Diez años sin el escritor brasileño Jorge Amado

Su preocupación por la desigualdad, la pobreza, la marginación o la esclavitud le llevó a militar en el partido comunista brasileño.
Fotografía de archivo de 1987 del escritor brasileño Jorge Amado, del que se cumplen diez años de su fallecimiento.

MADRID, España (EFE). -Un 6 de agosto de 2001 murió el escritor brasileño Jorge Amado, uno de los autores más universales y queridos, que llevó su compromiso, el sabor, los mitos y la sensualidad de Brasil por todo el mundo con títulos como Gabriela, clavo y canela o Doña Flora y sus maridos.

Nacido el 10 de agosto de 1912 –el próximo año se celebrará su centenario– en Ferradas, en el estado de Bahía, Amado está traducido a 42 idiomas y sus más de treinta libros publicados lo convierten en el escritor más universal del mayor país sudamericano.

Este brasileño de pura cepa, de cabellos y mirada blancos, con aspecto bonachón y un gran paladar, comenzó a los 14 años siendo periodista en el Diario de Bahía, después se licenció en Derecho y, en 1931, con apenas 18 años, publicó su primera novela, O país do Carnaval (El país del Carnaval), una novela en la que ya dejaría ver sus inquietudes, su compromiso social y su militancia política, que ocupa toda la primera parte de su ciclo literario.

Su preocupación por la desigualdad, la pobreza, la marginación o la esclavitud le llevó a militar en el partido comunista brasileño y a viajar por toda América y Europa; un compromiso que le supuso el exilio. Estuvo once veces preso y vivió dos años en Argentina (1941-42) y cinco en Europa (1948-52). Premio Internacional Stalin y diputado comunista en 1946, Jorge Amado se fue poco a poco desligando de su actividad más comprometida y se volcó en la pura creación literaria.

Vendría así después su segunda etapa creativa, marcada por la alegría, la ironía y la vitalidad, con títulos como Gabriela, clavo y canela (1958), Los viejos marineros (1961), Los pastores de la noche, (1964) y La tienda de los milagros (1969).

Además de Doña Flora y sus maridos (1966), Teresa Batista cansada de guerra (1972) o Tieta de Agreste (1977), entre otros libros, con la mujer como protagonista en muchos de ellos.

"Comenzó escribiendo unas novelas muy comprometidas socialmente, casi en las orillas del realismo socialista, graves, tristes, algo lúgubres, como las que hubiera escrito un hombre de avanzada edad, y luego, a medida que fueron pasando los años, se fue rejuveneciendo y escribiendo historias de humor, de alegría de vivir y sensualidad, con una libertad de invención y de palabras como la de un joven", dijo Mario Vargas Llosa cuando falleció el escritor brasileño.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo más Visto Nuevo Comentado

Lo último en La Prensa

Mario Etchelecu ‘Yo meto la mano en el fuego por Varela’

Mario Etchelecu. Mario Etchelecu.
Mario Etchelecu. LA PRENSA/Luis García

Mario Etchelecu se bandea hoy entre lo que quiere decir para agradar y lo que no debe decir para no disgustar.¿Cómo va su caso ...

Tecnología Snapchat cambia su nombre a Snap Inc. y lanza lentes de $130 capaces de grabar videos

Imagen de los nuevos lentes lanzados por la empresa. Imagen de los nuevos lentes lanzados por la empresa.
Imagen de los nuevos lentes lanzados por la empresa. AFP PHOTO / Snap Inc.

 La red social Snapchat cambiará su nombre corporativo a Snap Inc. e introducirá unas gafas llamadas "Spectacles" capaces de ...

Entretenimiento Recuento de los divorcios más sonados de Hollywood

Angelina Jolie pidió la custodia de sus seis hijos y solicitó al juez que autorizara las visitas de Brad Pitt. Angelina Jolie pidió la custodia de sus seis hijos y solicitó al juez que autorizara las visitas de Brad Pitt.
Angelina Jolie pidió la custodia de sus seis hijos y solicitó al juez que autorizara las visitas de Brad Pitt. AFP/Archivo

Alec y Kim. Depp y Heard. Brad y Angelina. Liz y... bueno, escoja uno. Desde que existe Hollywood, existen los escandalosos ...