Eres fuerte

465454 465454
465454

ESCUELA I Pronto empezarán las clases. Y con ellas la tortura para algunos estudiantes. Pero no solo los que no dan pie con bola y se la pasan sacando malas notas. También los que sufren acoso escolar. Algo que se traduce desde en burlas y palabras hirientes hasta agresión corporal. No deben ser pocos los desafortunados. Tras el aluvión de comentarios que recibí cuando escribí un artículo al respecto (el año pasado), concluí que el problema es mayor de lo que pensaba. Además implicaba a jóvenes y niños de todo tipo de centros educativos. Ni los más elitistas se escapaban de esta lacra. El abuso que se comete en las escuelas parecía ser el pan de cada día. Por eso prometí redactar otra columna más adelante. Pero no para dar una solución definitiva. Como le dije a una señora con la que hablé por ese entonces, para paliar el maltrato no hay fórmulas mágicas.

ALTERNATIVAS I Lo que sí puede hacerse es tomar ciertas medidas y valerse de algunas herramientas bastante útiles. Quizás la primera es saber con quién estamos tratando. Contrario a lo que se piensa, los abusadores no siempre son los alumnos inadaptados y pendencieros que inspiran a directores de películas. Investigaciones recientes apuntan a que los que más suelen atormentar y hacer la vida imposible a otros son los jóvenes que parecen seguros de sí mismos y populares. En otras palabras los chicos cool. Partiendo de eso ya se puede entender un poco cómo son los hilos que tejen los escenarios donde se promueve el acoso. Y es que cuando un chiquillo que es muy aceptado por el grupo se mete con otro, difícilmente recibirá desaprobación y menos crítica por parte de sus compañeros. Por el contrario, puede que se le unan a él para caerle en gracia y con un poco de suerte formar parte de su clan. Y de esta unión surgirá un abuso más fuerte ya que se ha nutrido de nuevos victimarios.Entre los estudiantes que no estén de acuerdo puede que haya un osado que se atreva a denunciar. Pero esto es muy raro. Por lo general estos se quedarán callados y optarán por no hacer nada. Así las cosas, la víctima se encuentra en muchas ocasiones sola. Sola ante el peligro. Imagínense los sentimientos de indefensión que pueden generarse. De hecho no es raro que tras esto presenten problemas de salud, incluyendo dolores de cabeza y de estómago e insomnio. Por todo ello, y ahí viene lo siguiente a considerar, es importante que estos niños reciban en casa el mensaje de que se les entiende y apoya. También que no tienen por qué tolerar que otro alumno les haga la vida imposible y que son fuertes.

MUY FUERTES I Y esto de la fortaleza, ¿cómo se la hago sentir? Me preguntaba la señora. Definitivamente que no por hipnosis ni nada parecido. De nada vale decirle a un niño que él no es débil y tiene recursos para defenderse si por otro lado se le mandan mensajes que le hacen poner en duda su valía personal. Por mi experiencia en el campo educativo he constatado que los estudiantes más vulnerables son los que no tienen un apoyo parental como es debido, ya sea por exceso o defecto. En contrapartida, los que logran salir airosos ya que pudieron demostrar que no tenían miedo o ignoraron a sus atacantes (actuaciones que le quitan al abusador el poder que tiene) son chiquillos que gozan de una buena estructura gracias a la crianza, cariño y consejos recibidos. Cuotas de esto necesitan sobre todo los niños que por algún motivo son diferentes. Por ejemplo los que tienen algún defecto en su anatomía, deficiencias intelectuales o problemas emocionales como los derivados de una depresión. Estos constituyen los blancos en los que se ceban los maltratadores. Con ellos habrá que hablar y hablar para que se suelten y expresen sus sentimientos. Al tiempo se les puede ayudar a cultivar un círculo de amigos con los que comparta aficiones y también animarlo a que traiga a la casa compañeros del salón. En su territorio se sentirá más seguro de sí mismo, algo que no pasará inadvertido para los otros niños que más adelante dejarán de verlo como un bicho raro. Por otro lado los padres deberán conversar con la consejera de lo que está pasando. Pero no para que ella haga una caza de brujas. Esto al igual que enfrentarse con el acudiente del abusador no haría más que agravar las cosas. En contrapartida, trasladar la inquietud al psicólogo del plantel es una buena opción. Éste podrá estudiar las estrategias siguientes con los implicados y dar al grupo charlas que hablen de la tolerancia y respeto. Aún así lo primordial es el soporte familiar. No hay que olvidar, que un menor que es feliz en su casa cuenta con más aplomo para salir airoso.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Juego de preparación Deulofeu y el videoarbitraje permiten a España vencer a Francia

Gerard Deulofeu (Der.) celebra su anotación con la selección española. Gerard Deulofeu (Der.) celebra su anotación con la selección española.
Gerard Deulofeu (Der.) celebra su anotación con la selección española. AFP

España se impuso a Francia por 2-0, este martes en el Stade de France, con la ayuda del videoarbitraje, que hizo que el ...

OFICIAL Theresa May firma la carta que iniciará el Brexit

Theresa May. Theresa May.
Theresa May. AFP

La primera ministra británico, Theresa May, firmó la carta oficial que remitirá el miércoles a Bruselas para estipular que ...

UNIDAD FAMILIAR Empieza discusión del proyecto de ley que crea la licencia por paternidad

Entre las aclaraciones que hizo Carles en la Comisión de Trabajo de la Asamblea fue que este permiso de paternidad solo sería otorgado por un máximo de dos veces al año. Entre las aclaraciones que hizo Carles en la Comisión de Trabajo de la Asamblea fue que este permiso de paternidad solo sería otorgado por un máximo de dos veces al año.
Entre las aclaraciones que hizo Carles en la Comisión de Trabajo de la Asamblea fue que este permiso de paternidad solo sería otorgado por un máximo de dos veces al año. LA PRENSA/Eric Batista

En la Comisión de Trabajo, Salud y Desarrollo Social de la Asamblea Nacional comenzó la tarde de este martes 28 de marzo la ...