El ‘Don Quijote’ de París escribe su último verso

Por toda una vida dedicada a la difusión de las letras, en la que Whitman creó un premio literario para autores inéditos, o el "Festival & Co" para promover ese arte.
La librería Shakespeare and Company del fallecido George Whitman. La librería Shakespeare and Company del fallecido George Whitman.
La librería Shakespeare and Company del fallecido George Whitman.

PARÍS, Francia. EFE.- Huésped de escritores, pregonero empecinado de la generación "beat", librero entregado a la causa y soñador utópico conocido como el "Don Quijote" del barrio latino de París, el estadounidense George Whitman, fue enterrado hoy en el cementerio del Pre Lachaise.

Fue a través de su trabajo durante varias décadas al frente de la histórica librería Shakespeare & Company como Whitman se ganó ese alias, acuñado tras cumplir su quijotesco sueño de fundar y regentar frente a la catedral de Notre-Dame una de las tiendas de libros más carismáticas del mundo.

"Cuando se habla de él no se puede evitar hablar de la librería porque no existen el uno sin el otro", dijo su hija durante las obsequias, a las que asistieron unas 150 personas. Allí, la que continuará con el trabajo de Whitman, recordó que los dos elementos más importantes de su vida eran "los amigos y los libros".

El negocio se ha convertido con los años en una magnética institución cultural por la que otrora se prodigaron figuras como Allen Gisberg o Henry Miller para rebuscar volúmenes entre sus estanterías, literalmente abarrotadas hasta el techo.

Por toda una vida dedicada a la difusión de las letras, en la que Whitman creó un premio literario para autores inéditos, o el "Festival & Co" para promover ese arte, el Ministerio francés de Cultura le concedió en 2006 la insignia de Oficial de las Artes y de las Letras.

Desde su muerte la semana pasada, a los 98 años, el frontispicio de la Shakespeare & Company rebosa de flores y mensajes anónimos de agradecimiento. Y es que Whitman, a quien la escritora francesa Anas Nin describe como "un santo entre sus libros", convirtió su vida en un homenaje a la literatura.

"Decía que había cumplido una utopía socialista camuflada bajo la forma de una librería", explica a Efe uno de los empleados del establecimiento, Terry Craven, quien fue una de las 50 mil personas que Whitman aseguraba que acogió entre sus muros para pasar la noche.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Destacados

Lo último en La Prensa

autopista Arraiján-La Chorrera Federico Suárez comparece a fiscalía para ser indagado

Suárez dijo que, a su salida de la fiscalía, daría más declaraciones a los medios de comunicación. Suárez dijo que, a su salida de la fiscalía, daría más declaraciones a los medios de comunicación.
Suárez dijo que, a su salida de la fiscalía, daría más declaraciones a los medios de comunicación. LA PRENSA/Isaac Ortega

Federico José Suárez, exministro de Obras Públicas, compareció este jueves 29 de junio ante la Fiscalía Anticorrupción de ...

30 años después de detener su producción Sony va a relanzar la producción de discos de vinilo

El número de discos de vinilo producidos se multiplicó por ocho en Japón desde 2009. El número de discos de vinilo producidos se multiplicó por ocho en Japón desde 2009.
El número de discos de vinilo producidos se multiplicó por ocho en Japón desde 2009. AFP/ Toshifumi Kitamura

Aviso a los nostálgicos y a los jóvenes melómanos: el gigante japonés de la electrónica Sony reanudará de aquí a marzo de 2018 ...

Héroe antes de un partido Un árbitro de la MLB rescata a una mujer en un puente

John Tumpane tomó la iniciativa para agarrar a la dama en peligro. John Tumpane tomó la iniciativa para agarrar a la dama en peligro.
John Tumpane tomó la iniciativa para agarrar a la dama en peligro. AP

John Tumpane no puede explicar por qué se acercó este miércoles a una mujer que se había pasado al otro lado de la barandilla ...