PASATIEMPO I

Muñecos... ¿reales?

Las bebés de juguete o "muñecos renacidos", tan reales que cuesta distinguirlos de los de verdad, se han puesto de moda en EU, donde los coleccionistas están dispuestos a pagar cientos de dólares por cada pieza.

De la misma manera que todos los bebés son diferentes (salvo que sean gemelos), tampoco hay dos idénticos "muñecos renacidos", como se llama a estas extrañas creaciones. Se parecen tanto a las criaturas de carne y hueso que incluso se fabrican con cabello humano, se venden acompañados de sus propias partidas de nacimiento y se anuncia su llegada a este mundo como si de un retoño "normal" se tratase.

No es de extrañar, por tanto, que estos muñecos, de todas las razas y colores de pelo, y nombres comunes en Estados Unidos como "Pat" o "Tommy" pasen a formar parte de la vida de muchos compradores que los cuidan cual mascotas consentidas.

Para gustos, colores

La californiana Katie Laing, una maestra de escuela de 50 años, dedica su tiempo libre a esta actividad.

En su página web (www.katiesbabies.com), Laing detalla el laborioso proceso para "dar a luz" a cada uno de sus muñecos, "tan naturales que no podrás resistirte a cogerlos en brazos", asegura. Para fabricar uno de estos "muñecos renacidos" los artistas consiguen primero uno normal y corriente de vinilo. Posteriormente lo despiezan, lo despojan de la pintura que viene de fábrica y lo recubren de varias capas de color, una de ellas un tono azul claro para simular el efecto de pequeñas venas.

"A cada bebé se le da el tono cuidadosamente, poniendo especial atención a cada pliegue de la piel", explica Laing.

El cabello de plástico se reemplaza manualmente con un tejido especial de angora y, en ocasiones, con cabello humano. "Este es un proceso lento y lleno de amor", señala Laing, al explicar que también han de crearse las cejas y pestañas, una filigrana que consume mucho tiempo.

En cuanto a las "tripas", al muñeco se le rellena de un material especial para obtener un peso equivalente al de un bebé real de ese tamaño.

Numerosas tiendas cibernéticas se especializan en vender estos componentes, desde brazos y piernas o las lacas con las que se consiguen unas uñitas que simulan las de verdad.

Laing vende los bebés "de su guardería" en una pequeña cesta con instrucciones para su cuidado. Sus muñecos se venden por unos 250 dólares, baratos en comparación con los de Mandy Gernand, cuyas obras habitualmente sobrepasan los 500 dólares.

Mientras tanto, las creaciones de Dawn Garma, fundadora de la "meca" de los muñecos Angelic Reborns (www.angelicreborns.com), se venden por más de 700 dólares.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Deportes Roberto Chen se dio cuenta de su llamado en el camerino

Roberto Chen entrenó este lunes con la selección nacional. Roberto Chen entrenó este lunes con la selección nacional.
Roberto Chen entrenó este lunes con la selección nacional. LA PRENSA/Roberto Cisneros

El defensa del Árabe Unido, Roberto Chen, confesó que su llamado a la selección nacional de Panamá fue una sorpresa, se lo ...

aumenta la represión IDEA a ministros de la OEA: 'Den un paso adelante' ante la crisis venezolana

El documento establece que las manifestaciones han dejado 58 víctimas mortales, miles de personas heridas y 2 mil 459 detenidos. El documento establece que las manifestaciones han dejado 58 víctimas mortales, miles de personas heridas y 2 mil 459 detenidos.
El documento establece que las manifestaciones han dejado 58 víctimas mortales, miles de personas heridas y 2 mil 459 detenidos. AP/Fernando Llano