Cine y más Cine y más

15 ago A puro acordeón

Temas:

Que el ritmo esté presente en cuerpo y alma en los hermanos Sammy y Sandra Sandoval es lo más normal del mundo. Su estudio de música particular era la casa donde nacieron en Monagrillo, provincia de Herrera, donde los ritmos típicos estaban a la orden del día.

Su papá, Luis, “tocaba el acordeón, y por un tiempo él tenía su agrupación, ya cuando Sandra y yo decidimos comenzar, él se convirtió en nuestro manejador”, recuerda Sammy, de 44 años, dos años mayor que Sandra.

Sammy veía con ilusión cuando su padre tocaba el acordeón. “Siempre le pedía que me enseñara a tocarlo. Al comienzo él pensaba que era relajo mío, pero luego se dio cuenta de que no era así y me fue enseñando a tocar”.

El primer encuentro con el público fue en la comunidad de Capurí, en Los Pozos de Herrera, cuando eran apenas unos niños.

La estela de su aceptación después se trasladó a las provincias de Coclé, Chiriquí y Veraguas. En la ciudad de Panamá, “todo comenzó luego del Encuentro de Acordeones (1994), en donde las personas pudieron disfrutar de nuestros temas que en ese entonces sonaban como Enséñame a amar de nuevo y Gallina Fina”.

Para celebrar tres décadas ininterrumpidas de labor, los Patrones de la Cumbia realizarán el concierto “Evolución II – 10 años después” hoy 15 de agosto, en el Teatro Anayansi de Atlapa. “Será un recorrido musical por toda nuestra trayectoria, en el cual los asistentes podrán disfrutar de un show con sorpresas, bailes y efectos especiales; será un show de calidad, y talla internacional”.

Aunque prefiere no adelantar cuál será el repertorio que van a ofrecer, asegura que esa noche brindarán sus principales éxitos, “desde Brindemos por los Muertos, de nuestro primer disco, hasta Canta el Acordeón, Canta, de nuestra más reciente producción, pero, eso sí, cada uno de los temas con arreglos que de seguro serán del agrado de todos los asistentes”.

Toque tras toque, a veces todos los días de la semana y lejos de sus familias. Esa ha sido la realidad por 30 años, pero el acordeonista Sammy Sandoval siente que todos los sacrificios han valido la pena.

OFICIO

Tres décadas más tarde de ofrecer su primera presentación artística, este músico nacional, junto a su hermana Sandra, está satisfecho de “sentir el cariño que nos brinda el público”.

¿Quiénes influyeron en su modo de tocar el acordeón?

Yin Carrizo, Teresín Jaén y Alfredo Escudero.

¿Recuerda anécdotas de la historia de la música típica previa a su ingreso a ella?

Antes que Sandra y yo ingresáramos a la música típica, recuerdo que no era muy gustada por los jóvenes, ya que sentían que el ritmo no era muy movido. Luego realizamos cambios favorables que dieron paso para que la música típica guste a jóvenes y adultos.

¿En algún momento pensaron que el éxito estaba bastante inclinado?

Cuando uno inicia la carrera artística, nunca sabe si va a llegar al éxito, eso solo lo puede decir el tiempo, y más que nada nuestros seguidores, que día a día nos dan los ánimos para seguir brindándoles lo que más nos gusta, nuestra música.

¿En qué momento se dijeron: lo logramos?

Nunca puedes decir que has logrado todo, porque siempre hay que innovar y mejorar. Que hay momentos importantes en nuestra carrera sí, por ejemplo, el Encuentro de Acordeones en el cual nos dimos a conocer en los años 1990, y ser el primer conjunto típico en realizar un concierto en el Teatro Anayansi (“Evolución I”) en el cual todo el público coreaba nuestras canciones. También nuestra presentación en Bélgica, en un país en donde no comprendían nuestro idioma, pero la gente disfrutó nuestra música.

¿Cuándo empieza su experimentación con ritmos no tradicionales?

Todo arranca con el éxito de Gallina Fina. De allí para adelante siempre tratamos de innovar, y por otro lado, no había conjuntos típicos en los cuales las cantantes bailaran como Sandra y brindaran el estilo de show que ofrecemos.

¿El público es el mismo en el interior que en la capital?

Mira que sí. Lo único es que muchas veces, y dependiendo del lugar, podemos tocar una pieza tradicional de la región para que la gente disfrute más del evento.

Sus letras tienen alto nivel sensual y retador, ¿alguna razón en particular?

Nosotros recibimos cantidad de temas de distintos compositores, y seleccionamos los que a nuestro parecer pueden ser del agrado del público.

¿Qué tal reciben las mujeres y los hombres esta clase de temas?

Hay para todos. Hay temas tanto para las mujeres como Mujer de nadie, Enséñame a amar de nuevo y Lo que no da se deja. También hay para los hombres, que son aquellos que yo interpreto y en lo particular hay uno, Tiempo para empezar, además de un dúo que siempre nos solicitan, Amor Azul.

¿Qué le falta al medio típico para seguir evolucionando a lo interno del país?

Incursionar en nuevas propuestas y nuevos ritmos.

¿Qué necesita el músico típico para darse a conocer más en el extranjero?

Necesita mucho más apoyo de la Autoridad de Turismo y de otras autoridades, ya que si bien es cierto nos dan apoyo, deberían incrementarlo, porque si nuestra música es conocida fuera del país no sólo queda bien el artista, sino que deja en alto el nombre de Panamá.

¿Qué opinión les merece la música típica nacional en general y la de los hermanos Sandoval en particular?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.