ALERTA: El río Juan Díaz se sale de su cauce en el centro comercial Los Pueblos.

‘Fakelook 2.0’: la tecnología y sus influencias

“Historias que colapsan ante una pantalla, en este caso, ante un escenario”, es lo que Arturo Wong Sagel promete que verá el espectador en ‘Fakelook 2.0’.

Temas:

“Este montaje es un ‘software’ teatral que se ha actualizado”, comenta Arturo Wong Sagel sobre su pieza, que arranca mañana 18 de mayo en el teatro Inida.  “Este montaje es un ‘software’ teatral que se ha actualizado”, comenta Arturo Wong Sagel sobre su pieza, que arranca mañana 18 de mayo en el teatro Inida.
“Este montaje es un ‘software’ teatral que se ha actualizado”, comenta Arturo Wong Sagel sobre su pieza, que arranca mañana 18 de mayo en el teatro Inida. Cortesía

Fakelook 2.0 es una versión actualizada de una propuesta que el director y dramaturgo panameño Arturo Wong Sagel llevó a escena en 2014.

Su sátira, en torno al impacto de las redes sociales en la sociedad, se presenta del 18 al 29 de mayo en el Teatro Inida, en Balboa, de lunes a sábado a las 8:00 p.m., y los domingos a las 6:00 p.m.

-¿Qué beneficios te da la sátira para el montaje?

Me permite crear una distancia estando adentro. La obra plantea situaciones patéticas y absurdas que son reales, pero que al satirizarlas uno las puede asimilar de otra manera. Es un reflejo de cómo somos.

La sátira es una excusa, basta dar un paseo por la web para encontrar personajes que están contándonos historias desopilantes, y la obra es eso.

-¿Por qué la tecnología está cada vez más vital?

Es lo que nos impone la industria. Nos obliga a usarla sin tener otras opciones. Mira los discos en vinilo y cómo se empezaron a reemplazar por los CD, porque según decían esa era la tecnología que duraría eternamente. Una falacia universal. Los CD se han dañado y ahora volvemos a los discos y las agujas. Hace un momento tuve que cambiar de celular, a pesar de que estaba en buen estado, porque ya se volvió obsoleto. Quieras o no, la tecnología te invade de manera fortuita y se hace necesaria, porque hay una vorágine que te empuja hacia ella.  

-¿Por qué estamos tan ansiosos de acumular ‘likes’?

Quizás se deba a la ausencia de “algo”. Me aterra la idea de pensar que uno vale por eso. Si antes íbamos encaminados a que valíamos más por lo bienes materiales, ahora valemos por algo intangible, que no tiene nada que ver con un valor o un talento.

Es completamente absurdo. Ahora compras likes, seguidores, para tener en tu carta de presentación y poder acceder a más. Es el epítome de la pérdida de la identidad. Que la autoestima o el éxito de un ser humano o una empresa se centre en ver cuantos likes obtienes por un post, estamos hablando de algo incoherente, pero que es real.

-¿Hoy te llevas mejor con las redes sociales que en el montaje de 2014?

Sí, totalmente. En 2013, cuando escribí el primer libreto, era un outsider por completo. Me manejaba en la periferia y me parecían mecanismos interesantes con un potencial de teatralidad para expresarme, no más que eso.

En ese entonces cree personajes ficticios que estuvieron inmiscuidos en las redes recolectando información, pero con el objetivo de contar historias. Las redes eran un motivo más. Hoy ya conozco el funcionamiento de cada una y en lo que se han convertido.

-¿La fijación tecnológica aumenta o ha disminuido?

Cada vez nos volvemos más tecnológicos. Ya no podemos ir al baño sin el celular en la mano porque creemos que ocurrirá la Tercera Guerra Mundial. En unos años no vamos a poder mirarnos a la cara cuando conversemos, lo haremos a través de un dispositivo.

Hace un tiempo entré en una depresión porque mi disco duro se había dañado y perdí la información acumulada en 10 años. ¡Carajo! Cómo puede ser posible que el estado de ánimo me cambie por la pérdida de un objeto tecnológico; pero claro, esos elementos representan recuerdos, horas de trabajo, imágenes, secretos… la relación se vuelve simbólica y real.

-¿Nos estamos comunicando realmente?

Nos comunicamos de otra manera. Para bien o para mal, pero es la forma de comunicarnos hoy. Antes nos escribíamos cartas, luego vinieron los emails, y ahora todo es por Whatsapp. Quizás mañana nos enviaremos solo videos grabados.

-¿Somos nosotros mismos a la hora de relacionarnos?

Somos una sociedad evasiva y siempre creamos un personaje; nadie es realmente uno mismo. Lo hacíamos desde antes de que existieran las redes al relacionarnos, ahora es mucho más fácil sostenerlo, porque la percepción del otro de manera instantánea lo avala.

Siga a Daniel Domínguez en  Twitter:@DanielDomnguez1  y en  Instagram: Daniel.Dominguez2006

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Crisis política Nicolás Maduro acusa a exfiscal de bloquear investigaciones de corrupción que él ordenó

El presidente venezolano Nicolás Maduro sigue arremetiendo contra quienes se oponen al gobierno. El presidente venezolano Nicolás Maduro sigue arremetiendo contra quienes se oponen al gobierno.
El presidente venezolano Nicolás Maduro sigue arremetiendo contra quienes se oponen al gobierno. AFP

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, aseguró este domingo que mientras la exfiscal general Luisa Ortega estuvo a cargo ...

REALIZAN MONITOREO Varios sectores inundados tras las fuertes lluvias

Río Juan Díaz a la altura de Los Pueblos. Río Juan Díaz a la altura de Los Pueblos.
Río Juan Díaz a la altura de Los Pueblos. LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Las fuertes lluvias registradas este domingo 20 de agosto de 2017 han dejado inundaciones en Cerro Viento, Don Bosco, ...

Lidera la competencia Yves Lampaert gana segunda etapa de la Vuelta a España

Yves Lampaert mostró su clase en la recta final. Yves Lampaert mostró su clase en la recta final.
Yves Lampaert mostró su clase en la recta final. AFP

El belga Yves Lampaert (Quick Step) ganó este domingo la segunda etapa de la Vuelta a España, disputada sobre 203.4 km entre ...