VIENE DE LA 1B.

De pinceles y tenedores

Para el maestro, la comida tiene cierta obligación de la que el arte carece: nadie muere por falta de arte.

. El arte y la gastronomía confluyen de muchas formas. . El arte y la gastronomía confluyen de muchas formas.
. El arte y la gastronomía confluyen de muchas formas.

La mente de Juan Carlos Marcos, pintor cuya retrospectiva engalana este mes las paredes del Museo de Arte Contemporáneo, dista de ser lineal y sus sinapsis aleatorias producen la riqueza visual que engalana su obra gráfica y que en lo literario se traduce en fecundos comentarios sobre la condición humana.

Sin embargo, en el tema comida, sus necesidades vuelven, siempre, a lo básico.

En él, el tema gastronomía va directamente al meollo: alimentación disponible.

Su infancia, transcurrida en un pueblito "al margen del margen" de Buenos Aires, marca su preferencia por las comidas sencillas, y sus experiencias juveniles en París ("hambre real, de chupar calcetines metafóricos", dice) y Madrid (donde "por subsistir a base de ajo con pan, de un mal eructo despejé el espacio circundante en una sala de cine", comenta con absoluta seriedad) las preocupaciones alimentarias de Marcos no están supeditadas a su esteticismo visual.

Para el maestro, podríamos decir, la comida tiene cierta obligación de la que el arte carece: si bien la una y el otro tienen sendas responsabilidades para con cuerpo y alma, nadie muere por falta de arte.

No obstante, siente que el arte y la gastronomía confluyen de muchas formas.

Desde el argot de otros tiempos, donde se hablaba de "cocinar" como metáfora para el proceso creativo, hasta los puntos en común de ambos: una mezcla de texturas, colores (olores, sabores), la experimentación en ambos procesos "de repente le echas cualquier cosa, chorreas una pintura, estás experimentando para obtener un resultado que te satisfaga; en la cocina experimentas, se mueren 27 platos por el camino hasta que sacas algo que te gusta".

"Además", dice, "hay otro riesgo adicional: que te guste a ti. Con la pintura es igual, después lo expones y no le gusta a nadie".

EL MARTINI ES ARTE Y CIENCIA

Juan Carlos Marcos cocina "al ojo", pero a la hora de preparar un martini, prima la ciencia: el hielo, de un tamaño que enfríe la ginebra lo suficiente, pero no se deslía; tres onzas de ginebra, sacudida dentro de la coctelera con hielo, que luego vierte en una copa previamente enjuagada con vermouth seco. Aceituna sin pimentón, lo que considera una aberración, al igual que el vodka martini.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Baloncesto de la NBA Celtics retirarán el número 34 de Paul Pierce

Paul Pierce jugó 15 temporadas con los Celtics. Paul Pierce jugó 15 temporadas con los Celtics.
Paul Pierce jugó 15 temporadas con los Celtics. AP

Los Celtics de Boston retirarán el número 34 de Paul Pierce durante el partido del 11 de febrero contra los Cavaliers de ...

Polémica Juez rechaza cerrar caso de Roman Polanski

Polanski se declaró culpable de abusar sexualmente de Geimer cuando ella tenía 13 años. Polanski se declaró culpable de abusar sexualmente de Geimer cuando ella tenía 13 años.
Polanski se declaró culpable de abusar sexualmente de Geimer cuando ella tenía 13 años. AFP/Archivo

Un juez de Los Ángeles rechazó la solicitud encarecida de la víctima de Roman Polanski para cerrar caso por abuso sexual ...

Fútbol alemán Bayern vence a Leverkusen en arranque de campaña; se estrena el videoarbitraje

Corentin Tolisso aportó al triunfo del Bayern con un gol. Corentin Tolisso aportó al triunfo del Bayern con un gol.
Corentin Tolisso aportó al triunfo del Bayern con un gol. AFP

El Bayern Múnich comenzó la temporada de la Bundesliga de la manera habitual, con un triunfo. Pese a carecer de dos astros ...