Cine y más Cine y más

30 jul El eterno uso de las secuelas en el cine

Temas:

Si esta película dio dinero en el cine, hagamos otra. ¿La trama? No importa, el público igual irá a verla porque le gustó la primera. Esa sería la versión resumida de una convencional discusión entre productores sin cerebro del Hollywood industrial del presente.

Esto de las secuelas es de vieja data dentro de este negocio, aunque la iniciativa ha tomado fuerza en los últimos 30 años.

El sitio web imdb calcula que entre 1911 y  2013 se han proyectado más de 2 mil 800 largometrajes, y el líder en estas gestas poco creativas es la Meca del cine, que ha financiado el 65% de todas las producciones.

Las primeras secuelas se dieron en el período del cine mudo y eran provenientes, principalmente, de Estados Unidos y Alemania. Por aquellos años, los espectadores deseaban ver muchos dramas combinados con lo bélico o el terror en las salas de cine.

Al principio fue un fenómeno de lo más tímido, pues durante las dos primeras décadas del siglo XX se estrenaron en conjunto apenas 14 proyectos. El asunto sería un virus imparable a partir de la década de 1970 cuando se proyectaron 160 iniciativas. Para los años de 1980 la cifra subió a más de 320 filmes.

Números recientes no solo asustan, sino que también dan una pista de los géneros que la audiencia de hoy desea pagar una y otra vez, sin que le molesten demasiado los guiones reciclados.

Hay 45 continuaciones confirmadas en Hollywood para  2014, entre ellas, Rambo 5, Resident Evil 6, Kill Bill: Volumen 3, Mad Max 4, Sherlock Holmes 3 y Los juegos del hambre 2.

En 2015 hay otras 21 cintas seguras, cantidad que debe ir elevándose. Por ejemplo, están rodándose Rápido y Furioso 7, Star Wars: Episodio VII, Kung Fu Panda 3, Avatar 2 e Indiana Jones 5, entre otras.

Todo ser humano con dos dedos de cordura sabe cuando va al cine, aunque no siempre acepte esa verdad: la mayoría de las secuelas son  injustificadas e innecesarias.

GÉNEROS

Las secuelas no perdonan ningún género cinematográfico, aunque hay uno en especial que es el  soberano en el arte de contar una historia una docena de veces, y el público promedio ni se preocupa de que le cuenten una historia bastante parecida a la anterior: el terror.

Aunque lo anterior es un hecho comprobado, lo simpático es que el primer lugar se lo queda una saga sobre un espía secreto que protege a la corona inglesa y, de paso, al mundo.

Adivinaron. La ganadora es James Bond. Son 24 películas (si incluimos una parodia) sobre este personaje inspirado en las novelas de Ian Fleming y que en Hollywood hasta consideran un subgénero temático en sí  mismo.

Luego es que comienza la supremacía del terror con Viernes 13  con 15 títulos llevados a la pantalla grande, si se incluye el combate entre Michael Myers contra Freddy y una peculiar propuesta fílmica polaca.

Le sigue de cerca la saga de ciencia ficción  Star Trek con 13 propuestas (si se suma una versión turca y sin contar las series de televisión ni los videojuegos), la que está empatada con Schoolgirl, una serie erótica sobre las andanzas sexuales de unas traviesas jovencitas de la antigua Alemania del oeste.

Pisándoles la sombra están los actos macabros de Halloween y Resident Evil, ambas con 10 entregas (tampoco no tomar en cuenta los videojuegos ni visitas televisivas ni los cortometrajes). Sin olvidar las ocho partes de pánico de la  Pesadilla en Elm Street y las siete partes de miedo a cargo de Saw.

BILLETES VERDES

Curiosamente, la  producción que ha conseguido más dinero en la taquilla de este punto azul del universo no es una secuela: Avatar, aunque no hay que desesperarse, ya que habrá dos nuevas entregas de esta película, que están programadas para salir al mercado en  2015 y 2016, respectivamente.

Eso no le resta valor a una realidad: al ver las estadísticas, 8 de las 10 películas que más dinero han recaudado en la historia moderna del cine  son continuaciones. Aunque no necesariamente las películas con más continuaciones son a la larga tan geniales en términos financieros como se podría pensar.  

Todas las producciones estelarizadas por el agente 007 han obtenido un total de mil 912 millones de dólares, y el tipo del cuchillo con máscara de jugador de hockey que sale durante la Noche de Brujas ha logrado unos 550 millones de dólares en la boletería global.

Son resultados económicos no tan admirables si recordamos que la serie de Harry Potter ha obtenido 2 mil 390 millones de dólares en sus ochos viajes por las multisalas del planeta, de acuerdo con el sitio web boxofficemojo.com.

También con ocho películas es la saga del hombre que vigila como nadie a Ciudad Gótica (nueve si recordamos que en  2015 vendrá Superman & Batman), que han logrado mil 897 millones de dólares.

Las cinco películas del Señor de los Anillos  se quedaron con mil 353 millones de billetes verdes. Esta cantidad  subirá mucho más cuando este 12 de diciembre llegue La desolación de Smaug y en  2014, Partida y regreso.

CALIDAD

¿Hay obras maestras inolvidables entre las secuelas? Sí, aunque pocas. Un botón de esa riqueza: El Padrino. Parte II;  El Señor de los Anillos: Las dos torres y El retorno del rey, así como Toy Story 2 y 3, y El caballero oscuro, entre otras.

A este grupo privilegiado hay que mencionar a La Guerra de las Galaxias: Episodio VI: Una nueva esperanza y El retorno del Jedi; de igual manera, Indiana Jones y la última cruzada y Antes del anochecer, entre otras.

CASOS RECIENTES

Mencionar las secuelas mediocres sería extenso.  Solo mencionemos los ejemplos de secuelas que hoy están en la cartelera de Estados Unidos y que los críticos les han dado una variada cantidad de golpes.

The Wolverine está triste con su 72% de un total de 100 y Despicable Me 2 con 75%, aunque deben saltar de alegría si se comparan con  el 40% que le dieron a Red 2 y hasta felices si se comparan con el 7% de Grown Ups 2.

¿Qué opinas de las secuelas? ¿Cuál es la mejor secuela que has visto? ¿Cuál secuela es inolvidable por lo pésima que fue?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.