Cine y más Cine y más

13 mar La desigual ‘John Carter’

Temas:

Se esperaba mucho más de la película John Carter, tanto en su calidad como en su desempeño en boletería.

Este proyecto de Disney/Pixar tuvo una decepcionante taquilla en Estados Unidos. En sus primeros tres días de proyección en la Unión Americana recaudó 32.7 millones de dólares y en el resto del mundo llegó a los 70.6 millones de dólares.

En total, logró 103.3 millones de dólares, una cantidad que sería respetable si no fuera porque sus costos de producción fueron de 250 millones de dólares y que desde hace más de medio año han estado promocionándola.

Al final de su recorrido planetario va a conseguir rebasar su inversión, pero las ganancias serán pocas.

En cuanto a los críticos de cine, el asunto es aún peor. Recibió apenas el 51% del favor de los conocedores de Estados Unidos y el 72% de la audiencia norteña.

Es decir, por partida doble, John Carter está cercano a ser una decepción.

Yo iba con entusiasmo a verla porque era la nueva producción de Andrew Stanton, el director y el guionista de dos clásicos modernos de la animación: Buscando a Nemo y Wall-E, por las cuales obtuvo merecidos premios Oscar.

John Carter representa el primer paso de Pixar en explorar el cine de imagen real, dicho en cristiano, con actores de carne y hueso. Es Pixar, el más importante estudio de animación de los últimos 20 años y las ilusiones eran muchas.

Se esperaba que John Carter fuera un home run con bases llenas tanto a la hora de vender boletos como de recibir aplausos de los críticos. Como ya leyeron, no pudo conseguir ni lo uno ni lo otro.

El filón que dejó Brad Bird fue alto. Después de firmar tres excepcionales largometrajes de animación como The Iron Giant, The Incredibles y Ratatouille se pasó a las filas de lo real con Mission Imposible: Ghost Protocol y aquello se convirtió en una de las mejores películas de acción de 2011 y además fue música para los oídos de sus productores (costó 145 millones de dólares y recaudó 688.8 millones de dólares a nivel mundial).

Yo pensaba que si Brad Bird había hecho la transición con notas sobresalientes, Andrew Stanton iba a hacerlo también, pero no pudo con el reto.

John Carter maneja demasiados géneros a la vez. En principio no es un defecto, allí está el caso excepcional de la Red Social, el punto es que Stanton hizo un batido entre ciencia ficción, fantástico, western, terror, aventura y acción, más cierto homenaje fallido a las películas de Serie B y a las novelas pulp.

John Carter es entretenida, pero no termina de despegar por completo. La sentí además interminable, con emociones contadas y un guión más que simple.

Stanton es tan malo a la hora de trabajar con actores, que los monstruos digitales parecen más verdaderos que los humanos.

¿Qué les gustó y qué no de John Carter?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.