Un Cristo venerado

Un cuadro de Cristo crucificado, pintado por un devoto esclavo colonial, sobrevivió a cuanto terremoto y maremoto azotó Lima.

Temas:

HECHO. Un mensaje de hermandad. CORTESÍA/Alejandro Balaguer/Fundación Albatros Media HECHO. Un mensaje de hermandad. CORTESÍA/Alejandro Balaguer/Fundación Albatros Media
HECHO. Un mensaje de hermandad. CORTESÍA/Alejandro Balaguer/Fundación Albatros Media

La Hermandad del Señor de los Milagros afirma que los “negros angolas” se agremiaron en 1650 y formaron una cofradía en Pachacamilla (Lima), donde hoy existe la iglesia y el monasterio de las Nazarenas, que había sido habitada por indios provenientes de Pachacamac.

Allí se reunían secretamente los esclavos negros para recordar las costumbres de sus ancestros. Uno de ellos pintó una imagen de Cristo crucificado, la cuál comenzó a ser venerada. “Los negros siguieron con la creencia durante mucho tiempo.

Luego, estos se van olvidando de los indígenas, de los orígenes, del oráculo, del dios Pachacamac. Y siguieron con esta tradición por más de un siglo, hasta que sucedió un gran temblor”, dice la etnohistoriadora María Rostworowski.

El 13 de noviembre de 1655, un terremoto feroz se ensañó con la noble villa de Lima. Miles de muertos se apilaban en las calles. Las casonas y las iglesias se desplomaron. Las casas de la cofradía de Pachacamilla no se salvaron de la tragedia.

Todos los muros se destruyeron, menos uno. El muro de barro con el Cristo crucificado había resistido a la catástrofe. En honor al Cristo se prendían velas y sahumerios, se escuchaban cantos y plegarias. Años después, un maremoto destrozó Lima, inundando las calles.

Los temblores sacudieron la ciudad derrumbando la capilla en honor a la imagen de Cristo. El antiguo muro pintado por aquel esclavo angoleño con la figura del Cristo crucificado siguió en pie.

Desde 1687, cada octubre de cada año, una réplica en óleo de la imagen santificada parte en andas seguida de una multitudinaria procesión vestida de morado, congregando a todas las razas unidas por una misma fe.

Hoy, al igual que en los tiempos del dios Pachacamac, miles de fieles concurren en peregrinaje y renovada ofrenda, a postrarse en honor a su Señor. Ya no es sólo por las calles de la colonial Lima vieja que se sienten olores a sahumerios. Cada octubre en Los Ángeles o Nueva York-, vuelven las andas del Cristo multiplicado llevando el mensaje de una hermandad antigua que persiste en no caer en los eriales del olvido.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

DENUNCIA La Iglesia ortodoxa rumana implicada en dos escándalos sexuales

Otro sacerdote del noroeste de Rumania fue expulsado definitivamente de la Iglesia ortodoxa a finales de julio. Otro sacerdote del noroeste de Rumania fue expulsado definitivamente de la Iglesia ortodoxa a finales de julio.
Otro sacerdote del noroeste de Rumania fue expulsado definitivamente de la Iglesia ortodoxa a finales de julio. AFP

La Iglesia ortodoxa rumana estuvo implicada en las últimas semanas en dos escándalos sexuales, de los cuales el más reciente ...

TERRORISMO Manifestación el próximo sábado en Barcelona contra los atentados

La manifestación es para rechazar el terrorismo. La manifestación es para rechazar el terrorismo.
La manifestación es para rechazar el terrorismo. AFP

El ayuntamiento de Barcelona y el gobierno regional de Cataluña anunciaron, este sábado, la convocatoria para el 26 de agosto ...

polémica Perú: Siete meses de prisión preventiva a un sacerdote español por abuso sexual

Santiago Martínez Valentín-Gamazo. Santiago Martínez Valentín-Gamazo.
Santiago Martínez Valentín-Gamazo. Tomado de La República

Un tribunal peruano de justicia dictó siete meses de prisión preventiva al sacerdote español Santiago Martínez ...