Pangea: Eat, drink, dance

Me gustó la comida ofrecida, pero hay una dicotomía entre los ambientes y el menú.

Temas:

SECCIONES. Hay un comedor, un bar, un par de ‘lounges’ privados, una pista de baile y una terraza. LA PRENSA/Ana Rentería SECCIONES. Hay un comedor, un bar, un par de ‘lounges’ privados, una pista de baile y una terraza. LA PRENSA/Ana Rentería
SECCIONES. Hay un comedor, un bar, un par de ‘lounges’ privados, una pista de baile y una terraza. LA PRENSA/Ana Rentería

Visualmente, me gustó mucho: siendo Pangea el nombre que recibió la primera masa de tierra que se dividió luego en continentes, cada salón de este establecimiento tiene temas distintos: una pista de baile “brasileña”, muy azul y brillosa; un bar tipo victoriano (creo); un salón marroquí (puedes cerrar cortinas y tienes total privacidad) y uno africano, que me voló la mente.

Pero el gran problema es que el menú está estructurado para comedores normales, de los que hay una seria carencia.

No obstante, comimos con los platos sobre la mesa central, más baja; algo incómodo, pero posible.

Comenzamos con un “tiradito” de atún y un ceviche peruano. Ricos, pero exactamente iguales, a excepción del corte del pescado. Cilantro, limón, cebolla, en una copa cevichera.

El ceviche peruano no trajo sus guarniciones habituales, aunque la corvina estuvo impecable.

Después seguimos con una cremita de zapallo con salmón, donde en mi opinión, el salmón le robó protagonismo al delicado zapallo. Eso sí: la textura, divina.

De las pastas, elegimos una “primavera” muy delicadita, con zanahorias, espárrago, brócoli y berenjenas.

Pasando a los platos fuertes, pedimos un filete con chimichurri que estuvo muy bien, llegó al punto en que lo ordenamos; luego, una corvina con ajo, jerez, pimientos y perejil, trajo mucho, mucho, mucho ajo.

En guerra avisada y todo eso. Unos langostinos con panko, coco y vino blanco estuvieron ricos, con una guarnición de vegetales salteados (los de la “primavera”) más papas (las llaman “orejonas”, pero son como unas patatas bravas).

Hubo un salmón con curry y coco muy delicadito y sabroso, con guarnición de arroz con sultanas y kalamatas.

Finalmente, un pollo relleno de queso feta con plátano maduro estuvo fabuloso y vino acompañado de moros y cristianos.

De los postres, el “tentación de tres chocolates” resultó en arrepentimiento; el “cuatro leches”, en felicidad y el mejor fue un apple pot pie caliente, que es como un crumble, con helado de vainilla.

También hay emparedados, sushi, ensaladas y quesadillas, bar completo y carta de vinos. Dixit.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

DENUNCIA La Iglesia ortodoxa rumana implicada en dos escándalos sexuales

Otro sacerdote del noroeste de Rumania fue expulsado definitivamente de la Iglesia ortodoxa a finales de julio. Otro sacerdote del noroeste de Rumania fue expulsado definitivamente de la Iglesia ortodoxa a finales de julio.
Otro sacerdote del noroeste de Rumania fue expulsado definitivamente de la Iglesia ortodoxa a finales de julio. AFP

La Iglesia ortodoxa rumana estuvo implicada en las últimas semanas en dos escándalos sexuales, de los cuales el más reciente ...

TERRORISMO Manifestación el próximo sábado en Barcelona contra los atentados

La manifestación es para rechazar el terrorismo. La manifestación es para rechazar el terrorismo.
La manifestación es para rechazar el terrorismo. AFP

El ayuntamiento de Barcelona y el gobierno regional de Cataluña anunciaron, este sábado, la convocatoria para el 26 de agosto ...

polémica Perú: Siete meses de prisión preventiva a un sacerdote español por abuso sexual

Santiago Martínez Valentín-Gamazo. Santiago Martínez Valentín-Gamazo.
Santiago Martínez Valentín-Gamazo. Tomado de La República

Un tribunal peruano de justicia dictó siete meses de prisión preventiva al sacerdote español Santiago Martínez ...