POLIFACÉTICO INTELECTUAL. SOBRESALIÓ EN VARIAS ACTIVIDADES.

Raíces Presidentes de la República

Hoy vamos a continuar proporcionándoles datos acerca de nuestras primeras autoridades, o sea de nuestros presidentes de la República. Liberal, diplomático y poseedor de una cierta cultura. Por todo lo cual vale la pena recordar aquella máxima latina que nos decía ’¡oh! tiempo, ¡oh!, costumbres’, que nos recuerda los tiempos en que los políticos, sobre todo de altas posiciones estudiaban y leían con sus lógicas y admiradas consecuencias, aprendían y claro, enseñaban y se desempeñaban mejor como primeras autoridades de la nación. Nació nuestro personaje de hoy en la capital de la provincia de Coclé, Penonomé, la sección de este país que después de la provincia de Panamá es la que más mandatarios ha producido. Fue como ya lo dijimos abogado. La mayoría de nuestros presidentes han sido empresarios, la segunda actividad es la de abogado, después siguen los médicos. Fue también uno de nuestros cinco presidentes, quienes fallecieron por enfermedad o asesinato mientras ejercían sus funciones. Los otros lo fueron José Domingo de Obaldía, José Antonio Remón, José Domingo Díaz y Juan Demóstenes Arosemena. Se dice que al presidente Valdés le gustaba bajar al Parque de la Independencia o de la Catedral, a cuyo costado vivía, para hacer parte de las frecuentes y grandes tertulias que en ese preclaro lugar siempre, como en el parque Santa Ana, han existido. Hoy vamos a continuar proporcionándoles datos acerca de nuestras primeras autoridades, o sea de nuestros presidentes de la República. Liberal, diplomático y poseedor de una cierta cultura. Por todo lo cual vale la pena recordar aquella máxima latina que nos decía ’¡oh! tiempo, ¡oh!, costumbres’, que nos recuerda los tiempos en que los políticos, sobre todo de altas posiciones estudiaban y leían con sus lógicas y admiradas consecuencias, aprendían y claro, enseñaban y se desempeñaban mejor como primeras autoridades de la nación. Nació nuestro personaje de hoy en la capital de la provincia de Coclé, Penonomé, la sección de este país que después de la provincia de Panamá es la que más mandatarios ha producido. Fue como ya lo dijimos abogado. La mayoría de nuestros presidentes han sido empresarios, la segunda actividad es la de abogado, después siguen los médicos. Fue también uno de nuestros cinco presidentes, quienes fallecieron por enfermedad o asesinato mientras ejercían sus funciones. Los otros lo fueron José Domingo de Obaldía, José Antonio Remón, José Domingo Díaz y Juan Demóstenes Arosemena. Se dice que al presidente Valdés le gustaba bajar al Parque de la Independencia o de la Catedral, a cuyo costado vivía, para hacer parte de las frecuentes y grandes tertulias que en ese preclaro lugar siempre, como en el parque Santa Ana, han existido.
Hoy vamos a continuar proporcionándoles datos acerca de nuestras primeras autoridades, o sea de nuestros presidentes de la República. Liberal, diplomático y poseedor de una cierta cultura. Por todo lo cual vale la pena recordar aquella máxima latina que nos decía ’¡oh! tiempo, ¡oh!, costumbres’, que nos recuerda los tiempos en que los políticos, sobre todo de altas posiciones estudiaban y leían con sus lógicas y admiradas consecuencias, aprendían y claro, enseñaban y se desempeñaban mejor como primeras autoridades de la nación. Nació nuestro personaje de hoy en la capital de la provincia de Coclé, Penonomé, la sección de este país que después de la provincia de Panamá es la que más mandatarios ha producido. Fue como ya lo dijimos abogado. La mayoría de nuestros presidentes han sido empresarios, la segunda actividad es la de abogado, después siguen los médicos. Fue también uno de nuestros cinco presidentes, quienes fallecieron por enfermedad o asesinato mientras ejercían sus funciones. Los otros lo fueron José Domingo de Obaldía, José Antonio Remón, José Domingo Díaz y Juan Demóstenes Arosemena. Se dice que al presidente Valdés le gustaba bajar al Parque de la Independencia o de la Catedral, a cuyo costado vivía, para hacer parte de las frecuentes y grandes tertulias que en ese preclaro lugar siempre, como en el parque Santa Ana, han existido.

Una explicación para comenzar: Puede que la frase que escogí hoy para encabezar estas Raíces no se le pueda aplicar a don Ramón Maximiliano Valdés, pero a muchos otros mandatarios, inclusive de otros países, sí. Es por ello, que la frase allí se quedará.

Don Ramón nació el 13 de octubre de 1867, en Penonomé, fue hijo de Ramón Valdés López y de María Olimpia Arce de Valdés. Se casó el 24 de marzo de 1900 con Diana Dutary Pérez, con la cual tuvo, para unos historiadores, dos hijos, para otros, tres: Diana, Elena y Carmen. Diana no figura entre los que dicen dos. Hizo sus estudios primarios en su ciudad natal, después pasó a la capital y luego a Colombia –Cartagena y Bogotá– para obtener su título de abogado y doctor en la misma rama.

