VIENE DE LA 1B I

Deseo recuperado

En Panamá, la testosterona se consigue en tabletas únicamente con testosterona y en inyecciones.

Al sentir que disminuía su deseo sexual, Aminta inició un tratamiento hormonal que le costó "una millonada" y que hizo que se engordara e hinchara. "Me pasé dos años comprando y botando pastillas que no me servían", recuerda. Finalmente, empezó un tratamiento a base de testosterona inyectable.

Esta hormona masculina, que las mujeres producen pero en pequeñas cantidades, es la responsable del deseo sexual.

La testosterona en las mujeres, según un artículo publicado por discoveryhealth.com, aumenta la libido y la energía, mantiene la masa muscular, endurece los huesos y se asegura de que los puntos sensuales se mantengan sensitivos. Pero no todo es color de rosa.

La ginecóloga Sara Campana no está de acuerdo con estos tratamientos, ya que no han sido aprobados como seguros.

Según Campana, la dosis inyectable es la más peligrosa y tiene contraindicaciones como sangrado uterino anormal, hiperplasia endometrial, cáncer endometrial, cáncer mamario, enfermedades tromboembólicas, problemas psicológicos, hirsutismo, cambios en el tono de voz, acné, aumento de vellos en el cuerpo, aumento en la musculatura y aumento excesivo del sexo.

En Panamá, las dosis de testosterona para mujeres se consiguen en tabletas únicamente con testosterona (mesterolona) y en inyecciones (metil-testosterona). En EU, hay además la presentación en parches, crema, gel y en tabletas que combinan la testosterona con estrógeno (estratest).

En Aminta, los efectos de la testosterona —que se empezó a inyectar hace cuatro años en una dosis de 200 mg y a los seis meses cambió a 100 mg, ya que era demasiado fuerte— han sido vellos "en el área del bigote y barba... pero eso se depila", y un grosor en la voz, "pero eso es sexy", opina Aminta. Además, cuando tomaba la dosis más alta, sintió que sus músculos se le formaban muy grandes y de manera rápida. Esto lo reguló una vez empezó con la dosis de 100 mg.

En muchos casos, la disfunción sexual en la pareja se puede deber a agotamiento, estrés, depresión o pérdida de interés. Por ello, antes de involucrarse en un tratamiento con tanto riesgo, hay que analizar las causas y consecuencias. La visita a un ginecólogo es imprescindible. De ser necesario el tratamiento, este debe examinar el nivel de hormonas para entonces regular, de manera personal, el tratamiento.

A pesar de los riesgos de este tratamiento, Aminta considera que "no podemos dejar que la vejez nos absorba; es la excusa perfecta para que un hombre salga a buscar lo que no encuentra en casa".

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Fotografía Retiro espiritual en el norte de Veraguas

Retiro espiritual en el norte de Veraguas Retiro espiritual en el norte de Veraguas Galería
Retiro espiritual en el norte de Veraguas Santa Fe, Veraguas/LA PRENSA/ Ismael Hernández

LEGADO Muere Bill Paxton, uno de los protagonistas de ‘Apolo 13’ y ‘Titanic’

El versátil actor oriundo del estado de Texas (sur) era una cara conocida de las pantallas estadounidenses. El versátil actor oriundo del estado de Texas (sur) era una cara conocida de las pantallas estadounidenses.
El versátil actor oriundo del estado de Texas (sur) era una cara conocida de las pantallas estadounidenses. AFP/Archivo

El actor estadounidense Bill Paxton, conocido por su actuación en las películas Apolo 13 y Titanic, falleció a los 61 años, ...