Cine y más Cine y más

31 ene El documental Reinas: monarquía tropical

Temas:

El Carnaval es un evento de alegría, esplendor y desenfreno que no solo ocurre en ciudades ya emblemáticas como Las Tablas o Chitré, sino que también está presente en empresas privadas, entidades gubernamentales, escuelas y asilos.

Es una tradición en la que es típica la rivalidad y los ataques entre la soberana de la Calle Arriba con la de Calle Abajo y viceversa.

¿Todo es donaire para esas bellas damas con reveladores y brillantes vestuarios? ¿El suyo es solo un acto que resalta las costumbres de un pueblo o es un negocio más entre elaborados carros alegóricos?

Ana Endara Mislov se adentra en esa realidad que paraliza a Panamá en su documental Reinas, que se estrena este viernes 31 de enero en seis salas del istmo.

Reinas es para algunos graciosa, para otros es inquietante y para otros las dos a la vez. Hay varias lecturas posibles”, considera la cineasta, que trató de paso este tema en su anterior documental: Curundú.

“El público con quien mejor conversa este documental es con los panameños. Es una película que nos habla a nosotros, sobre quiénes somos. Es sobre Panamá”, resalta esta artista que advierte que Reinas no es un largometraje histórico ni un estudio antropológico, sino “un viaje sensorial por distintos reinados”.

DE REINAS FÍLMICAS

Al género documental no le es tan fácil proyectarse en las salas comerciales del planeta, un hecho que pasa tanto en Centroamérica como en Europa.

“Los nichos de distribución del documental tradicionalmente han sido otros, como festivales y televisoras”, resalta Ana Endara Mislov, quien ha proyectado su documental Reinas en festivales de cine en Tijuana (México), Mumbai (India), San José (Costa Rica), Tenerife (España) y Ayacucho (Perú), entre otros.

Por eso, que Reinas esté presente en nuestras salas desde este viernes 31 de enero es “todo un logro y estoy muy orgullosa”, dice emocionada la creadora.

Es consciente de que Reinas tendrá que enfrentarse en la taquilla nacional con películas del Hollywood más industrial. “Competir con películas que tienen una maquinaria millonaria de publicidad se siente como David ante Goliat”.

“Nosotros tenemos un pequeño presupuesto destinado a promoción y dependemos mucho del boca a boca, así que si te gusta corre la voz!”, anima a sus futuros espectadores.

Reinas llegará a seis espacios fílmicos del país: Cinemark Albrook y Multicentro, los Cinépolis de Metromall, Westland Mall y Multiplaza, así como en los Cines Gran David Chiriquí.

Tras cumplir su ciclo en cartelera, hará el lanzamiento del DVD de Reinas y “seguirá viajando a más festivales internacionales en 2014”.

SALAS ISTMEÑAS

¿Por qué es poco frecuente que una producción nacional termine en las salas nacionales comerciales?

Endara Mislov tiene una respuesta: “hasta ahora no había mucha producción de largometrajes nuestros y tampoco había una Ley de Cine que nos amparara”.

Recientemente, agrega, “ambas realidades han dado un giro de 180 grados. Ya tenemos una ley, incentivos y hay varias películas en producción y más por venir. Se vienen años de cine panameño en nuestras pantallas”.

Observa con agrado el panorama del cine nacional a mediano plazo.

“Hay proyectos actualmente en producción que espero ver con ansias, el documental de Orgun Wagua sobre Victoriano Lorenzo, la ficción de Enrique Castro, el nuevo documental de Abner Benaim sobre la invasión de Estados Unidos a Panamá y la película Historias del Canal”.

ALGO MÁS QUE LINDAS

Reinas, cuyo rodaje se realizó entre septiembre de 2011 y febrero de 2012, plantea que en ocasiones la belleza no lo es todo para llegar a ser una soberana, que depende de otros recursos.

“Hay muchos otros factores en juego, como la tradición familiar, la simpatía de la candidata y el dinero que la familia pueda invertir, porque lo que sí está claro es que un reinado cuesta dinero”, dice Endara Mislov.

Ser reinas, opina, es tanto una tradición como un vehículo de inversión financiera. “Es ambas cosas, una reina es una excusa para una fiesta, y en una fiesta se puede vender carne en palito y mucha cerveza”.

Sobre si el fenómeno de las reinas es más apasionado en Panamá que en otras partes, respondió que “tengo la intuición de que en Panamá son más intensos”. Más de una vez le han preguntado si Reinas es “una película sobre reinas de belleza, yo creo que los reinados aquí pasan por otro lado. La belleza juega un papel, pero no es el definitivo. Además, tienen una estética propia, particular y panameña, que los aleja de los concursos de belleza".

FESTIVAL DE CINE DE PANAMÁ

Reinas, cuya edición tardó seis meses, tuvo su estreno mundial en la segunda versión del Festival Internacional de Cine de Panamá (IFF Panamá).

La directora Ana Endara Mislov recuerda aquella ocasión.

“La recepción fue buenísima y el apoyo que tuvimos por parte del festival fue clave. La película gustó mucho, tuve una realimentación muy positiva por parte del público y de los invitados del festival”, señala la que antes de Reinas solo había ido una vez a unos carnavales en Las Tablas, de la mano de sus padres, aunque no tiene recuerdos de ese hecho.

“Las reinas y otros personajes del documental fueron a la alfombra roja de la película en el Teatro Nacional que organizó el IFF Panamá. Estaban encantados. Verse en pantalla grande, rodeados de un público que reaccionaba a la película, les maravilló”, rememora sobre un proyecto fílmico que se inició en 2008 cuando comenzó el desarrollo de la idea y la búsqueda de los fondos necesarios.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.