Los inicios del teatro en Panamá

RECUENTO - Rodrigo Miró señala que a pesar de opiniones contrarias, aquí en este Panamá, siempre hubo en la época colonial algo de actividad teatral. No sería tan intensa como en otras capitales latinoamericanas tales como La Habana, Lima, México o Bogotá, pero sí que era una realidad.Y tenía que ser así, en España el teatro y sus grandes gestores tales como Lope de Vega, Iriarte, Alemán; Rojas, el mismo Cervantes y tantos otros más, se encargaron de mantener entre un público cada vez más abundante, esa agradable, interesante e inteligente actividad que siempre gozó de gran popularidad.

Miró relata que fue entonces necesario esperar hasta 1790, cuando en esta capital, y según documentos hallados por Juan A. Susto, hubo grandes celebraciones entre las cuales sobresalieron varios días de funciones teatrales. La ocasión fue dada por la llegada al trono del rey Carlos IV de España.Desde el día 8 hasta el 11 febrero del año arriba citado, costeadas en parte por el comercio local y varias otras asociaciones se presentaron (¿qué teatros utilizarían?) varias comedias que lograron gran aceptación.A lo anterior hay que añadir la ausencia de artistas capaces de representar, así como de damas que también se atrevían a actuar ya que las actividades artísticas eran muy mal vistas entre aquella pazguata y relamida sociedad.

Entonces, los varones tuvieron que ocupar los papeles destinados a las damas, lo cual para entonces era algo bastante comprometedor.Fue necesario que transcurrieran 19 años para que en la ciudad de Penonomé se estrenara en 1809 una obra de teatro escrita por Víctor de la Guardia y Ayala para ser llevada a las tablas, se llamó La política del mundo.

Era una tragedia en tres actos, escrita en versos clásicos; tenía ocho cambios de escenarios, lo cual en aquellos tiempos estaría preñado de dificultades. Sería de admirarse la paciencia del selecto público y las horas que aquellos cambios de escenario significaron.Hemos leído en diferentes trabajos que a finales del siglo XIX Joaquín Vallarino, fundó una sala teatral (¿la primera?) en esta capital, situada en la misma manzana en donde quedó el Convento de la Concepción y después el Teatro Nacional y el Palacio de Gobierno (calle 3ra., San Felipe). Se le llamó Sarah Bernhardt en honor de la famosa artista francesa que para esa época debutó aquí también. Fue tan grande su éxito que luego al teatro le pusieron su nombre.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Liga Española Zidane: 'Era mejor no perder el clásico, pero no es más que un partido'

Zinedine Zidane está en su segunda temporada al frente del Real Madrid. Zinedine Zidane está en su segunda temporada al frente del Real Madrid.
Zinedine Zidane está en su segunda temporada al frente del Real Madrid. AFP

El técnico del Real Madrid, Zinedine Zidane, admitió este martes que hubiera sido "mejor no perder" frente al Barcelona, pero ...

Mundo Chile registra más de un centenar de réplicas tras sismo de 6.9 grados

En Santiago, el temblor sorprendió a la población al final de la jornada laboral.  En Santiago, el temblor sorprendió a la población al final de la jornada laboral.
En Santiago, el temblor sorprendió a la población al final de la jornada laboral. AFP

La zona central de Chile tuvo hasta este martes más de un centenar de réplicas del sismo de 6.9 grados de magnitud que sacudió ...

Conferencia Oeste de la NBA Warriors barren a Blazers y avanzan a segunda ronda

Stephen Curry (Izq.) volvió a ser el líder en la ofensiva de los Warriors. Stephen Curry (Izq.) volvió a ser el líder en la ofensiva de los Warriors.
Stephen Curry (Izq.) volvió a ser el líder en la ofensiva de los Warriors. AFP

Los Golden State Warriors vencieron a los Portland Trail Blazers 128-103 para barrer su serie 4-0 y avanzar así a la segunda ...