Frecuencia, la queja constante en el Metro Bus

David Ramírez, del Movimiento 23 de Octubre, dijo que varios son los usuarios del nuevo sistema de transporte colectivo que han denunciado la poca frecuencia en el tránsito del Metro Bus en los distintos sectores de la capital.

A pesar de que el próximo 28 de diciembre se cumplirán dos años de la entrada en vigencia del sistema de transporte masivo Metro Bus en la ciudad de Panamá, las quejas por la falta de frecuencia de la nueva flota de buses no cesan.

María Atencio, una residente de Pedregal, en el sector este de la capital, denunció a Prensa.com que tanto ella como muchos de los moradores de ese lugar esperan hasta más de una hora y forman largas filas para poder abordar un Metro Bus que los lleve a sus lugares de destino.

Según Atencio, esta situación se repite a diario tanto para salir hacia su trabajo como para regresar a su hogar.

UNA QUEJA DE NUNCA ACABAR

David Ramírez, del Movimiento 23 de Octubre, dijo que así como Atencio, varios son los usuarios del nuevo sistema de transporte colectivo que han denunciado la poca frecuencia en el tránsito del Metro Bus en los distintos sectores de la capital.

“En el tema de la frecuencia no se ha podido ajustar el lápiz. Hay personas que han denunciado que esperan hasta dos horas por un bus”, aseveró Ramírez, quien dijo que durante este 2012 la oficina de denuncias del servicio de transporte público, que el movimiento a su cargo, ha recibido 30 quejas del servicio que ofrece el Metro Bus. Entre esas denuncias, la poca frecuencia es la más constante, recalcó Ramírez.

OFICINA DE ATENCIÓN A USUARIOS DEL METRO BUS

Desde hace tres años, el Movimiento 23 de Octubre habilitó una oficina para atender las denuncias y quejas de los usuarios del transporte público de todo el país.

Dicha oficina cuenta con dos sedes: la primera está ubicada en la sede principal de la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) y la segunda, en la Plaza 5 de Mayo, cerca del Mercado de Artesanías.

“Allí recibimos a las personas siempre y cuando se identifiquen con su nombre, la hora en que se dio el incidente, y la ruta y la matrícula del bus que abordó al momento del hecho del que fue testigo o víctima”, explicó.

“No tenemos poder coercitivo, pero tenemos el poder moral para presentar las quejas por escrito a las autoridades de la ATTT, de Sonda [administradores de las tarjetas] y de la empresa Mi Bus”, sostuvo.

Así las cosas, Ramírez hizo un llamado a la ciudadanía para que denuncie sus insatisfacciones por el servicio a través de las oficinas, la página digital www.movimiento23deoctubre.com y mediante el Facebook Corazones Azules de Panamá.

“Queremos atender a los usuarios del transporte colectivo, porque cuando se dirigen a las instituciones les ofrecen un trato no cordial. Esperamos que las personas vayan a que se les atienda de manera correcta”, puntualizó.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Lo último en La Prensa

Mundo El Congreso puede aguar la fiesta

El compromiso de Washington y Cuba de normalizar sus relaciones fue celebrado en el mundo entero, pero ahora es el Congreso ...