BIOSFERA. EL ARCHIPIÉLAGO DE LOS ROQUES.

Un mundo de coral

El área de 225 mil hectáreas la forman islas e islotes, que son un punto de encuentro de submarinistas. Ejemplares de gaviotas, pelícanos, guanaguares, garzas, pájaros bobos y tijeretas se hallan en la zona.

1048563 1048563
1048563

n la línea del horizonte, el cielo se confunde con el mar en una sinfonía de turquesas. Sobrevuelo las 225 mil hectáreas de remotas islas, que emergen del mar Caribe venezolano protegidas por una espectacular muralla viva de arrecifes coralinos.

Los Roques es un paraíso formado por medio centenar de islas vírgenes e islotes, rodeados por una gigantesca barrera de coral y playas de arenas acariciadas por aguas tibias que, en los últimos años, se han convertido en la meca del submarinismo, del relax absoluto y de la observación de la naturaleza marina.

El atolón de Los Roques se dispone rectangular alrededor de una gran laguna marina, que encierra centenares de cayos solitarios cubiertos de verdes bosques de mangle e inexpugnables arrecifes coralinos, en donde se dan cita gaviotas, pelícanos, guanaguares, garzas, pájaros bobos y tijeretas.

Muchas de sus islas son residencia de aves en nidificación. Otras, como Dos Mosquises, son usadas como estaciones biológicas para un proyecto de incubación y reinserción de pequeñas tortugas a su mundo acuático, que puede ser visitado previa coordinación con las agencias de viajes.

La isla Gran Roques es la capital de este archipiélago, que forma parte de un extenso parque nacional marino, fundado en 1972 para la conservación de la langosta y de la tortuga carey, especie que ha sido muy golpeada por la sobrepesca en el ámbito regional.

Mi primera visión de Los Roques resulta un amor a primera vista. Docenas de botes recién pintados se mecen en la orilla, mientras un grupo de viajeros dialoga con pescadores frente a la blanca capilla del pueblo. Centenares de pelícanos se lanzan como flechas en busca de peces a lo largo de la playa. El pueblo despierta, y un nuevo día comienza. Las posadas abren sus puertas, llegan las primeras avionetas y los hombres de mar preparan sus botes para los paseos cotidianos. Hay armonía y belleza indescriptible en esta joya antillana.

Los roquenses tienen mucho para sentirse orgullosos. Las visitas guiadas para el ecoturismo y la participación creciente de los pescadores locales en los servicios de transporte y hospedaje generaron una comunidad sana, con una auténtica conciencia conservacionista fundamentada en el negocio que brinda la conservación.

La isla fue poblada en un principio por pescadores, aunque en tiempos remotos fue visitada por las etnias caribes, que venían a practicar rituales funerarios en grandes canoas desde el continente. Después de la llegada de la conquista, las islas se convirtieron en refugio temporal de piratas y corsarios que planeaban ataques a la flota española, que partía con rumbo a España cargada con el oro y riquezas saqueadas del Nuevo Mundo.

A mediados del siglo XVII, la fabulosa riqueza pesquera de Los Roques sedujo a los habitantes de la vecina isla Margarita. Muchos llegaron a radicarse en la isla Gran Roques y sus descendientes siguen aquí, transmitiendo a los visitantes las aventuras de sus antepasados.

Pasados los años de la primera colonización por parte de los pescadores, vino la merma de las especies marinas debido a la sobreexplotación de los recursos marinos. Por ello, llegaron científicos y conservacionistas convencidos de que este era un ecosistema privilegiado que había que proteger. Los resultados de gestiones efectivas, de vedas y de capacitación de los pescadores en el negocio del ecoturismo lograron la recuperación de los hábitat y de las especies que los usan.

Hoy, el parque marino de Los Roques se constituye en un modelo a imitar en otras latitudes. El sol cae ahora sobre un mar que parece de fuego puro, agitado por un cardumen enorme que me confirma la recuperación de un tesoro natural, refugio de vida perdido en pleno océano Atlántico.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo más Visto Nuevo Comentado

Lo último en La Prensa

Operación Rescatistas panameños buscarán a desaparecidos en Linda Vista

Equipo USAR Panamá arriba a suelo mexicano. Equipo USAR Panamá arriba a suelo mexicano.
Equipo USAR Panamá arriba a suelo mexicano. Cortesía/Sinaproc

Rescatistas de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) ya se encuentran en México para reforzar las labores de rescate y asistencia ...

cifra de muertos sube a 245 México aún lucha para rescatar sobrevivientes tras sismo

La señal de silencio (el puño en alto) en la escuela Enrique Rébsamen se da para que los rescatistas puedan escuchar algún ruido que les señale dónde hay una persona con vida. La señal de silencio (el puño en alto) en la escuela Enrique Rébsamen se da para que los rescatistas puedan escuchar algún ruido que les señale dónde hay una persona con vida.
La señal de silencio (el puño en alto) en la escuela Enrique Rébsamen se da para que los rescatistas puedan escuchar algún ruido que les señale dónde hay una persona con vida. AP/Marco Ugarte

A pesar de la lluvia que caía sobre la Ciudad de México la noche del miércoles, rescatistas seguían trabajando con ...

CINE 'Una mujer fantástica' podría hacer historia en los Oscar

Daniela Vega, de 28 años, protagoniza la cinta de Sebastián Lelio Una mujer fantástica. Daniela Vega, de 28 años, protagoniza la cinta de Sebastián Lelio Una mujer fantástica.
Daniela Vega, de 28 años, protagoniza la cinta de Sebastián Lelio Una mujer fantástica. AP

Una chilena ofrece una de las actuaciones más comentadas del año y algunos esperan que sea la primera actriz transgénero en ...