Cine y más Cine y más

25 nov Un aburrido Amanecer

Temas:

Es tierno ser testigo de una película que emociona. Es grato ver que una saga identifique a una generación de espectadores. Es lindo que una cinta lleve a la audiencia a aplaudir porque va a comenzar su proyección, y otra ovación porque ha terminado.

Lo lamentable es que esa producción sea de escasa calidad fílmica como es el caso de Amanecer (The Twilight Saga: Breaking Dawn – Part 1), que se estrena ahora en Panamá.

No he leído las obras Stephenie Meyer, por lo que no puedo decir nada sobre su nivel como propuesta literaria, pero sí me ha tocado ver sus versiones fílmicas y debo confesar que solo causan en mi decepción y aburrimiento.

Pido disculpas si contrarío la opinión de algunos, pero cada película de Twilight me parece peor que la anterior.

¿Soy el único al que le desagrada esa historia estereotipada de amores de seres diferentes? A los críticos del mundo la saga les parece abominable.

De acuerdo con el sitio web especializado rottentomatoes.com, Twilight (2008) y Eclipse (2010) recibieron el 49% del apoyo de los expertos alrededor del mundo. Algo para echarse a llorar.

Mientras que a The Twilight Saga: The New Moon (2009) y Breaking Dawn Part I (2011) les fue peor con un merecido 28% del apoyo de los conocedores. O sea, las cuatro películas se ganaron una F en mayúscula.

Amanecer es una ofensa a la inteligencia porque carece de giros argumentales, maneja una temática cursi, sus actores deben regresar a la escuela de interpretación, tiene nulos conflictos dramáticos y es por completo predecible.

Por otro lado, es enloquecedoramente lenta. Un amigo fue a verla y estaba tan lleno de tedio que salió de la sala, fue a comprar una soda en la cafetería del establecimiento, regresó y la dichosa boda entre la mortal y el vampiro no ocurría. Igual pasó con la tan esperada batalla entre los hombres lobos y los vampiros, aquello fue una serie de empujones tontos. Una pelea en un jardín de infantes tiene más riesgos físicos.

Como no tuvo una razón válida el dividir en dos partes la versión cinematográfica el libro de Harry Potter y las reliquias de la muerte, tampoco tiene sentido partir en dos entregas la última obra de Meyer cuando ha sido llevada a las salas de cine.

Claro, la motivación de ambas decisiones es hacer más dinero a costilla de esa emoción que algunos títulos del séptimo arte logran despertar en un sector de la audiencia como ocurre ahora con Twilight.

Estoy claro que es un fenómeno, que si bien no se compara con el de Harry Potter sí es digno de resaltar, por lo menos en términos de recaudación.

Twilight tuvo un presupuesto modesto de 37 millones de dólares y obtuvo en la boletería mundial 392.6 millones de dólares según cifras de la página especializada boxofficemojo.com.

The New Moon se hizo gracias a una inversión de 50 millones de dólares y se embolsó 709.8 millones de dólares.

Con Eclipse los productores aflojaron sus bolsillos hasta llegar a los 68 millones de dólares y de vuelta recibieron 698.4 millones de dólares.

Amanecer es la que ha tenido más recursos con 110 millones de dólares y por ahora lleva 330 millones de dólares, cantidad que irá aumentando con el pasar de los días.

Su continuación, y espero que sea realmente la última, ya tiene fecha de estreno en Estados Unidos: 16 de noviembre de 2012.

Desde una óptica sociológica, también acepto que es curiosa la saga de Twilight, ya que el negocio del cine en Estados Unidos lo mueven los espectadores varones entre los 12 y 35 años (esa brecha cada vez se hace más grande).

¿Qué pasa con las aventuras amorosas de Bella, Edward y Jacob? Es apoyada fundamentalmente por una audiencia femenina joven. La distribuidora Summit Entertainment estima que el 80% del total de las entradas para ver Amanecer en Estados Unidos fueron adquiridos por mujeres entre los 10 y los 40 años.

Sería genial aprovechar tal entusiasmo y encaminarlo por un mejor cine.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.