Era muy difícil vivir tranquilamente.

Sobre las alteraciones del orden en Panamá

La primera toma que hoy les presentamos, nos muestra al general venezolano Juan Eligio Alzuru, quien a pesar de su origen llegó a ser, eso sí, gracias a una vil traición, jefe civil y militar del Istmo de Panamá. José Domingo Espinar fue nuestro patriota que perdió el poder ante el comportamiento de Alzuru.Este último sí había batallado ante los españoles a favor de la causa americana. Alzuru fue finalmente encarcelado y desterrado, muriendo poco tiempo después.Ahora le toca el turno en aparecer al Dr. Dámaso Cervera, quien nació en Portobelo el 11 de diciembre de 1837. Fue abogado y general (militar). Presidente del Estado en dos oportunidades; en 1880 por muy corto tiempo y posteriormente en 1883. Fue además representante de la Cámara y senador en el Congreso Colombiano. Juez de un circuito. Los generales Ruiz y Saval lo trataron de derrocar, mas no lo lograron.El caballero que va a aparecer ahora es Gerardo Ortega (1843-1925). Tal como se puede leer en una de sus biografías resumidas fue “hombre de espada y de pluma”; ya que le fue útil a Panamá, tanto en las acciones de guerra, como en la Corte Suprema de Justicia, en el Congreso; como Procurador General de la Nación y como si todo lo anterior fuera poco, como Presidente del Estado soberano de Panamá. Con otros personajes más fue el padrino de nuestra actual bandera.Por último, le traemos la figura del presidente del Estado de Panamá en 1879, José Ricardo Casorla y Palazuelos, educador y gobernante. Contra él conspiró el ejército y hubo como resultado 30 muertos.

Temas:

1394665 1394665
1394665

Tanto nos ha llamado la atención este tema que por primera vez en la historia de estas Raíces vamos también hoy a continuar escribiendo sobre ello. Sabiendo de antemano que no a todos ustedes les agradarán los alborotos o rupturas de la cotidiana paz que tuvieron que soportar nuestros antepasados sin tener nada que ver con ello.

Entre los años 1830 a 1903, como ya lo anotamos, un total de 74 inesperados acontecimientos alteraron la beatífica tranquilidad de nuestros pacíficos tatarabuelos. También hemos leído que todos los desarreglos se iniciaron desde 1827.

En ese importante aspecto mucho es lo que, con nuestra separación de Colombia y sin pensar en ello, se logró obtener. Tenemos mucha paz, ya que por acá, afortunadamente, las rencillas políticas no adquieren tanta significación.

Considerando hoy lo sabroso que vivimos aquí, tenemos que tener en mente siempre que no podemos, ni por un instante, permitir que nada modifique nuestra envidiable paz y género de vida.

Que nada ni nadie nos haga bajar de las hamacas o de las mecedoras. Lo único que nos debe inspirar es el amor al progreso y al diario trabajo de absolutamente todos los ciudadanos.

Y así sea también de lo más absurdo, mencionaremos -aunque sea de paso- la enorme y dolorosa lista de esas modificaciones o alteraciones de la vida cotidiana. Sublevaciones, levantamientos, guerras, cuartelazos, rebeliones, desconocimientos de gobiernos, conspiraciones, separaciones, intervenciones extranjeras, motines; insurrecciones, agitaciones, disturbios, conatos de revolución, asonadas, golpes de Estado, desórdenes, guerras civiles, alzamientos, pronunciamientos, contrarrevoluciones, movimientos frustrados, asaltos, guerrillas. En fin, no se excluyó a nada de lo totalmente insoportable.

Qué cosa tan aburrida y a la vez enormemente peligrosa, lo que diariamente se vivía.

Si acaso no lo habíamos citado ya, fue 1873 el año más intranquilo de los que se recuerdan. Rafael Aizprúa y Buenaventura Correoso se la pasaron peleando para ver cuáles de sus fichas alcanzaban el poder.

En el corto lapso de 12 meses, Panamá tuvo nada menos que cuatro mandatarios a saber: el militar (general) Gabriel Neira ocupó el tan mentado -pero a veces tan incómodo- sillón desde los meses comprendidos entre enero y abril; después desde abril hasta mayo fue mandatario Dámaso Cervera, tan sólo por 30 días (de abril – mayo).

Después hubo dos mandatarios más. Por escasos nueve días de mayo, otra vez Neira, ya que ninguno terminaba tan absurda racha de mandamases. Gregorio Miró desde noviembre a diciembre. Naturalmente que a falta de tantos desafueros, el progreso tan necesario no aparecía por ninguna parte, tampoco quiénes pudieran cumplir con posibles y beneficiosos proyectos.

Además, la pérdida de valiosas e inocentes vidas, por las constantes luchas, era irreparable. Habría que hacer algo para que la absurda politiquería no dejase continuar arruinando a la joven y aún débil República.

Detallar las múltiples revoluciones de esas épocas sería un trabajo interminable. Sólo nos queda esperar -porque ya somos lo suficientemente pensantes- que tanta politiquería no vaya a alterar nuestra actual manera de vivir y que continuemos con todo como hemos estado hasta ahora.

Hemos recibido las rectificaciones que nos hizo Elena Porras. En el próximo artículo resumiremos sus observaciones.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo más Visto Nuevo Comentado

Lo último en La Prensa

Fiscalía Séptima Anticorrupción José Virzi es indagado en la fiscalía, por desvíos de dinero a Financial Pacific

La sede de la fiscalía está en el edificio Avesa de vía España. La sede de la fiscalía está en el edificio Avesa de vía España.
La sede de la fiscalía está en el edificio Avesa de vía España. LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

José Virzi, exrepresentante legal del Banco Universal, se encuentra en la  Fiscalía Séptima Anticorrupción, que lo investiga ...

CELAP y la Fundación Eleta Periodistas de 'La Prensa' reciben premio de periodismo Fernando Eleta Casanova

Luis Burón y Alexander Arosemena (en el centro) fueron distinguidos con el premio de prensa Fernando Eleta Casanovas. Luis Burón y Alexander Arosemena (en el centro) fueron distinguidos con el premio de prensa Fernando Eleta Casanovas.
Luis Burón y Alexander Arosemena (en el centro) fueron distinguidos con el premio de prensa Fernando Eleta Casanovas. LA PRENSA/Richard Bonilla

Los periodistas Luis Burón y Alexander Arosemena, del diario La Prensa, recibieron el premio de prensa Fernando Eleta ...

CRIMEN Comunidad china cierra negocios por asesinato de joven en Pedregal

Cierre de comercios en la capital. Cierre de comercios en la capital.
Cierre de comercios en la capital. LA PRENSA/Roberto Cisneros

La comunidad china en Panamá decidió cerrar este miércoles 16 de agosto por un periodo de dos horas los comercios en Panamá ...