ECOTURISMO. PUEBLO CHICO Y HOSPITALIDAD GRANDE.

Calma en Guariviara

A hora y quince minutos del puerto de Chiriquí Grande está la comunidad de Guariviara, ubicada en la región No Kribo, de la comarca ngöbe buglé. Es un pueblo de 300 personas cuya actividad a veces es interrumpida por los excursionistas.

EN CASA. Las viviendas, sobre pilastras, son hechas de troncos. EN CASA. Las viviendas, sobre pilastras, son hechas de troncos.
EN CASA. Las viviendas, sobre pilastras, son hechas de troncos.

Luego de tres horas desde la ciudad de David, siete viajeros: cinco de David, uno de Panamá (yo) y otro de Holanda, llegamos al puerto de Chiriquí Grande acompañados del guía Arcenio Santos.

A lo lejos las inquietantes olas llevaban al guía a una conclusión: "el mar está muy picado para navegar" poniendo en dudas si podríamos pasar, como lo habíamos previsto, el fin de semana en la comunidad de Guariviara en Bocas del Toro.

Ya en el mar, la pequeña embarcación de los viajeros pasó por las olas y en un recorrido de una hora y quince minutos llegó a Guariviara.

La idea original era llegar hasta la isla de Kusapín, pero el petróleo se había disparado a unos difíciles cinco dólares por galón.

Localizada en la región No Kribo, de la Comarca Ngöbe Buglé, en la desembocadura del río del mismo nombre, Guariviara es un poblado donde viven alrededor de 300 personas. Arcenio, el guía de la excursión, también nació allí. Actualmente estudia docencia en la universidad.

El sitio se ubica en una zona pantanosa. Las viviendas tienen techo de penca, paredes de cañazas o tablas, y se elevan sobre pilastras.

Luego de un buen pescado con arroz, preparado por la señora Ana en el restaurante/tienda/puerto del lugar, el grupo compartió la tarde con algunos pobladores.

La comunidad se preparaba para una noche de bingo, el dinero recaudado se utilizaría para la próxima fiesta del Día de la Madre, el 8 de diciembre.

La noche empezó a caer y el grupo de viajeros se movilizó para acampar en la escuela. Originalmente levantaríamos el campamento en un pequeño islote en la boca del río, pero el aguaje del día anterior cubrió casi toda el área lo que hacía imposible asentarse allí.

La armada de las carpas cerca de la escuela atrajo la curiosidad de los niños "...¿y van a dormí allá dentro?", preguntaban una y otra vez. Esa noche las chitras hicieron fiesta con nosotros.

En Guariviara tienen una escuela primaria y un rudimentario centro médico con un enfermero que es ayudado por una partera de la comunidad.

Los pobladores viven de la agricultura de subsistencia, siendo el arroz el cultivo más común. Crían, a pequeña escala, cerdos, gallinas, pavos, patos y algo de ganado. La pesca artesanal es otra forma de sobrevivencia.

A la mañana, salimos río arriba a punta de remo para ahorrar combustible. Visitamos el lago de los lagartos. Pero, solo se asomaron unos cuantos reptiles.

Más temprano habríamos podido ver monos, más variedad de aves y hasta manatíes. De regreso salimos a la boca del río y pasamos el resto de la mañana filtrando lama entre los dedos en un intento por recolectar concha negra.

El grupo sacó orgulloso cierta cantidad en un saco. Al ver nuestra cosecha, los locales se burlaron, "¡Eso lo saca una persona, no siete!".

En el transcurso del día aprovechamos para darle otro vistazo al islote, decidimos acampar esa noche allí, junto al mar. Pero tendríamos que regresar en la tarde para levantar el campamento, ya que el sol estaba muy fuerte.

De vuelta en la comunidad, algunos jugaron un partido de voleibol y otros compartieron con los curiosos niños.

La fascinación de estos era incesante, "...ella tiene el cabello booonitu...", decía uno refiriéndose a una de las excursionistas. Para ellos el vello facial en los hombres era algo poco conocido y se mostraban maravillados.

Ya con más confianza y siempre curiosos me pidieron que que les prestara la cámara y les enseñara cómo funcionaba. No tardaron mucho en aprender a tomar fotos unos a otros.

Niños al fin, después de un rato perdieron el interés y decidieron iniciar una sesión de clavados en el agua, la cual siempre está cerca.

Nubes negras y relámpagos acabarían con el momento divertido. Se anunciaba una tormenta.

Volver al islote para levantar las carpas ya no era una buena idea, en medio de la tormenta eléctrica que azotaba Guariviara con toda su fuerza. El grupo de aventureros, junto a algunos miembros de la comunidad, buscamos refugio en el restaurante que a la vez era tienda y puerto del lugar.

Se hacía de noche. A la luz de las linternas, la "chef" del grupo y los niños limpiaron las conchas que luego fueron guisadas para acompañar unas piezas de róbalo frito, manjares que serían acompañados con arroz.

En vista de que no había posibilidad de acampar en el islote, los pobladores mostraron nuevamente su amabilidad y nos hospedaron en una de sus casas. Al día siguiente partimos y así finalizamos la aventura en Guariviara.

Las rutinas de la comunidad

EL JUEGO - Niños y niñas no pierden oportunidad para divertirse. Corren de un lado para otro, trepan árboles y hacen clavados en el agua. La llegada de visitantes despierta su curiosidad, y una vez que adquieren confianza no cesan de hacer preguntas.

SUBSISTENCIA - La pesca, la cría de animales como pollos y puercos, y la agricultura a pequeña escala permiten sobrevivir. El pueblo sonríe al excursionista a pesar de que no cuenta con un buen servicio de agua potable ni sistema eléctrico.

LA GIRA - Al estar el poblado ubicado a orillas del agua, todo el transporte es acuático; se usan embarcaciones fabricadas por los mismos habitantes. Es una zona de manglares. Los visitantes tienen oportunidad de recorrer diferentes islotes, ver muy de cerca lagartos y hasta manatíes.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Panamericano en México Definen selección Sub-10 de béisbol

El equipo panameño intensifica su preparación en varios aspectos de juego. El equipo panameño intensifica su preparación en varios aspectos de juego.
El equipo panameño intensifica su preparación en varios aspectos de juego. CORTESÍA/Fedebeis

El técnico de la selección Sub-10 de Panamá, Héctor Ávila, definió la lista de 18 jugadores, que defenderán los colores ...

Videos Delegación panameña, rumbo a Juegos de la Juventud

Delegación panameña, rumbo a Juegos de la Juventud Delegación panameña, rumbo a Juegos de la Juventud Vídeo
Delegación panameña, rumbo a Juegos de la Juventud

El ministro de la Presidencia, Álvaro Alemán, le entregó al atleta del taekwondo Andrés Ho, el pabellón como abanderado de la ...

AVISO Reportan sismo de 5.7 grados en California

El epicentro del sismo se ubicó a tan solo 9.1 kilómetros de profundidad. El epicentro del sismo se ubicó a tan solo 9.1 kilómetros de profundidad.
El epicentro del sismo se ubicó a tan solo 9.1 kilómetros de profundidad. Tomado de Internet/Earthquake.usgs.gov

Un sismo de 5.7 grados se registró este viernes 22 de septiembre en la costa norte de California, Estados Unidos, informó el ...