Vidas dedicadas a los zapatos

La zapatería es uno de los tantos oficios de origen artesanal en peligro de extinción.

Temas:

TRABAJO. El martillo, corta clavo, las cuchillas, el gomero y el pie de hierro son instrumentos del oficio. LA PRENSA/Luis Eduardo Guillén TRABAJO. El martillo, corta clavo, las cuchillas, el gomero y el pie de hierro son instrumentos del oficio. LA PRENSA/Luis Eduardo Guillén
TRABAJO. El martillo, corta clavo, las cuchillas, el gomero y el pie de hierro son instrumentos del oficio. LA PRENSA/Luis Eduardo Guillén

Entre esos oficios antiguos que se encuentran en peligro de extinción, como resultado de la economía globalizada y la importación masiva, está la zapatería.

Son pocos los hombres que se dedican a la fabricación de zapatos, un oficio “complicado”, como lo describe Luis Antonio de León, zapatero desde los 15 años de edad (hoy tiene 42). “La destreza va adquiriéndose con la práctica.

El zapatero verdadero nunca termina de aprender”, sostiene.

Luis, quien suda la gota gorda en la pequeña zapatería CH-B en calle 25 Calidonia, aprendió el oficio a través de su tío. “Él tenía una zapatería que le vendía a El Machetazo.

En esos tiempos la artesanía panameña producía dinero”, recuerda. “Pero ahora el oficio está desapareciendo, porque Ernesto Pérez Balladares abrió el mercado y entraron muchos zapatos chinos baratos”.

Luis cuenta que los jóvenes no se interesan por el oficio a pesar de que es bien remunerado.

“Con la confección de zapatos, de botas ortopédicas, el arreglo de tapitas y el cambio de suelas me puedo hacer entre $400 y $450 al mes”, comenta. “He criado y educado a mis siete hijos con la zapatería”, agrega entre risas pícaras.

Como Luis, Leonel Chavarría, zapatero desde hace 45 años, sostiene una familia de cinco “a punta de zapatería”.

Leonel relata que antes venían zapateros colombianos, nicaragüenses y ecuatorianos a vivir al istmo, y el arreglo legal con migración “les exigía que le enseñaran al panameño a trabajar zapatos. Así aprendí”.

Este artesano también recuerda a Tomás Jácome, quien en su tienda Calzados Montserrat, lo introdujo al oficio. “Él trajo a unos colombianos para hacer zapatos.

Yo era barredor, pero necesitaban a un ayudante y aprendí”. Lo triste, sostiene, “es que los jóvenes no quieren aprender. El oficio se va a perder”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

NUEVA LISTA 156 personas participan de las consultas sobre impuesto de inmuebles

Comisión de Economía y Finanzas. Comisión de Economía y Finanzas.
Comisión de Economía y Finanzas. Tomada de Twitter @asambleapa

Con la presencia de cinco diputados de la Comisión de Economía y Finanzas de la Asamblea Nacional, y con una hora y media de ...

MODERNIZACIÓN DEL SISTEMA DE JUSTICIA DE PANAMÁ Pacto de Estado por la Justicia recibe anteproyectos de códigos

La actividad se efectuó en el centro de capacitación de la Procuraduría de la Administración. La actividad se efectuó en el centro de capacitación de la Procuraduría de la Administración.
La actividad se efectuó en el centro de capacitación de la Procuraduría de la Administración. LA PRENSA/Aminta Bustamante

Las comisiones redactoras de los anteproyectos del Código Procesal Constitucional y del Código Procesal Contencioso ...

Deportes Wayne Rooney se retira de la selección inglesa

Wayne Rooney cuelga la camiseta nacional con 53 goles en 119 partidos, más que cualquier otro jugador. Wayne Rooney cuelga la camiseta nacional con 53 goles en 119 partidos, más que cualquier otro jugador.
Wayne Rooney cuelga la camiseta nacional con 53 goles en 119 partidos, más que cualquier otro jugador. AP/Archivo

Wayne Rooney, goleador histórico de Inglaterra, anunció este miércoles que se retira de la selección al rechazar una oferta de ...