Cine y más Cine y más

25 may Eso de ser animador de cintas

Temas:

Cuando este fin de semana vaya al cine a ver Hombres de Negro 3 notará, como en las dos anteriores entregas de esta serie de ciencia ficción, alienígenas que han encontrado refugio en la Tierra o quieren fastidiar este planeta.

Bueno, cada vez que los divise en la pantalla grande sepa que interactúan con toda normalidad con los seres humanos gracias al talento de gente como Spencer Cook, supervisor de animación en esta producción dirigida por Barry Sonnenfeld.

Su principal responsabilidad fue supervisar a un equipo de 28 animadores y entre todos le dieron vida a los personajes provenientes de otros mundos y los ubicaron en los sitios más raros posibles.

“Nos enfocamos en crear a estos extraterrestres de forma que pudieran interactuar convincentemente con los actores de la cinta”, explica Spencer Cook, vía telefónica, en exclusiva para La Prensa.

Lo suyo es asegurarse de que estos personajes “tengan el peso necesario para hacerle creer a los espectadores que los aliens están realmente presentes”.

Para lograr este truco, Cook y su equipo colaboran para darle una personalidad a cada aliens, “darles un nombre y pensamientos, para darle la sensación de que están vivos y que piensa en lo que hacen. Que cada uno pueda expresarlo en gestos y con un lenguaje corporal propio, tratando de hacerlos parecer lo más realista posible”.

Como espectador, Spencer Cook se divirtió mucho con las dos primeras partes de Hombres de Negro. “Fueron geniales en cuanto al estilo y la comedia. Las tres son parecidas en estilo y humor, en cuanto a que son como una caricatura en tiempo real. Fui admirador de la serie antes de conocer a Barry Sonnenfeld y trabajar para él. Realmente las disfruté mucho”.

Sobre cómo fue estar bajo las órdenes de Sonnenfeld, respondió que es un cineasta “muy alentador y respetuoso de las ideas que aportamos los animadores. Barry crea un ambiente muy abierto y promueve discusiones y sugerencias creativas”.

Aliens realistas

Blade (1998) fue la primera gran experiencia que tuvo en Hollywood el estadounidense Spencer Cook.

Este supervisor de animación tiene entre sus créditos cinematográficos haber laborado en las tres Spider-Man (2002, 2004 y 2007), The Matrix Revolutions y Reloaded (ambas de 2003) y G-Force (2009).

Antes de eso, trabajaba en áreas de efectos especiales para anuncios comerciales.

Ahora le tocó estar en Hombres de Negro 3, del director Barry Sonnenfeld.

¿Cuál es el papel de los animadores en Hombres de Negro 3?

Mayormente, nuestro papel es crear imágenes y personajes que, comúnmente, no se podrían hacer de otra forma en el mundo real. Con algunos personajes del cine de hoy, y con esta película en particular, la interpretación de un personaje animado se convierte en un efecto especial, ya que es prácticamente imposible hacerlo de otra manera.

Ustedes son una gran ayuda para los directores.

Gracias a nuestro trabajo, los realizadores tienen más flexibilidad para crear imágenes y continuar refinándolas porque sin nosotros lo único que podrían hacer es filmar escenas en un set. Cuando producimos efectos especiales hay oportunidad para que el director tenga mayor libertad creativa.

Los efectos especiales son una herramienta esencial en el Hollywood de hoy.

Hoy las grandes películas de Hollywood con efectos especiales evolucionan todo el tiempo. En una película, el guión es una parte, la filmación es otra y la post-producción y los efectos especiales son otra. Las películas constantemente están cambiando, cada vez se vuelven más refinadas y los efectos especiales son la continuación de ese refinamiento y de la narración de la historia.

¿Cuáles son las responsabilidades de ser supervisor de animación?

Primordialmente tengo dos. Una es cuando trabajamos en cintas con escenas de acción en vivo y hacemos efectos especiales y luego los incorporamos en la acción en vivo. En una película como Hombres de Negro 3, hubo un rango amplio de personajes, lo que fue muy divertido porque fue un reto hacer algo tan diferente. Fue una lección interesante. Además, las películas que he hecho en el pasado han sido más serias y esta es la primera comedia en la que trabajo. Otra cosa sobre trabajar en Hombres de Negro 3 es que me permitió hacer cosas emocionantes, más grandes y mejores que en otras producciones. Porque siempre tratamos de innovar para sorprender a la audiencia con personajes que jamás han visto antes, algo que sea novedoso para ellos.

¿Qué tal fue trabajar con Barry Sonnenfeld?

Fue una lección interesante porque dirigí la animación de la misma manera en la que dirigió Barry a sus actores. Sonnenfeld me dijo que prefería que sus intérpretes actuaran en tono serio y no trataran de ser cómicos. Tratar de no hacer nada gracioso hace que la película sea aun más divertida. Barry le decía a sus actores en escenas cómicas: ´no traten de hacerse los graciosos. Dejen que el público decida si esto es gracioso o no”.

¿Cómo es Sonnenfeld como persona?

Barry es un sujeto muy gracioso. Cuenta historias chistosas a cada rato y es muy cercano y accesible para hablar con él. Es, además, muy colaborador y entiende que una película es un esfuerzo basado en la colaboración. Barry relega mucho a sus departamentos creativos para que lo ayuden a contar su historia. Él tiene una idea y una visión específica de cómo tiene que ser su película y es nuestra responsabilidad colaborar con esa idea.

¿Qué recuerdos tiene de Blade?

Blade fue mi primera gran oportunidad en Hollywood. En esta película estuve con gente con la que me divertí trabajando mucho y me dio una gran experiencia, ya que me permitió usar por primera vez herramientas de efectos especiales y animación en computadoras.

¿Cuál es el mayor aprendizaje que ha recibido como animador?

El más importante es hacer con claridad los movimientos de los personajes. Eso es vital porque muchas escenas de acción en las películas animadas se realizan con movimientos rápidos y es esencial que todo sea lo más claro posible, algo que no es muy fácil de hacer porque los animadores somos detallistas, queremos incluir muchos detalles en la escena. Es importante ser muy ordenado durante los movimientos y el lenguaje corporal para expresar lo que están haciendo y pensando los personajes.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.