Cine y más Cine y más

09 jun La rebelión de Espartaco

Temas:

Si hay un gladiador famoso de la antigua Roma en la industria del entretenimiento, ese es Espartaco.  

La fascinación por este tracio se remonta a 1909 cuando se estrenó la película  Spartaco (Estados Unidos), del director Oreste Gherardini, y en 1913 Espartaco o la rebelión de los gladiadores (Italia), escrita y dirigida por Giovanni Enrico Vidali.

Desde entonces, este guerrero ha estado en más de 15 largometrajes y en más de 8 programas televisivos.

El mayor logro artístico fue el proyecto fílmico que hizo en 1960 el realizador Stanley Kubrick sobre el esclavo rebelde: Espartaco.

Todo esto viene a cuento porque han cancelado la serie televisiva Spartacus, que solo llegará a su tercera temporada, confirmó su creador, Steven S. DeKnight.

El programa, que pertenece a la cadena estadounidense Starz y tuvo una precuela titulada Spartacus: Gods of the Arena, ha logrado una media de 6 millones de espectadores en la unión americana por cada capítulo semanal.

Spartacus, que se presenta en 150 países y tiene una edición que recuerda a la película 300, tuvo un cambio de su protagónico luego de que el actor galés Andy Whitfield murió a causa de un cáncer y fue reemplazado por el intérprete australiano, Liam McIntyre.

Steven S. DeKnight declaró a The Hollywood Reporter, palabras que luego reprodujo el periódico español ABC, que “la idea es poner fin al espectáculo cuando estás en la cima y el público todavía quiere más en lugar de arrastrarla hasta que  empieza a desvanecerse y llega cojeando hasta la línea de meta”.

La meta original era que la serie llegara a siete temporadas, pero todo terminará en 2013. Eso sí, DeKnight le asegura a los fans que los últimos 10 episodios de la tercera temporada serán más violentos e interesantes de lo que ya han mostrado en la pantalla chica. El título del último capítulo es Spartacus: War of the Damned.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.