

También quedó demasiado atrás ese político de poca monta que es George W. Bush, el presidente 43 de Estados Unidos, que fue brillantemente encarnado por Josh Brolin en la cinta W (2008), de Oliver Stone. Le dieron el puesto 30. Al tipo de ficción y al de carne y hueso le hubiera dado el tercer o cuarto puesto, pero Time Out le dijo que se conformara con el 30.

Otro caso de injusticia es darle el lugar 24 a Homero Simpson de la película The Simpsons Movie (2007), cuando este honorable ciudadano de Springfield es uno de los más grandes ejemplos de persona encantadora con medio gramo de inteligencia.

En el 23 está uno de los más estrafalarios periodistas que una cámara de cine ha dado, una creación de Sacha Baron Cohen, sí, el reportero de  Borat, Borat: Cultural Learnings of America for Make Benefit Glorious Nation of Kazakhstan (2006).

En el sitial 15 está la querida Dory, ese pez azul que tenía memoria de corto alcance y la voz de la actriz Ellen DeGeneres en Finding Nemo (2003).

Ben Stiller entró en la piel de Derek Zoolander, un modelo adicto a la soda de dieta y que era un tigre en la pasarela en  Zoolander (2001). Está en el lugar 14.

Veamos los diez más grandes tontos del cine según los expertos de la Time Out.

El chico 10 es el despistado y torpe inspector Clouseau de la serie de películas sobre La pantera rosa (1963-1978).

Mientras que el nueve es para el cantante de metal pesado Nigel Tufnel que aparece en  This is Spinal Tap (1984).

Uno de los mimos más extraordinarios del siglo XX fue el francés Jacques Tati, quien fue monsieur Hulot, un hombre que se caía una vez sí y dos también durante un verano interminable en la cinta Las vacaciones de Mr. Hulot.

El séptimo es el teniente Frank Drebin de ese clásico de la comedia absurda que es The Naked Gun (1988). En esta producción el recordado Leslie Nielsen interpreta al policía Frank Drebin, quien tiene la misión de proteger a nada menos que a la Reina de Inglaterra.

En la posición seis encontramos a Bill S. Preston como Theodore ‘Ted’ Logan en Excellent Adventure (1989), quien no sabrá mucho de historia universal, pero sí de meterse en problemas.

El fue reservado para Navin R. Johnson en The Jerk (1979). El desempeño de Steve Martin en esta comedia disparatada ha sido comparada por la Time Out como una labor excepcional, al punto que lo comparan con Marlon Brando, en el caso que el actor de El Padrino se hubiera especializado en hacer reír a la gente.

El cuarto puesto es para Carl Spackler de Caddyshack (1980). Bill Murray demuestra en esta película que un jardinero loco y divertido puede convertirse en un peculiar maestro del golf.

Chance es el número tres. Este personaje central de la mordaz Being There (1979) es una responsabilidad de ese genio que fue y es Peter Sellers. Estamos ante otro obrero dulce, aunque algo idiota, que está obsesionado por la televisión.

El segundo escalafón es para Otto West, un ex agente de la CIA que sabía poco de filosofía, pero que en definitiva fue uno de los elementos que han hecho indispensable ver la película  Un pez llamado Wanda (1988). Fue uno de los papeles más destacados en la carrera de Kevin Kline.

¿Quién será el más grande idiota de todos?

Time Out da la respuesta: Jeffrey ‘The Dude’ Lebowski, figura cimera de El gran Lebowski (1998), de los hermanos Coen, cineastas que en su hoja de vida han tenido el tino de construir estimados imbéciles para el cine, no por menos cinco de sus personajes aparecen en esta lista.

Sin embargo, según Time Out, ninguna criatura creada por los Coen supera al ser humano encarnado por Jeff Bridges, quien ya sea que esté vestido con una bata de baño o jugando bolos es el tipo más agradable y extraño de la Costa Oeste estadounidense.

¿Qué opinan de estos tontos? ¿Hay alguno que debió estar entre lo diez y faltó?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.