Buen beber La rumba ambigua

Moods está en Calle 48 Bella Vista, a lado de Unplugged.  Moods está en Calle 48 Bella Vista, a lado de Unplugged.
Moods está en Calle 48 Bella Vista, a lado de Unplugged.

ACLARACIÓN I No es que yo necesite estar siempre segura del suelo por donde camino o de la marca de tacones que uso. Para ser honesta, confieso que se me abren los poros de solo pensar en la excitación que produce la aventura, andar como con los ojos vendados por el valle de las sombras...Pero, ojo con las sutilezas, tampoco es que uno va por la vida sin al menos trazar el camino o pensar en él.

AGENDA I Revisaba yo mentalmente mi apretada disposición del tiempo y el espacio, cuando... ¡Zas! Me llegó un chat de un pimpollo amigo del trabajo que me pregunta "¿Qué vas a hacer esta noche Oliva?". Yo tenía claro que iría a Moods, pero no sabía a quién llevar. Tomé el chat como un mensaje divino y al chico por acompañante. Claro, no suelo salir con hombres de la oficina, pero este niño siempre me había tratado como a una compañera más, así que pensé "no hay lío". Ahora, no sé cómo se lo tomó él.

AUXILIO I No pasaron ni cinco segundos cuando el chico llegó a mi puesto a setear el encuentro y en eso me dice "oye, ¿cómo hay que ir vestido allí? yo voy así como estoy, ¿está bien?". Lo miré de arriba a abajo con cara de "qué quieres que te diga" y simplemente no le contesté. Hello, hello! A mí los hombres me los sirven con un poco de seguridad.Creo que mi amigo, que por cierto se llama Charlie, estaba algo nervioso. Habíamos quedado que yo lo llamaría luego de mi ensayo (estoy tomando clases de canto) y que aquello sería como a las 10:00 p.m. Mantuve mi celular en silencio y cuando fui a ver tenía algunas llamadas del mentado acompañante. Surprise, surprise... Ah no, y cuando iba hacia él, me llamó a ver "si ya andaba cerca". En fin, ustedes juzguen.

ARRASANDO I Charlie decía que Moods es una disco, yo que no, que era un bar y si era un buen bar debía tener carta de cocteles. Él se echó a reír. Yo me mantuve tranquila, la que ríe de último siempre soy yo.Llegó el mozo y yo le pedí que nos sacara de la duda y él dijo que "el lugar es bar discoteque". ¡Qué digo ambigüedad! Pero es cierto. Físicamente es un bar: con unos sillones rojos divinos (me sentía de fuego sentada en ellos), taburetes y mesas. La disposición del espacio, todo. Pero no se te ocurra ir a parkiar, allí la gente va a bailar con las manos arriba y "dale hasta abajo".

ALEGRE I Muerta de la risa vi llegar a mis manos la carta de cocteles. Limitadita, pero la tienen. Y el pobre Charlie, tan inocentón, solo dijo, "ayala, tenías razón".Serían cinco tragos, a lo sumo seis. Todos a 5 dólares. Nos fuimos primero por las Rockin Margaritas, yo la pedí de maracuya y él tradicional, y ambas estaban magníficas. Altamente recomendables.Lo que no puedo decir de la Piña Colada. Sorry... Esa la pidió Charlie y me la dio a probar. Ay no, el licor casi ni se sentía, el sabor a piña había que bucearlo y abusaron de la leche de coco. Fácilmente era una leche de coco colada y se podía servir en mamila.Ahora, ofrecen un trago llamado Mudslide que es una ricura. Se puede pedir de helado, Kahlúa o Baileys. Yo lo pedí de Baileys y terminé chupándome los dedos.En general, me parece que mantienen buenos precios: las cervezas nacionales están a 2.50, las extranjeras a 3 dólares y los tragos de seco y ron a tres también. Ahora, regresando a las ambigüedades, los cocteles de 5 dólares bajaron a cuatro, y cuando le pregunté el mozo me dijo "sí valen cinco pero le salieron más barato". No hubo más explicación que esa. Yo sé que soy muy sexy.Por cierto, el servicio es bueno, aunque el día que yo fui no estaba muy lleno, así que puede que eso haya influido.

ARRIBA I La música la encontré un poco alta. Pero bueno, allí la gente va a bailar y no a firmar un tratado de libre comercio. Eso sí, muy variadas las tandas. Hubo de todo, la gente se divertía en un buen ambiente.

ADIÓS I Charlie es buena onda, la pasé muy bien con él y nunca me pidió más de lo que estaba dispuesta a dar. Al final me dijo que me llevaba a la casa. Dudé, pero lo dejé correr, que mi imagen se colara entre sus dulces sueños de latino seductor y recordara para siempre el filo de mi tacón al bajarme del carro. Total, tengo la leve impresión de que se avecina una larga temporada en la que ya no podré jugar a ser diabla.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

CRISIS Estados Unidos denuncia 'grave retroceso para la democracia' en Venezuela

Casa Blanca. Casa Blanca.
Casa Blanca. Bloomberg

El gobierno de Estados Unidos consideró este jueves un "grave retroceso para la democracia" la decisión de la corte suprema de ...

Lo consigue por primera vez Wozniacki avanza a la final del Abierto de Miami

Caroline Wozniacki busca escalar en la clasificación general. Caroline Wozniacki busca escalar en la clasificación general.
Caroline Wozniacki busca escalar en la clasificación general. AFP

Caroline Wozniacki derrotó este jueves a Karolina Pliskova y avanzó por primera vez a la final del Abierto de Miami. La ...

DISPUTA Corte Suprema archiva denuncia contra el diputado Leandro Ávila por caso de agresión física

Leandro Ávila, diputado del PRD. Leandro Ávila, diputado del PRD.
Leandro Ávila, diputado del PRD. LA PRENSA/Archivo

La denuncia contra el diputado perredista Leandro Ávila por el presunto delito de lesiones personales a un agente de la ...