De guerreros en la niebla

SUEÑOS DE NIÑO I A los siete años de edad tuve que confesarme por el pecado de querer ser un soldado.El cura me decía que un soldado muchas veces debía matar para cumplir con sus obligaciones militares. La confusión se apoderó de mí desde niño y la duda de crecer hacia una vida de condenación me perturbaba la existencia. Ser militar era lo único que me atraía con total vocación. Nada más dulce que el olor a pólvora, gloria y camaradería.

VISIÓN ACTUAL I Últimamente he leído al general Paredes declarar insistentemente que el mando de la policía debiese estar en manos castrenses y no en un civil de turno.Me atrevo a opinar sobre el tema ya que aún tengo tres pelos de gorila en mi pecho, que no he podido erradicar ni con cera, ni con pinzas.Mis pelos de gorila morirán conmigo.Un militar tiene a su haber montones de cosas buenas, su honor, su disciplina, su orden, su capacidad de organización, su perseverancia, y sobre todo su lealtad. Esto lógicamente funciona solamente en un papel borrador, ya que en la realidad son seres humanos igual que cualquier otro grupo social. Debido a su alto grado de organización y disciplina, un grupo de hombres armados, liderados por algún loco desquiciado, es muy eficaz en destruir cuando deciden volverse contra su pueblo.Igualmente son altamente eficaces en ayudar, cuando su líder es un hombre respetuoso de las leyes de su nación.El olor al sudor, el barro en el uniforme, el sentimiento infinito de pertenecer a una institución castrense es inigualable a cualquier otro sentimiento de machos.

NUNCA MÁS EN PANAMÁ I Nada tengo contra el ethos del guerrero y su proyección en la historia.Sólo que esos tiempos ya pasaron, esos tiempos jamás volverán.Panamá jamás debe de volver a crear una sociedad castrense, ni debe por ningún motivo regresar a escudarse debajo del uniforme militar. Parte de mí se alegra que los oficiales panameños se hayan escondido y huido de sus puestos de combate en la guerra que tuvimos contra los gringos.Y parte de mí se siente avergonzada de que la oficialidad panameña haya huido del campo de batalla, dejando a sus hombres abandonados a su suerte, deshonrando para toda una eternidad la institución que juraron defender con sus vidas.

LO QUE DEBEMOS HACER I Panamá, sufrió lo indecible con nuestra experiencia militar, mas no por eso debemos menospreciar a un militar. Sería como si debido a que nuestra experiencia democrática es un asco, nos demos por vencidos y escupamos la democracia.Panamá debe abocarse hacia un profesionalismo de su policía. No un profesionalismo basado en ejercicios de bayonetas y de gritos, sino en la creación de un cuerpo intachable de policías.Muchos desean un nuevo líder militar. Yo opino que esto sería un error que nos dividiría como nación.Un comisionado militar sería regresarnos a la época de las cavernas, no porque no se lo merezca, o porque no tengan la capacidad, o porque sea incorrecto, sino porque el tiempo del guerrero ya pasó.La semi- paz que tenemos hoy día no puede perderse, ni podemos darnos el lujo de no entender cuán grandioso es el significado de la palabra democracia.Jamás debemos volver atrás.Prueba de esta democracia, es el magnífico trabajo de su jefe actual, el señor Jaime Jácome, una labor que ha comenzado brillantemente limpiando la institución de sus elementos negativos. Prueba de esta democracia, es el respeto que cada día los agentes de la policía se ganan de todos los panameños, sin necesidad del antiguo tolete abusador.

ACABANDO CON LAS IDEAS VIEJAS I El guerrero debe morir, para que un cuerpo profesional de policías aparezca. Las ideas viejas algunas veces deben ser sustituidas por ideas frescas... esa es la ley de la vida. Se lo que siente mi general Paredes, pero somos guerreros caminando en la oscuridad de la niebla, somos el humo, el sable y la hierba. No insista más, nuestro tiempo ya pasó.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Deportes Roberto Chen se dio cuenta de su llamado en el camerino

Roberto Chen entrenó este lunes con la selección nacional. Roberto Chen entrenó este lunes con la selección nacional.
Roberto Chen entrenó este lunes con la selección nacional. LA PRENSA/Roberto Cisneros

El defensa del Árabe Unido, Roberto Chen, confesó que su llamado a la selección nacional de Panamá fue una sorpresa, se lo ...

aumenta la represión IDEA a ministros de la OEA: 'Den un paso adelante' ante la crisis venezolana

El documento establece que las manifestaciones han dejado 58 víctimas mortales, miles de personas heridas y 2 mil 459 detenidos. El documento establece que las manifestaciones han dejado 58 víctimas mortales, miles de personas heridas y 2 mil 459 detenidos.
El documento establece que las manifestaciones han dejado 58 víctimas mortales, miles de personas heridas y 2 mil 459 detenidos. AP/Fernando Llano