Ya desde la época colombiana de nuestra vida fue diputado de la Asamblea Departamental en 1892; alcalde de Colón de 1895 a 1896, miembro del Congreso Colombiano desde 1896 hasta 1899; subsecretario de Hacienda en 1899 y secretario de Instrucción Pública. Después de la separación de Panamá en 1903, representante del país en Washington, D. C. (1912-1916); ministro con residencia en Panamá (sic) en Gran Bretaña y Bélgica (?); representante de Panamá en la Corte Internacional de Arbitraje en La Haya en 1912; delegado en varios congresos internacionales (Carnegie y Panamericano) también en Estados Unidos (en uno por invitación y en el otro ad honorem).

En 1916, fue elegido por votación popular presidente de la República. Su opositor fue Rodolfo Chiari. Los dos del Partido Liberal, que estaba en ese tiempo divididos (¡qué raro!). Belisario Porras lo apoyó y Carlos A. Mendoza a Chiari. También escribió y dirigió publicaciones periódicas, como La Regeneración, el Diario de Panamá y La Prensa (la de 1908).

Al ascender a la primera magistratura del país su primer gabinete estuvo conformado por Eusebio A. Morales en Gobierno y Justicia; Narciso Garay en Relaciones Exteriores; Aurelio Guardia en Hacienda y Tesoro; Antonio Anguizola en Fomento y Guillermo Andreve en Instrucción Pública.

Morales y Anguizola no ocuparon esos puestos sino hasta el 17 de enero de 1917 y el 16 de marzo del mismo año y en ese orden. Héctor Valdés y por ausencia posterior de Morales pasó de subsecretario a secretario (o sea los ministros de esos tiempos), lo mismo Ladislao Sosa en la cartera de Fomento. Ramón Vallarino también participó como secretario o ministro de la última rama. Alfonso Preciado fue un tiempo secretario de Relaciones Exteriores. Hubo claro, otros cambios.

Siendo presidente, don Ramón Maximiliano obsequió a Penonomé la primera planta eléctrica que tuvo, fundó oficialmente la Cruz Roja Nacional y la Escuela de Derecho y Ciencias Políticas Nacionales. Además le declaró la guerra a Alemania, Austria y Hungría en 1917. Valdés dejó varios escritos, entre ellos una Geografía de Panamá, Los Partidos Políticos y sobre las razones de nuestra separación. Dejó versos, música para baile, como pasillos, valses, que él interpretaba en variados instrumentos, tales como piano, guitarra, flauta.

Ramón Maximiliano Valdés murió el 3 de junio de 1916, siendo aún presidente, de un ataque cardíaco. Le faltaron dos años y tres meses para haber terminado su período presidencial, le sucedió Ciro L. Urriola, del cual ya publicamos en esta página. Se corrió la voz de que a Valdés lo habían envenenado médicos de la Zona del Canal. Le practicaron la autopsia galenos de la Zona del Canal y no encontraron signos de envenenamiento. Pero como médicos panameños Alfonso Preciado y Augusto Samuel Boyd también certificaron que había sido un ataque cardíaco y juraron que no era un crimen. Existe un busto de él en Penonomé.

Antes de terminar, unos datos curiosos, nuestra República producía en aquellos tiempos jabón, velas, bebidas refrescantes, hielo, chocolate, aguardiente, pastas alimenticias, calzado, baúles y algunos otros artículos más. Una verdadera potencia industrial.

Justo Emilio Calderón D. escribió en 1980 una tesis de grado basada en una biografía del presidente Valdés, de ella hemos obtenido varios datos de mayor interés.

Textos: Harry Castro Stanziola Fotografías: Ricardo López Arias Comentarios: vivir+@prensa.com

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

TRADICIONES Parita sigue festejando los 459 años de su fundación

El primer desfile de Parita se realizó en 1937, siendo su organizador Ildebrando Luna. El primer desfile de Parita se realizó en 1937, siendo su organizador Ildebrando Luna.
El primer desfile de Parita se realizó en 1937, siendo su organizador Ildebrando Luna. Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Con un tradicional desfile de carretas se cerraron este domingo 20 de agosto los festejos por la conmemoración de la fundación ...

Crecida del río Idaan informa que plantas potabilizadoras de Cabra 1 y Cabra 2 están fuera de operaciones

Alguno de los sectores afectados: Jardines de Pacora, Nueva Esperanza, Cerro Azul, Villas de Altamira, Los Rosales y Santa Rita. Alguno de los sectores afectados: Jardines de Pacora, Nueva Esperanza, Cerro Azul, Villas de Altamira, Los Rosales y Santa Rita.
Alguno de los sectores afectados: Jardines de Pacora, Nueva Esperanza, Cerro Azul, Villas de Altamira, Los Rosales y Santa Rita. Tomado de @IDAANinforma

El Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (Idaan) informó este domingo 20 de agosto, a través de su cuenta de ...

emergencia humanitaria Angela Merkel: recibir a refugiados fue una ‘decisión correcta’

La canciller alemana Angela Merkel. La canciller alemana Angela Merkel.
La canciller alemana Angela Merkel. AP/Archivo

La canciller alemana Angela Merkel defendió este domingo 20 de agosto su decisión de abrir hace dos años las fronteras del ...