HERMAFRODITISMO. DESORDEN GENÉTICO.

Bebé con dos sexos

Los padres en conjunto con los especialistas definen el sexo del bebé y el tratamiento.

AL NACER. Mientras más temprano se detecte el hermafroditismo, más rápido se puede tratar. AL NACER. Mientras más temprano se detecte el hermafroditismo, más rápido se puede tratar.
AL NACER. Mientras más temprano se detecte el hermafroditismo, más rápido se puede tratar.

Cuando una madre da a luz un hijo quiere que nazca sano. Pero a veces por cuestiones de genética ocurren unas pequeñas variaciones y nacen niños o niñas hermafroditas.

Hermafrodita es un individuo "con tejido testicular y ovárico en sus gónadas, lo cual origina anomalías somáticas que le dan la apariencia de reunir ambos sexos", según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española.

Durante la fecundación, el hombre debe aportar el cromosoma ‘X’ o ‘Y’ y la mujer el cromosoma ‘X’. El resultado dependerá de lo que aporte el padre, si aporta ‘Y’ el bebé será varón y si aporta una ‘X’, entonces será niña.

Cuando esto no sucede así ocurren transformaciones genéticas en las que el sexo no se define correctamente, entonces nacen los niños hermafroditas, explica la endocrinóloga pediatra, Liliana Neil.

Hay dos tipos de hermafroditismo, el femenino y el masculino. El primero es cuando la niña nace con sus genitales de apariencia masculina: un clítoris muy grande y los labios genitales en forma de testículo. Sin embargo, también tiene vagina y ovarios.

A esta niña podría incluso en la pubertad crecerle bozos, una vellosidad abundante como la de los hombres y hasta tener una voz gruesa, pero sin dejar de ser mujer.

En el caso de los varones hermafroditas, estos nacen sin ovarios y sin vagina, pero tienen una vulva parecida a unos testículos, el riesgo es que en la adolescencia el pene podría no crecer.

También pudiera ser físicamente masculino, pero tener vagina y ovario, lo que en la adolescencia podría provocar incluso la menstruación.

Lo importante es detectarlo temprano, afirma Neil, para darle tratamiento adecuado.

Cuando nace un niño o niña hermafrodita los padres son los que orientan el sexo del bebé. Pero esta decisión se debe tomar en conjunto con un especialista en endocrinología y un paidosiquiatra para detectar de la manera más correcta el rol que se le dará al niño. Aunque al crecer el hijo podría sentir una inclinación distinta a la que eligieron sus padres.

Si esta condición se detecta en el momento del nacimiento -generalmente el que se da cuenta es el obstetra- se debe empezar la terapia con ultrasonidos y establecer la frecuencia genética de los cromosomas del paciente.

Además es necesario administrarle un tratamiento hormonal, el cual se mantendría a largo plazo, una medida podría mejorar su calidad de vida, explica la especialista que habló sobre el tema en el Congreso de Pediatría que finalizó el sábado en Panamá.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

LUIS BARRÍA MOSCOSO 'Somos cuatro millones... No hay manera de no caer en el nepotismo'

Luis Barría, el presidente de la comisión de Credenciales, es un abogado y como tal se enfrenta al Knockout. ¿Qué significa ...

Óxido nítrico, 'escudo' protector Louis Ignarro, un 'Nobel' promotor de salud

Dicen que la curiosidad mató al gato. Pero fue la curiosidad del doctor en farmacología Louis Ignarro la que lo llevó a ...