COSTUMBRES. Un mal trago.

No hay fiesta sin alcohol

‘Gran parte de la sociedad a nivel mundial no se siente capaz de divertirse y llevar una reunión amena sin consumir alcohol, el gran desinhibidor’. Marcos Gandásegui, sociólogo.

608923 608923
608923

En cualquier reunión festiva se puede acabar la comida e incluso no haber música y no pasa nada —pero cuando se acaba el licor y no hay indicios de que se va a comprar más— los invitados empiezan a despedirse.

Según el sociólogo Marcos Gandásegui, esta realidad se debe a que el consumo de la bebida ha sido reconocido "dentro de la cultura panameña y en muchos otros países" como un factor de integración social. Reduce la tensión en el ambiente y la gente se desinhibe impulsada por una sensación de bienestar.

Sin embargo, es ésta la sensación que hace que la persona se relaje hasta el punto de "irse con el gusto y olvidar cuántas copas o tragos ha ingerido".

"El panameño debe madurar y ponerle un alto al exagerado consumo del alcohol, pero esto no pasará hasta que se de cuenta que forma parte de un sociedad alegre que no necesita de alicientes para divertirse", expresó Gandásegui.

No se puede hablar de erradicar una tradición que viene desde las "comunidades primitivas humanas", pero sí se pueden aplicar normas que ayuden a disminuir los abusos del licor. La educación que los niños reciben en sus casas influye mucho (crecen viendo que no puede haber fiesta sin alcohol, y aunque papá quede ebrio no se cae el mundo).

El fácil acceso a la bebida y la poderosa propaganda que recibe la ha hecho casi invencible. Se necesitaría —apunta Gandásegui— regular ambas actividades.

CREENCIAS ERRÓNEAS

La doctora Amelia Chiu explicó que el ser humano cree que si no toma todos los días no es un alcohólico.

"Los hombres, principalmente, les gusta tomar todos los fines de semana con sus amigos, y de seguro más de una vez han debido quedar ebrios, por lo tanto manifiestan gran parte de los síntomas que enfrenta un alcohólico".

El Hospital Santo Tomás atendió entre noviembre y diciembre de 2004, dos mil 848 casos identificados como violencia doméstica, herida por arma de fuego y arma blanca (accidental e intencional). El 65% de los casos se cometió bajo la influencia del alcohol.

En tanto, el mayor Jorge Miranda, jefe del departamento de Operaciones del Tránsito, manifestó que según el estudio realizado por la entidad —basado en las estadísticas de años anteriores y en lo que va de 2005— se pronostica 40 víctimas fatales a causa del alcohol sólo en la ciudad capital.

Vea Consecuencias letales

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Tramo Marino Triple colisión y vuelco afecta tránsito por el corredor Sur

El informe preliminar de ENA detalla que fue una triple colisión en el corredor Sur. El informe preliminar de ENA detalla que fue una triple colisión en el corredor Sur.
El informe preliminar de ENA detalla que fue una triple colisión en el corredor Sur. Tomado de @TraficoCPanama

Lo que sabemos:La Empresa Nacional de Autopistas (ENA) informó que se trata de una triple colisión y vuelco.Ocurrió en ...

SALUD PÚBLICA 30 toneladas de alimentos, a la basura

Basura en el mercado agrícola Basura en el mercado agrícola
Basura en el mercado agrícola LA PRENSA

Dieciséis mil panameños complementarían su dieta con las 30 toneladas de vegetales, hortalizas y frutas que por día se pierden ...

Llevaba un cuchillo Hombre hiere a siete personas en Rusia y es abatido por la policía

El ataque se produjo en Surgut, una ciudad al noreste de Moscú, Rusia. El ataque se produjo en Surgut, una ciudad al noreste de Moscú, Rusia.
El ataque se produjo en Surgut, una ciudad al noreste de Moscú, Rusia. Tomado de dailymail.co.uk/The Siberian Times

Un hombre armado con un cuchillo apuñaló a siete personas en la calle en la ciudad rusa de Surgut (norte), antes de ser ...