Cine y más Cine y más

17 feb [Videoblog] 'Blue Valentine': una hermosa y trágica historia de amor

Temas:

Derek Cianfrance comenzó a rodar cortometrajes caseros cuando tenía 13 años. Por entonces, era un alumno de secundaria con muchos deseos de estudiar cine, lo que hizo posteriormente en la Universidad de Colorado.

Durante tres años consecutivos ganó la categoría de mejor mediometraje hecho por estudiantes del The Independent Film Channel’s Award (vinculado a los premios independientes Spirit).

Su primer largometraje de ficción lo firmó a los 23 años: Brother Tied, que hizo su debut en Sundance y recorrió luego otros 30 festivales más.

Luego filmaría la película que lo daría a conocer en el mundo, Blue Valentine (2010), la bella historia sobre un amor deteriorado entre Dean (Ryan Gosling) y Cindy (Michelle Williams).

Dean es un pintor de brocha gorda y Cindy es enfermera. Es una pareja de clase obrera que reside en  Pennsylvania y tiene  una hija llamada Frankie.

Blue Valentine, su título es un homenaje a un álbum homónimo que publicó en 1978 el músico Tom Waits, es un ejemplo maravilloso de lo que es el cine independiente, cuyo fuerte son las historias rotundas, unas soberbias actuaciones, que su filmación se hace en pocos días y con un presupuesto de centavos.

Como cabe de esperarse, son productos que les cuesta llegar a los grandes complejos. Por ejemplo, Blue Valentine se estrenó el 29 de diciembre de 2010 en solo 4 salas estadounidenses.

Después de recibir buenos comentarios entre los críticos del séptimo arte y obtener nominaciones al Globo de Oro (para Gosling y  Williams) y al Oscar (Williams) alcanzó las 415 salas. Igual, sigue siendo una cifra ínfima si tomamos en cuenta que una película industrial norteña durante la temporada de verano puede superar las 4 mil 500 salas.

En cuanto a fondos, tuvo una inversión de dos millones de dólares, una cantidad de dinero que Derek Cianfrance tardó 12 años en recaudar, tiempo que aprovechó para redactar 20 versiones de su guión.

En Estados Unidos obtuvo 9.7 millones de dólares en la taquilla y otros 2.6 millones de dólares en la boletería en el extranjero.

Se estrenó en 29 países de forma comercial y a Panamá llegó apenas este fin de semana. Para darles un dato, una película de gran presupuesto visita más de 85 países alrededor del planeta.

Fue rodada entre mayo y junio de 2009. El plan era encender las dos cámaras digitales que tenía Derek Cianfrance en la primavera de 2008, pero el proyecto se detuvo debido a la muerte del actor Heath Ledger, ya que Michelle Williams es la ex novia de Ledger y la madre de su hija Matilda.

Les comparto una curiosidad que por lo general solo ocurre en películas independientes. 

Para que se diera una verdadera química y compenetración entre Gosling y Williams, el director les pidió que vivieran un mes juntos en una casa alquilada, en un barrio de verdad, y fueron al supermercado, cocinaron y aprendieron a conocerse y a comprender las virtudes y defectos de sus personajes.

Claro, también sacaron horas para ensayar. En esos periodos de trabajo, el director, intencionalmente, les daba instrucciones por separado a cada actor para crear reacciones más espontáneas entre ellos en las escenas conflictivas. Una muestra: a uno le solicitaba que intentara salir de un cuarto y a la otra que buscara la forma de ponerle fin a una discusión.

Blue Valentine gira en torno a esa necesidad que tenemos todos de encontrar el amor, de ser queridos por alguien y sobre ese hoyo inmenso que queda en el corazón cuando una relación termina. Es sobre la derrota que significa cuando un romance acaba, momento en que la esperanza se extingue casi por completo y el desamor aplasta nuestras almas. Ultra recomendado este melodrama sobre lo frágil que puede ser el amor.

¿Ya vieron Blue Valentine? ¿Qué les parecen como actores Ryan Gosling y Michelle Williams?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.