Ni conejas ni zanahorias

Temas:

En su libro La Ignorancia, Milan Kundera menciona que Ulises, el nostálgico héroe griego, a pesar de la dolce vita que se daba junto a la encantadora y bellísima ninfa Calipso, soñaba con volver a su Itaca querida y abrazar y estrechar entre sus brazos a su amada Penélope.

Homero, revela Kundera, “glorificó la nostalgia con una corona de laurel y estableció una jerarquía moral de los sentimientos”.

Se trata, a mi manera de ver, de la primacía de la ternura sobre el placer pasajero iluminando los senderos del amor. En otro aspecto, valdría la pena recordar una escena de la novela de Laurence Sterne intitulada Vida y Opiniones de Tristam Shandy , caballero. “No os preocupéis si lo tomo con buen humor que - estoy decidido mientras viva o escriba [lo que en mi caso viene a ser lo mismo] a no dirigirle a buen caballero alguno peor insulto o peor deseo que los que mi tío Toby le dirigió a la mosca aquella que estuvo durante toda la cena zumbando en torno a su nariz. -“ Vete pobre infeliz, corre, vuela. ¿Por qué habría de hacerte daño? Estoy seguro de que este mundo es lo bastante ancho para que en él quepamos tú y yo”.

Estos dos ejemplos que he traído para mis lectores nos indican que los grandes clásicos han tenido siempre faroles que han colocado en el camino de los lectores a través de los libros fundamentales de la mejor literatura.

Como es ya cosa sabida, la lectura no solo entretiene, sino que nos tiende la mano con alguna enseñanza, con alguna experiencia, para dilucidar e interpretar los problemas y las dudas que la vida a cada rato nos impone en el marco diario de la existencia. No se trata de que estoy pensando que algún día lleguemos a ser ecuánimes y perfectos, sino que podemos llegar a ser conscientes de que junto a los excesos también existe la templanza, no obstante, de que en muchos hechos ocurridos carezcan de explicación.

Es casi seguro, escribe Rodríguez Monegal, que Borges estuvo en la Cafetería A Brasileira en momentos en que el gran poeta portugués despachaba desde allí algunos de sus escritos, conversaba con un amigo o bebía unas más de esas inagotables copas de aguardiente que habrían de acabar con el poeta 12 años después, tal como lo recuerda Antonio Tabucchi en ese bello librito intitulado Los últimos días de Fernando Pessoa.

Estos comentarios han llegado a mi mesita de redacción debido a que se ha ordenado la observación estricta de la ley zanahoria para todo el mundo, y yo pienso que mi recomendación de la lectura de autores clásicos podrán caer ahora en muchos sacos que no estén rotos y puedan servirnos de consuelo para los que todavía añoramos a las lindas y perfumadas conejas de la calle Uruguay y de la vía Venetto. Además, podemos iniciar una vida sana cantando rancheras por la cinta costera y rodeando con nuestro brazo amoroso la cintura costera de una amiga, mientras lloramos por las zanahorias.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Entretenimiento Estos son los ganadores del Festival de Cine de Cannes 2017

Pedro Almodovar, presidente del jurado de Cannes. Pedro Almodovar, presidente del jurado de Cannes.
Pedro Almodovar, presidente del jurado de Cannes. AFP/ Valery Hache

La comedia negra "The Square" del director sueco Ruben Ostlund fue la ganadora de la Palma de Oro del Festival de Cine de ...

Estados Unidos Demócratas reclutan a veteranos de guerra para postularlos en elecciones

Seth Moulton, representante demócrata de Massachusetts. Seth Moulton, representante demócrata de Massachusetts.
Seth Moulton, representante demócrata de Massachusetts. Tomado de moulton.house.gov/

Los demócratas esperan enrolar a veteranos del ejército en otro tipo de lucha: para ser mayoría en la Cámara de Representantes ...

Familia Palestinos no pueden divorciarse durante el Ramadán para evitar rupturas impulsivas

Una mujer palestina pasa junto a la policía en la Puerta de Damasco, al este de Jerusalén. Una mujer palestina pasa junto a la policía en la Puerta de Damasco, al este de Jerusalén.
Una mujer palestina pasa junto a la policía en la Puerta de Damasco, al este de Jerusalén. AFP/ Menahem Kahana

El jefe de los tribunales islámicos palestinos ordenó a los jueces no pronunciar divorcios durante el mes de ayuno del Ramadán ...