Llorar para comer rico

Para cocinar cebollas y que queden dulcecitas, hazlo a fuego muy lento, con lo que los sulfuros se convertirán lentamente en azúcares. Si quieres quitarte el tufo, enjuágate con jugo de limón y agua, masca una cáscara de naranja o mandarina o cómete una rama de perejil.

Temas:

Photos to Go Photos to Go
Photos to Go

El panameño, o mejor dicho, el latino en general, todo se lo toma a broma. Por ahí anda circulando un chiste que te dice que no puedes comer cerdo por el chanchiflú (nombre correcto: gripe porcina), pollo por la gripe aviar; bistec por las vacas locas (todo acompañado de animalitos que bailan, o no, dependiendo del sistema operativo de tu compu).

¿Las buenas noticias? Sí se puede comer cebolla (aunque probablemente esté llena de pesticidas). Lo bueno de la cebolla es que tal vez te traiga un pesticida que otro, pero sus virtudes superan ese riesgo de lejos. Además de aportar sabor, nos dan muchos fitoquímicos y compuestos nutritivos: contienen un antioxidante llamado quercetina que demora el daño oxidativo de células y tejidos, elimina las radicales libres, inhibe la oxidación de las lipoproteínas de baja densidad (reacción importante de la artereoesclerosis y enfermedades cardíacas) y protege y regenera a la vitamina E.

Otros estudios indican que consumir cebolla puede evitar las úlceras gástricas producidas por radicales libres, y que las cebollas de olor potente fomentan la actividad contra las plaquetas asociadas a la artereoesclerosis, derrames e infartos.

Otros estudios, en la Universidad de Berna, Suiza, indican que al alimentar cebolla deshidratada a ratas, aumentaba su densidad ósea, o sea que pueden ayudar contra la osteoporosis. Además, las cebollas son buena fuente de potasio, vitamina C, fibra y ácido fólico, además de contener calcio y hierro. Son bajas en sodio y tienen cero grasa.

Ahora: todo ello tiene su precio. Así como “es necesario sufrir para ser bella”, “es necesario llorar para comer rico”. Si lloras cuando pelas una cebolla, puedes evitarlo por vía química o física.

La física es fácil: Ponte unos lentes de sol, que actuarán como barrera. La química, evita cortar el extremo “peludito” hasta el final, ya que ahí es donde está la mayoría de los compuestos sulfúricos que te hacen lagrimear, o córtalas bajo agua. Puedes guardar cebollas en un sitio fresco y bien ventilado, durante semanas, sin perder sus compuestos nutritivos, pero les va mejor en una sola capa que apiladas. Para cocinar cebollas y que queden dulces, hazlo a fuego muy lento, con lo que los sulfuros se convertirán lentamente a azúcares. Si no, la Receta del Día te enseña a hacer cebollas caramelizadas que convierten un plato normal en algo inolvidable.

Y si quieres quitarte el tufo, enjuágate con jugo de limón y agua, masca una cáscara de naranja o cómete una rama de perejil.

VEA Manjar de faraón

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

CARRERA Fallece comediante y activista Dick Gregory

Dick Gregory. Dick Gregory.
Dick Gregory. Tomada del nytimes.com

Dick Gregory, quien rompió las barreras raciales en la década de 1960 y utilizó el humor para esparcir mensajes de justicia ...

BÉISBOL Sabathia sale de lista de lesionados y da triunfo a Yanquis

Sabathia (10-5) permaneció en la lista de los lesionados por un dolor en la rodilla derecha. Sabathia (10-5) permaneció en la lista de los lesionados por un dolor en la rodilla derecha.
Sabathia (10-5) permaneció en la lista de los lesionados por un dolor en la rodilla derecha. AFP

CC Sabathia retiró a 13 de sus primeros 14 rivales en el encuentro que marcó su retorno tras dejar la lista de los lesionados, ...