Rinconcito colombiano

Empezamos bien, pero a medida que traían la comida fueron apareciendo molestias, unas tras otras.

Temas:

DELICIOSO. Los chicarrones que preparan son riquísimos. ESPECIAL PARA LA PRENSA/Aristóloga DELICIOSO. Los chicarrones que preparan son riquísimos. ESPECIAL PARA LA PRENSA/Aristóloga

DELICIOSO. Los chicarrones que preparan son riquísimos. ESPECIAL PARA LA PRENSA/Aristóloga

1462556 1462556

1462556

En Calle 68 San Francisco está el Rinconcito Colombiano; y si bien hay restaurantes colombianos que me han deleitado, éste ha sido tal fiasco que, de seguir anexados al país vecino, me ponía fachas de prócer e iniciaba un movimiento independentista. Alá su merced, es que ha estado tenaz.

Iba entusiasmada porque lo que me gusta de los restaurantes colombianos son sus jugos de frutas frescas. El agua de panela con limón, estuvo dulce, dulce, tanto que temí por el índice alucémico de mi RdT, pero muy rica. Ídem por los menos sucrosos jugos de guanábana y mora, que nos deleitaron.

Luego pedimos unas picaditas, patacones con chicharrón. Los chicharroncitos riquísimos, pero los patacones se habían despedido del aceite hacía tiempo, porque no estaban crujientes.

Pedimos además porciones adicionales de guacamole y hogao, y si bien el guacamole no era lo máximo, hizo su servicio. Igual el hogao. Una arepa de choclo que pedimos con queso estaba un poquito seca, pero nada de qué alarmarse.

Para los platos fuertes, pedí un ajiaco (lo adoro) que fue más bien estándar, pero que trajo su pollito deshuesado, en buena proporción, con sus guarniciones de alcaparras y crema, y una tajada de aguacate que no estuvo óptimo, pero es por estar fuera de temporada.

La bandeja paisa trajo a todos los sospechosos habituales: el huevito montado sobre el arroz, un cazo de unos porotos sabrosos, un trozo de carne frita con textura de chancleta, un chorizo olvidable, la tajada de siempre y unos chicharrones que no estuvieron a la altura de los primeros de picar.

Y ahora vino el horror: un robalo viejo, tieso, que, francamente, debe tener el mismo tiempo que el MAN en no ver el océano. Primero vino sin la salsa al ajillo con que lo pedimos y luego la salsa no parecía de ajillo, tenía un colorcillo mostaza que hacía semejar que al peje le dio ictericia. Lo devolví.

Pero lo peor no fue eso, sino el tiempo que se demoraron con la comida. Sentí pena por la chica que nos atendía, quien me dijo que era su primer día en el trabajo. Encima, cuando trajeron la cuenta, vino con la propina incluida. La mandé a eliminar de la cuenta. Qué pena por los saloneros pero la gratificación por servicio es voluntaria, y aunque culpo a la cocina y la gerencia, a veces pagan justos por pecadores. Dixit.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

CARRERA Fallece comediante y activista Dick Gregory

Dick Gregory. Dick Gregory.
Dick Gregory. Tomada del nytimes.com

Dick Gregory, quien rompió las barreras raciales en la década de 1960 y utilizó el humor para esparcir mensajes de justicia ...

BÉISBOL Sabathia sale de lista de lesionados y da triunfo a Yanquis

Sabathia (10-5) permaneció en la lista de los lesionados por un dolor en la rodilla derecha. Sabathia (10-5) permaneció en la lista de los lesionados por un dolor en la rodilla derecha.
Sabathia (10-5) permaneció en la lista de los lesionados por un dolor en la rodilla derecha. AFP

CC Sabathia retiró a 13 de sus primeros 14 rivales en el encuentro que marcó su retorno tras dejar la lista de los lesionados, ...