Cine y más Cine y más

15 ago Las preguntas que 'Eastwatch' despierta en los fanes de 'Game of Thrones'

La unión de dos bastardos. Un rey que descubre su atracción por los dragones. Siete hombres que irán a una misión suicida.

Temas:

Cuando dos personajes se acercan cada vez más de la mano de un dragón: Daenerys Targaryen y Jon Snow. Cuando dos personajes se acercan cada vez más de la mano de un dragón: Daenerys Targaryen y Jon Snow.

Cuando dos personajes se acercan cada vez más de la mano de un dragón: Daenerys Targaryen y Jon Snow. Foto por: Cortesía

Gendry demuestra que la valentía no solo está entre la realeza. Gendry demuestra que la valentía no solo está entre la realeza.

Gendry demuestra que la valentía no solo está entre la realeza. Foto por: Cortesía

El episodio Eastwatch (el quinto de la séptima temporada) ha brindado una serie de interesantes interrogantes a los seguidores de Juego de Tronos (Game of Thrones).

¿Qué tiene en mente Cersei al dejar que sus dos hermanos se reúnan en su propio terreno? ¿Será que su nueva maternidad le ha dado un halo más familiar? ¿El nuevo miembro de los Lannister que está en camino será buena gente como Myrcella, inocente como Tommen o un demente letal como Joffrey?

En el caso de que atrapen a un integrante del ejército de los muertos, ¿ Cersei va a entrar en razón? o ¿aceptará una reunión con sus enemigos para orquestar una nueva versión de la Boda roja?

Por otro lado, Jon Snow se convierte en el tercer ser humano en tener un contacto directo con los dragones y no perder la vida en ese intento. La primera, obvio, es  Daenerys, y el segundo fue Tyrion Lannister. ¿Forman entre ellos una alianza que ni ellos mismos tienen idea de su alcance?

Sin olvidar que fue emocionante el encuentro entre dos bastardos de alta ralea: Gendry y Jon. Otra prueba de que dos marginados pueden ser los más aptos para llevar a cabo las acciones más heróicas.

En tanto, Bran Stark confirma lo que cada vez es un hecho inevitable y que ayudará a un final cardíaco en 2018: el Señor de la noche y sus zombis están cada vez más cerca y no vienen con ganas de proclamar la paz mundial. 

Uno de los tantos atractivos de este episodio es confirmar que Jon sí es el dueño del Trono de Hierro y de los Siete Reinos. Este supera a otros hallazgos emocionantes de este programa, como saber por qué Hodor era como era y el secreto que Lyanna le pidió a su hermano Ned Stark que le guardara.

Por otro lado, la Madre de Dragones quedó encantada cuando Jon hizo buenas migas con uno de sus hijos alados. ¿Qué pasará por la mente de esta soberana? ¿Está cada vez más impresionada y atraída por el líder del norte? ¿Entendió que el dragón reconoció la sangre Targaryen de Jon? o ¿ella pensará que se trata de un hombre al que le agradan las mascotas no tradicionales?

Digamos que es amor lo que se va formando entre estos dos personajes. ¿Qué ocurrirá cuando esté claro que ambos son parte de un mismo clan? ¿Hay espacio para ese tipo de relaciones entre estos jóvenes? ¿La tía va a cederle el trono al sobrino? Claro, en el caso de que los dos lleguen con vida al último capítulo de la siguiente temporada de esta serie de HBO.

Sin abandonar a la soberana  Daenerys, ¿fue justo o necesario que pasara por la parrilla a  Randyll Tarly y  Dickon Tarly? ¿No es otra prueba de que a veces se parece a Cersei Varys y  Tyrion opinan que   La que no arde ha perdido parte de su nobleza.

Hay quienes asocian la escena última de este capítulo como un homenaje al clásico del western oriental Seven Samurai (1954). Ya en el pasado la serie ha rendido honores al director Akira Kurosawa. Por ejemplo, Miguel Sapochnik, el responsable del capítulo La Batalla de los Bastardos le confesó a la revista Entertainment Weekly que ese episodio tuvo como inspiración a otro título indispensable del cineasta japonés: Ran (1985).

¿Cuáles son sus teorías?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.