Cine y más Cine y más

24 dic Mis películas favoritas sobre la Navidad

Temas:

Navidad forma parte del denominado cine familiar, aunque por sí sola esta festividad anual ha hecho su propia historia en el devenir del séptimo arte.

Para mí, la más tierna película sobre esta época de regalos y sentimientos nobles es el drama Qué bello es vivir.

Este clásico, firmado por George Cukor, nos presenta a un ciudadano ejemplar, George Bailey (un inmenso James Stewart), quien en la Nochebuena de 1945 decide quitarse la vida ante las dificultades económicas que lleva encima, pero una presencia celestial lo hará modificar su parecer.

Después ubico un drama firmado por George Seaton, quien también escribe el libreto, de Milagro en la calle 34 (1947), sobre un señor de edad que asegura es Santa Claus, pero casi nadie piensa que sea de verdad ese personaje de vestido rojo y barba blanca.

Acto seguido vine un título cuyo humor y atmósfera no es tan tierna como la propuesta de Cukor y Seaton, sino que tiene el sello sombrío de Tim Burton: Pesadilla antes de Navidad (1993), que dice Henry Selick que la dirigió, pero nadie está seguro de que eso sea cierto.

En esta cinta animada, Jack Skellington decide hacerle unas cuantas modificaciones a esta festividad, incluyendo sacar del camino a Santa Claus, aunque luego descubre que su mayor alegría es concentrar toda su imaginación en la tétrica festividad de Halloween.

Luego, incluyo una de las más divertidas comedias románticas inglesas de los últimos años, Love Actually (2003), dirigida por el guionista Richard Curtis, que ofrece un mosaico de queribles personajes, que van desde un carismático primer ministro hasta un escritor en baja más una engreída estrella de rock y unos simpáticos actores de cine pornográfico.

Otro agradable título procedente del Reino Unido es Arthur Christmas: Operación regalo (2011), que me parece no recibió el justo apoyo del público y de los críticos, pues ambos sectores no terminaron de brindarle su visto bueno. Gracias a esta cinta animada, de Sara Smith y Barry Cook, comprendemos cómo hace Santa Claus para repartir millones de presentes, en las cuatro esquinas del mundo, en 24 horas.

Kevin es el niño más necio y valiente que he visto en una comedia familiar de la década de 1990. El personaje central de Home Alone, cuando Macaulay Culkin era un chico libre de drogas, se defiende con ingenio de un par de ladrones que quieren importunar su dulce soledad. 

Después viene casi cualquier producción que se base en Un cuento de Navidad, de Charles Dickens. Desde la propuesta que hizo Richard Donner y Bill Murray en 1988 como aquella que tuvo como estelares a los Muppets en 1992, así la animación de Robert Zemeckis con Jim Carrey como el inmortal Ebenezer Scrooge.

Si no alimentas a un mogwai después de la medianoche, si evitas mojarlo y lo alejas de la luz del sol, vas a tener a la criatura más dulce del universo, pero, si tiras por la borda las antes mencionadas reglas, te vas a encontrar con un peligroso e irreverente monstruo como quedó demostrado en Gremlins (1984), de Joe Dante y protagonizada por la entonces linda Phoebe Cates.

Aunque no estrictamente sobre Navidad, su argumento sí ocurre durante ese día festivo. Se trata de una de las mejores segundas partes de la historia del cine, Batman Returns (1992), de Tim Burton y con un soberbio Danny DeVito y una sensual Michelle Pfeiffer.

¿Cuál opinas que es la mejor producción navideña?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.