Talento fuera de las aulas

Hay chicos que logran dedicar tiempo a diferentes actividades sin descuidar sus estudios.

Temas:

Alejandra Amelia Lindo LA PRENSA/Carlos Lemos Alejandra Amelia Lindo LA PRENSA/Carlos Lemos

Alejandra Amelia Lindo LA PRENSA/Carlos Lemos

1458913 1458913

1458913

“Sacar buenas notas y aprender”. Eso significa para Ian Marco Díaz ser buen estudiante.

Sin embargo, él hace algo más allá. Con siete años logra fácilmente lo que a muchos hace tragar grueso: pararse frente a un auditorio y hablar. Ian Marco es orador.

Otros niños también dedican tiempo a diferentes actividades, además del estudio dan el ejemplo de que se puede repartir el tiempo entre la escuela y otras ocupaciones, y aún así mantener las buenas notas.

Hace dos semanas, Ana Sofía Gutiérrez, de 8 años, ganó dos medallas de oro y un trofeo en la competencia Danza Activa 2010. Su madre cuenta que Ana Sofía había competido antes en el extranjero, en donde ganó dos medallas de oro.

La niña practica ballet después de clases, y estudia entre ensayos. Cuando tiene competencias, las prácticas pueden tardar hasta las 8:00 p.m. o 9:00 p.m. A pesar de ello, no ha bajado sus calificaciones. Su promedio es de 4.8. Está en el tercer grado del Colegio La Salle.

En quinto grado está Jean Paul Chávez. A este chico de 11 años de edad le gusta estar en todo. Cuando sale del Colegio San Francisco de Paula, a las 2:00 p.m., además de sus deberes escolares se dedica a otras actividades, como aprender a tocar el acordeón. Lleva seis meses practicando.

En la escuela, su materia favorita es Educación Física, lo que no es de extrañarse, luego de saber que estuvo en una liga de fútbol y ahora de béisbol.

También le gustan los pasos y coordina un grupo de baile con sus amigos. Sin embargo, siempre encuentra tiempo para estudiar. Tiene 4.5 de promedio.

A Alejandra Amelia Lindo también le gusta el deporte. Los sábados en la mañana practica tenis y en las tardes realiza sus deberes. También le gusta leer.

Esta niña de 10 años está en cuarto grado de la Academia Bilingüe Panamericana y ocupa el segundo puesto de honor, con un promedio de 4.5. Ella destaca el valor de la oración.

El otro que ora, pero frente al público, es Ian Marco, que está en el primer grado del Colegio Bilingüe Cerro Viento y ha ganado dos concursos. Una vez estaba enfermo, cuentan sus padres, pero quiso ir la escuela a presentar su discurso y ganó la competencia.

Ian Marco además de ser primer puesto de honor con un promedio de 4.6, le gusta bailar y cantar.

Pero aún hay más historias de estudiantes que se destacan y que merecen ser citadas en la víspera del Día del Estudiante.

VEA Los retos del estudiante

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo más Visto Nuevo Comentado

Lo último en La Prensa

Eliminatorias de Concacaf México: Poco movimiento en venta de entradas para partido contra Panamá

El equipo mexicano está cerca de clasificar a la Copa del Mundo de 2018. El equipo mexicano está cerca de clasificar a la Copa del Mundo de 2018.
El equipo mexicano está cerca de clasificar a la Copa del Mundo de 2018. AP/Archivo

Restando nueve días para la próxima jornada de las eliminatorias mundialistas de la Concacaf, en México preocupa el poco ...

Videos Nuevo solmáforo en el Biomuseo de Panamá

Nuevo solmáforo en el Biomuseo de Panamá Nuevo solmáforo en el Biomuseo de Panamá Vídeo
Nuevo solmáforo en el Biomuseo de Panamá

La Asociación Panameña de Dermatología inauguró este miércoles 23 de agosto el solmáforo en las instalaciones del Biomuseo de ...