Cine y más Cine y más

24 sep El regreso de Charlie Sheen, ¿más de lo mismo?

Temas:

El argumento de Anger Management (FX) tiene su parecido con la trama de Two and a Half Men (CBS).

Ambos personajes son encarnados por el mismo actor: Charlie Sheen. Cada uno de estos caballeros se llaman Charlie (uno apellidado Harper y el otro Goodson) y hay risas pregrabadas ante cada chiste dicho.

A los espacios televisivos les gusta sobremanera las mujeres (más de una chica linda, de ser posible), les cuesta mantener una relación estable sentimental con sus semejantes, son además irónicos, dados a la cerveza y es una tarea dura para ellos ser responsables.

Que sean dos series televisivas con semejanzas es bueno y negativo para la carrera de Sheen.

Al intérprete le calza bien este nuevo reto, ya que sigue teniendo vínculos con su verdadera e impulsiva personalidad.

Pierde puntos Sheen en su regreso a la pantalla chica porque no hay mayores retos actorales de por medio, ya que maneja un material bastante cercano en la línea cómica de su anterior proyecto.

En vez de tener un hermano pusilánime y un sobrino medio tonto como en Two and a Half Men, tiene una exesposa necia (Shawnee Smith) y una peculiar hija adolescente (Daniela Bobadilla). Mientras que antes tenía una zafada ama de llave, ahora tiene un vecino de temer (Michael Boatman).

Pero el resultado artístico de Anger Management no es para nada despreciable, aunque sí convencional, pues crea en el espectador la sensación de que esto ya lo vio.

¿Diferencias? Bueno, Charlie uno era un compositor de jingles y el número dos es un jugador de béisbol profesional que debido a su manejo equivocado de su ira sufre una lesión grave que lo aleja del campo de juego, pasa luego a estudiar en la universidad para licenciarse de psicólogo y así tratar de enseñarle a los demás cómo manejar el enojo.

Lo que más separa a ambos programas es que ahora estamos ante un plantel secundario más amplio, que está conformado por los pacientes/amigos que Charlie recibe en su propio hogar, lo que no aprueba su novia oficial, que también es psicóloga.

En el contenido de sus episodios hay otro giro de tuerca. Anger Management es más liviana, inocente y sencilla en sus parlamentos graciosos que el pasado trabajo de Charlie en el que primaba mucho el doble sentido, por lo que Sheen pone en evidencia que puede ser simpático y encantador, aunque no eche mano del morbo.

La apuesta le salió por el camino adecuado a Sheen, por lo menos por ahora, pues FX en conjunto con la productora Lionsgate aprobó otorgarle una segunda temporada a Anger Management, que se comenzará a emitir en enero de 2013.

Por el momento, este programa ya se ha vendido a varios países de América Latina, así como a Australia, Alemania y Canadá. En Panamá se puede ver todos los jueves, a las 10:30 p.m., y los domingos a las 6:00 p.m., por el canal de cable TBS.

Se trata de 90 episodios más de Anger Management, que buscan igualar o superar los 4.5 millones de personas que vieron semanalmente los primeros diez episodios de este programa, que se transmite por un canal privado de cable, lo que puede reducir la sintonía del espectador promedio.

Lo cierto es que Sheen debe estar dolido por los resultados del domingo pasado de los Emmy, galardón por el que fue nominado por cuatro años seguidos (entre el 2006 y 2009) como actor principal en Two and a Half Men.

Es que su antiguo compañero de elenco, Jon Cryer, obtuvo el Emmy como actor principal en una comedia precisamente por este programa, cuando en el 2009 ya había obtenido otra de estas estatuillas, pero como actor de reparto. Recordemos que con la salida de Sheen de Two and a Half Men, Cryer pasó de secundario a estelar junto a Ashton Kutcher.

¿Han podido ver el regreso de Sheen a la televisión? ¿Les gusta Anger Management? ¿Supera a Two and a Half Men? ¿Les pareció válido el premio a Jon Cryer?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.