Sol, diablos y congos

El tradicional festival de Diablos y Congos de Portobelo se tomó las calles y el parque del distrito colonense el sábado 14 de marzo.

Ni los inclementes rayos del sol, ni el fogaje ni la sed ahuyentaron al público, que ansiosamente esperaba la salida de los bailarines.

Temas:

LA PRENSA/Paola Reyes/Luis Eduardo Guillén LA PRENSA/Paola Reyes/Luis Eduardo Guillén
LA PRENSA/Paola Reyes/Luis Eduardo Guillén

Los rayos del sol del mediodía colisionaban contra el suelo produciendo un fogaje insoportable.

El calor se sentía hasta los pies y ni el agua de pipa calmaba la sed. Aun así, la gente que inundaba las calles del pequeño distrito de Portobelo y su parque no se inmutó en mudarse de lugar.

El Festival de Diablos y Congos prometía ser alucinante y colorido: adultos y niños, turistas, capitalinos y colonenses esperaban ansiosos a que aparecieran los diablos y congos.

El baile entre el bien y el mal, los españoles conquistadores y sus esclavos estaba por empezar.

En busca de sombra y mejor vista, muchos optaron por escalar el cerro adyacente al parque para resguardar su piel de la inclemencia del sol y descansar sus piernas.

Otros visualizaban el show desde unas gradas, situadas al lado opuesto del escenario.

Mientras, el resto permanecía parado alrededor del área de baile, un semi cuadrilátero que separaba a los bailarines del público gracias a un par de sogas templadas.

Tras el cuadrilátero, la tarima del festival daba lugar a los diferentes grupos musicales que entre tamboritos, cantalantes y coristas suministraban los ritmos apropiados para que diablos, congos y público pudiesen bailar.

“Las canciones las inventamos nosotros mismos nada más con ver el ambiente como ‘ta’. En el momento de la acción, la cantalante saca un referee [tema] de lo que está pasando y empieza la cantadera”, explica Yumique, una corista del grupo de los congos de Doña Eneida, de Colón, que prefirió suministrar su nombre artístico.

Al terminar la frase, Yumique voltea la cara, fijando la mirada en un congo que yace llorando en el suelo y cuyas lágrimas se derraman encima de los pies de la cantalante del grupo Doña Eneida.

“Mira”, dice Yumique señalando al congo mientras la cantalante aplaude con ritmo: “él llegó llorando por un amigo que se murió y ahora ella empezó a cantarle su canción”.

Al igual que las demás “congas”, Yumique lleva puesto un conjunto de faldón y camisa muy parecidas al faldón de zaraza y la basquiña. “Los trajes los usamos durante toda la temporada de congos”, comenta.

La temporada de congos había iniciado el 20 de enero y finalizó el 14 de marzo con la celebración del Festival de Diablos y Congos, cuyo tema era Ángeles y Diablos.

VEA Disfrutar entre tráfico y basura

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo más Visto Nuevo Comentado

Lo último en La Prensa

DIPLOMACIA Mike Pence ya está en camino a Panamá

El avión despegó rumbo a Panamá a las 6:26 a.m. El avión despegó rumbo a Panamá a las 6:26 a.m.
El avión despegó rumbo a Panamá a las 6:26 a.m.

El Air Force 2, en donde viaja el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence junto con su comitiva, salió desde la ciudad de ...

INVESTIGACIÓN Vehículo atropella a un grupo de personas en Barcelona

Los medios locales informan que el autor del atropelló se fugó. Los medios locales informan que el autor del atropelló se fugó.
Los medios locales informan que el autor del atropelló se fugó. AP

La Policía de Barcelona confirmó que un vehículo atropelló a un grupo de personas en Las Ramblas, de la ciudad de ...

FUE CAPTURADA EN ISLANDIA Veterinarios de SeaWorld sacrifican a una orca enferma

Los veterinarios tomaron la difícil decisión de sacrificar a la orca luego de que su salud comenzó a decaer en los últimos días a pesar del tratamiento que recibía. Los veterinarios tomaron la difícil decisión de sacrificar a la orca luego de que su salud comenzó a decaer en los últimos días a pesar del tratamiento que recibía.
Los veterinarios tomaron la difícil decisión de sacrificar a la orca luego de que su salud comenzó a decaer en los últimos días a pesar del tratamiento que recibía. AP

Los veterinarios del SeaWorld de San Diego sacrificaron a una de las últimas orcas de la compañía que fueron capturadas en ...