Un honor I Panamá tiene un representante para el festival de viña del mar.

Variedades Un sueño se hace trisas...

Probablemente la delegación no vaya completa. No hay recursos para sufragar el viaje, ni recibe apoyo.

Pese a las dificultades, el intérprete Danny Ricardo siente que tiene grandes posibilidades de triunfar en Chile.  Pese a las dificultades, el intérprete Danny Ricardo siente que tiene grandes posibilidades de triunfar en Chile.
Pese a las dificultades, el intérprete Danny Ricardo siente que tiene grandes posibilidades de triunfar en Chile.

Tal parece que al representar a Panamá en el extranjero los artistas del patio tienen fuertes motivos para reir y llorar. Pero no siempre de alegría.

Por segunda vez en la historia, un panameño ha sido seleccionado para competir en el Festival Internacional de la Canción Viña del Mar, uno de los más importantes del mundo.

La primera vez tocó el turno a Erika Ender —el año pasado—, quien participó con el tema Cheque a portador, de su propia autoría.

Y este año, del 16 al 21 de febrero, será Danny Ricardo quién defenderá los colores patrios en la Quinta Vergara de Chile, con la canción Nadie se muere de amor, una tamborera del compositor panameño Javier Armando Ballesteros.

Una de cal y una de arena

Ahora, el motivo de alegría es doble porque es primera vez que Panamá compite en la categoría de tema folclórico. Y aunque intérprete y compositor se sienten halagados y complacidos, la delegación panameña tiene razones para no estar del todo contenta.

La organización del festival cubre algunos gastos de Danny Ricardo y Javier Ballesteros. Pero, para que la representación panameña esté a la altura de la situación, ambos participantes consideran que deben ir acompañados por dos personas más: el director musical Alexis Castillo y la manager Isabel Cabrera.

El problema es que no hay fondos para ellos ni para otras cosas más.

Vía crucis a cuatro voces

No se han quedado quietos. "Hemos tocado todas las puertas y nada", asegura Isabel Cabrera.

Se han acercado al Instituto Nacional de Cultura, al Instituto Panameño de Turismo (Danny Ricardo conversó personalmente con Rubén Blades, ministro de Turismo); han enviado una carta al presidente, Martín Torrijos, e incluso se han acercado a la empresa privada, pero todos esos esfuerzos no han dado resultados concretos.

Algunos solo dicen que no hay presupuesto para apoyar, y otros aún no responden. El tiempo no se detiene. Ya solo quedan dos semanas para partir hacia Chile.

La copa rota

"Es muy triste. Me siento hasta decepcionado de que en este país no se valore el arte. En vez de un sueño hecho realidad esto se ha convertido en un conflicto. El país debería estar orgulloso. No por mí, sino porque es un honor que Panamá tenga una representación en el festival. Y sin embargo no hay el apoyo".

Ballesteros concuerda con el intérprete en que lo justo sería que el país, a nivel de Estado o de empresa privada, velara porque la delegación panameña esté a la altura del evento, y no que sean ellos, los que están representando al país, los que tengan que solicitar ayuda.

Agrega además que no están encaprichados con que viaje el equipo completo, sino que es lo justo y necesario.

"Para cualquier intérprete es importante que su director musical lo respalde. Por cualquiera eventualidad", sostiene Javier Ballesteros.

Él no duda de la calidad de los músicos que selecciona el Festival de Viña del Mar, mucho menos del profesionalismo del director musical, pero considera que "ellos no tienen el dejo panameño para interpretar una tamborera. Hay cosas que no maneja un músico extranjero".

Además, sobre su participación, Cabrera alega que en un evento como el de Viña del Mar "la organización nunca trata directamente con el artista, toda la agenda se maneja a través del manager".

Danny Ricardo está preocupado. "Ellos son los miembros de mi equipo y deben ir. A mí me hubiese gustado que esto hubiera ocurrido de otra forma, tener el apoyo como es debido".

Lágrimas de sangre

El intérprete confiesa que esta situación le ha sacado lágrimas y hasta lo ha llevado al hospital; "hace dos semanas a causa del estrés, pero me levanté y dije ‘no, no me voy a dejar".

Aunque él y su equipo lo han intentado todo, Danny Ricardo no se detendrá. Él está convencido de que Panamá puede ganar en Viña del Mar, y ese estímulo lo impulsa a seguir.

"Me gustaría que el señor Martín [Torrijos] me obsequie cinco minutos de su tiempo para que él se entere de todo esto", agrega.

El cantante, el compositor y la manager están considerando convocar una conferencia de prensa para esta semana.

¿Logrará Panamá una representación digna? Ya se verá.

LA COMPETENCIA

Clasificaron. El 3 de noviembre de 2004 se supo que Panamá estaba en el ruedo. El tema “Nadie se muere de amor” fue el último en llegar a Viña del mar, cinco días después del cierre de inscripciones, y aún así fue seleccionado entre 750 canciones de todo el mundo.

Contra cinco. En la categoría folclórica,los panameños están compitiendo contra Argentina, México, Chile, Cuba y Colombia.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

INVESTIGACIÓN La obsesión de Ricardo Martinelli

Los detalles del hacking Los detalles del hacking
Los detalles del hacking

Detalles del contrato y la compra de los equipos Da Vinci y Galileo.

Deportes 'Quiz': qué tanto conoces de Lionel Messi

Lionel Messi Lionel Messi
Lionel Messi

El astro argentino Lionel Messi cumple este sábado 29 años de edad. Para celebrar su trayectoria hemos preparado este 'quiz' ...

Serán 21 fechas Se reactiva la liga de fútbol femenino en Panamá

Cada equipo contará en su nómina con 20 jugadoras. Cada equipo contará en su nómina con 20 jugadoras.
Cada equipo contará en su nómina con 20 jugadoras. CORTESÍA/Fepafut

Con la participación de ocho equipos este sábado, 24 de junio, se pone en marcha la Liga de Fútbol Femenino (LFF), lo que ...