Un festival familiar inseguro

RUMBA ITal como lo prometieron los organizadores del Movistar MusicFest Panamá, que se desarrolló en el Figali Convention Center, hubo mucha música y presentaciones estupendas: fueron más de 40 mil personas y 25 artistas en dos días.El sábado fue una noche de rumba casi sin parar. No hubo mayores incidentes. La suerte no fue igual el domingo.

¿FAMILIAR? I El domingo se prometió como un día familiar, pero los organizadores omitieron mencionar ciertos detalles. Por ejemplo, los altos precios de las comidas y bebidas: una botella de agua, una lata de soda o una cerveza costaban dos dólares. Para una familia era casi prohibitivo comprar algo y no se permitía la entrada a nada de "afuera". Eduardo, de 40 años y asistente el evento con su esposa y tres hijas, lo puso en perspectiva: "Lo que no cobraron en entrada se lo ganaron en las bebidas y comidas, todo está súper caro y con el calor a uno no le queda más que comprar; yo tengo tres niñas y se me está rompiendo el bolsillo".Tampoco ayudaba que solo hubieran tres puestos de comida para las casi 20 mil personas que fueron; ¡imagínese el desastre que era comprar algo!

SEGURIDAD I El domingo al mediodía no me dejaban entrar porque "no estaba acreditada", pese a que el día anterior sí lo estaba. Afortunadamente, luego de un par de llamadas, solucionaron el problema. En ese momento me pareció que había seguridad adecuada. Pero pronto cambié de parecer. Unos amigos me contaron que a ellos ni les pidieron los boletos ni los revisaron. A mi hermano lo asaltaron casi en las puertas del Figali mientras iba camino a su carro. Con pistola en mano se lo llevaron en un taxi, donde le quitaron el dinero, el celular y hasta la camisa, literalmente. Una muchacha de 15 años, justo en el momento de la corredera para entrar al Figali, le arrancaron la cartera. Iba a reclamar, pero lo que vio dentro del recinto fueron guardias de Tránsito. En esa misma corredera hubo una especie de caos: un niño de unos nueve años casi fue aplastado por la multitud, y la misma gente tuvo que sacarlo, de mano en mano. Había un par de bomberos cerca, pero estos no permitían que la gente se saliera de la multitud. No se podía ni respirar, y, al ser día familiar, los niños abundaban y deambulaban perdidos.

PUNTOS MENOS I De los artistas no escuché quejas, pero sí del espacio entre presentación y presentación. Además, una hora en largas filas para intentar comer, fue excesivo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo más Visto Nuevo Comentado

Lo último en La Prensa

VITRINA 211 mil personas visitan la Feria Internacional de David

Cada día llegan más personas a la feria. Cada día llegan más personas a la feria.
Cada día llegan más personas a la feria. Especial para La Prensa/Sandra Rivera

En los primeros días de la Feria Internacional de David un total 211 mil 284 personas ha participado de esta actividad, de ...

VIOLENCIA Milicia congoleña decapita a 42 policías

En los últimos días la ONU informó que desde enero ha descubierto más de una veintena de fosas comunes en tres provincias de Kasai. En los últimos días la ONU informó que desde enero ha descubierto más de una veintena de fosas comunes en tres provincias de Kasai.
En los últimos días la ONU informó que desde enero ha descubierto más de una veintena de fosas comunes en tres provincias de Kasai. AP

Una milicia congoleña decapitó a más de 40 agentes de policía luego de una emboscada en una región cada vez más violenta, ...